Murales y Vitrales

Se podría hablar de los muralismos de Walter Solon Romero, pues el artista crea en múltiples dimensiones. Primordialmente es un artista, pero es doblemente profesor por lo que enseña en sus murales y por los estudiantes de arte que suben a los andamios con él. También es un alquimista, experimentando con diversos medios: el fresco, la piroxilina, el vidrio, el cemento y sustancias misteriosas y milenarias.

Santiago de Chile, 1948. Le contratan a Solón a hacer su primer fresco en un edificio: Bolivia y el Mar capta una Bolivia soñando su mar ausente. Cambio político en Chile: el atropello de 1879 se repite el mural de Solón, en el actual Museo Nacional de Bellas Artes, es ocultado por una capa de estuco (sulfato de calcio). Pero el fresco (carbonato de calcio) no se mezcla con estuco. Bolivia y el Mar todavía se puede recuperar.

UNIVERSIDAD POPULAR 1949 (VITRAL)

¡Qué ironía! La idea de Bolivia y el Mar causó menos polémica en Chile que la idea de Universidad Popular en Sucre. ¡Cómo introducir a indios en un vitral sobre la universidad! , dijo un opositor. El criterio del rector Guillermo Francovich se impuso, y al final, el vitral tuvo éxito. Solón usó técnicas de la edad media, también fundiendo vidrios de dos colores distintos para lograr terceros colores no disponibles.

JAIME ZUDAÑEZ Y LA REVOLUCION DE MAYO- 1950

¿Cómo pintar un mural sobre Jaime Zudañez, ideólogo del movimiento independentista, sin un buen retrato? El artista combinó descripciones narrativas de los archivos históricos para reconstruir un retrato de su modelo invisible. Zudañez fue uno de los Doctores de Charcas. Ahora los bolivianos pueden ver cómo es la figura de uno de sus héroes. La policía debe contratar a Solón para crear retratos de personas buscadas.

MENSAJE A LOS MAESTROS DEL FUTURO – 1953

Resulta curioso que justo cuando Solón pintaba el mural Carnaval Indio (1953) en una casa particular en Sucre, en la calle se celebraba un festival español: Día de San Juan. Gladys, la enamorada de Solón trabajó como su ayudante. En Sucre en este día es costumbre mojarse. Los dos pintaban adentro y después se lavaban afuera. Carnaval Indio, refleja el ambiente festivo en el cual se pintó.

Escuela Nacional de Maestros, 1953. Solón maestro y Solón pintor se fusionan en un mural en piroxilina, Mensaje a los Maestros del Futuro. Es la antigua agonía entre la materia y el espíritu la esclavitud a la ignorancia, a la mina, a la máquina, culminando en el pesado gris de un guerrero ciego y feudal, ignorancia vencida por la transformación quijotesca a la justicia y la paz, presidida por el Maestro, sereno Sembrador

MENSAJE DE PATRIA LIBRE -1955

En 1955 Solón y sus seguidores pintan el mural en piroxilina en el Colegio Nacional de Junín. Es un hito en la carrera del maestro. El tema de la independencia de Bolivia se une con la independencia de los pintores de Anteo. El dinamismo entre línea y color, distancias y profundidad, representa la cúspide del Grupo Anteo y su final. El maestro sabiamente se da cuenta que sus seguidores están listos a tomar sus propios caminos.

Mensaje a los Maestros del futuro, piroxilina, Escuela Normal de Maestros de Sucre, Bolivia, 1953
Mensaje a los Maestros del futuro, piroxilina, Escuela Normal de Maestros de Sucre, Bolivia, 1953

En 1957, Solón logra construir una casa en Sucre. Adentro, pinta un gran friso sobre temas del valle. Este mural representa otro nuevo concepto estético. Son imágenes de la cosecha de naranjas, y cada naranja es una cerámica. Es la combinación de cerámica pintada y fresco. Solón vende la casa para irse a La Paz. El nuevo dueño destruye el mural y pone cuadros baratos de flores mal dibujadas. Cada quien con su gusto.

HISTORIA DEL PETROLEO 1958

¿Cuántas personas habrán pasado por el Mercado Camacho sin haber entrado en el edificio de YPFB para apreciar este impresionante fresco? Goyo, que, en Uyuni, no había dejado entrar a su taller a su hermanito travieso, Wálter, ahora es su asistente. Después del boceto, se tuvo que extender un enorme cartón del mismo tamaño del mural para el dibujo inicial. Después pintarlo, sin poder retocar.

Historia del Petroleo, fresco, Edificio de YPFB, La Paz, Bolivia, 1959
Historia del Petroleo, fresco, Edificio de YPFB, La Paz, Bolivia, 1959

La cal se pudre y se apaga, echando agua para que se haga hidróxido de calcio. La cal despide humos. Entre más que se deja la mezcla, se hace más resistente, y el molle le da permanencia. Se golpea la mezcla para que se suavice. Esta superficie no permite retoques y se pintó en 38 días. Las extensas alas del cóndor protegen las sorprendentes imágenes, desde lo prehispánico hasta lo moderno

DON QUIJOTE Y TUNUPA
DOS MURALES QUE SE SALVAN

En 1959, Solón pinta dos murales dentro de una casa en La Paz. El dueño aprecia los murales. En una pared, Solón pinta, en azules a la piroxilina, Don Quijote.

En otra pared, en rojos a Tunupa predica los valores de la mitología andina. Al morir el dueño, sus herederos le llaman a Solón. La OPS traslada los murales a los salones de la Prefectura, donde inauguran los murales, 1998. Solón no es invitado por el gobierno de Banzer.

Lo que se destaca de Don Quijote y Tunupa es su movimiento feroz, su perspectiva dinámica, y su tremendismo, pues en vez del detallismo de muchos murales, estos tienen protagonistas gigantes que saltan de la pared. El Quijote, lanza en mano, sobre un Rocinante que salta. Sancho sobre su burro. El Illimani que parece como a 57 kilómetros en el fondo. Tunupa parado en su totora lanzando un grito de agonía

HISTORIA DE LA AVIACIÓN 1961

A la izquierda, el Oriente. A la derecha, sitios andinos, donde se destaca la ausencia de mar. En medio de los dos territorios apartados, la figura de Icaro, rieles que desaparecen en el cielo infinito, y un avión, símbolo de la integración nacional y la comunicación al exterior de un país antes aislado por falta de mar. El piloto modelo al lado del avión es un héroe verdadero de la aviación boliviana que después muere en un accidente de avión

MURAL DE LA REVOLUCIÓN 1964

El gran mural en el Monumento de la Revolución en La Paz tiene cuadro fachadas. Las primeras dos, sobre el pasado histórico, pintados por Miguel Alandia, fueron hechas sobre cemento y cal. A Solón le toca la parte sobre el futuro. Por la unidad de la obra, se ve obligado a seguir pintando sobre cemento y cal, sabiendo que este tipo de base no es muy duradero. El mural ya está deteriorado y hace falta restaurar.

Esta obra incluye varios temas. Un campesino es dueño de su destino, dando paso a recoger la tierra. Un maestro representa la reforma educativa. La nacionalización de las minas está simbolizada con unos mineros perforando un socavón. Sobresale un ejército que, en vez de masacrar a su propio pueblo, ahora está rodeado por los niños. Hoy día Solón reconoce que estos ideales pintados en 1964 se han desvirtuado.

Solón tiene la misma suerte que los muralistas de la Revolución Mexicana. Las reformas que se cumplen en el arte no se cumplen en la política de los gobiernos llamados revolucionarios. La triste simbología de esta realidad está en la escena pintada por Solón en que el ejército se solidariza con el pueblo. A esta escena se le ha perforado de balas soldados solidarios con el pueblo baleados por soldados que reprimen al pueblo.

EL RETRATO DE UN PUEBLO 1986-1989

Quizás Retrato de un Pueblo sea el mural más ambicioso de Solón porque en cuatro paredes grandes del Salón de Honores en la Universidad Mayor de San Andrés, abarca toda la historia de Bolivia hasta 1989, fecha de su inauguración. El Rector Pablo Ramos dijo que el mural es el más caro mensaje de bolivianidad de nuestro momento histórico, y agradeció el sentido social del artista que había obsequiado la obra.

El Retrato de un Pueblo B

El Retrato de un Pueblo, piroxilina, Salón de Honor Universidad Mayor de San Andrés, La Paz, Bolivia, 1996-1998
El Retrato de un Pueblo, piroxilina, Salón de Honor Universidad Mayor de San Andrés, La Paz, Bolivia, 1996-1998

El mural abarca la cultura nativa, la época colonial, los héroes de la independencia y las luchas de reivindicación hasta la época presente, enfocándose en el papel del pueblo como actor en su historia. No basta una representación de hechos, sino un trasfondo emotivo que inquieta el espíritu de la sociedad que nos rodea. Rivera, Orozco, Siqueiros, y para Bolivia, Solón Romero, enriqueciendo la tradición muralista

Tambien realiza otros murales entre los que se destacan Salud para el Pueblo (1985) y el Cristo de la Higuera (1995). Además pinta dos murales inconclusos sobre la historia de la coca y fragmentos de su vida.