Tintas: Flores y Paisajes

Solón produjo más de 30 tintas de flores y paisajes, una técnica que aprendió en un viaje a China.

La técnica con la que se ejecuta la tinta china exige precisión, espontaneidad y cálculo, puesto que no es posible corregirla ni repintarla. En una tinta el papel no se pinta sino se tiñe, se impregna y no se puede tapar una mala pincelada con otra.

Esta serie la realizó en 1979 para festejar la caída de la dictadura de Banzer. Sin embargo, como dijo el propio Solón “la primavera duro muy poco porque después vinieron otros cruentos golpes de estado (Natusch Bush 1979 y Garcia Meza 1980)

Quedan muy pocas tintas de Solón ya que por su formato decorativo fueron las más vendidas, a diferencia de sus obras clásicas que se caracterizan por su contenido social.