Librepensadoras: Líneas transformadoras

Esta muestra de Solón (1923-1999) contiene una selección de más de cincuenta dibujos, pinturas, retablos, grabados y tejidos que tienen en común un tipo particular de figuras donde las líneas de trazo continuo buscan rescatar la esencia a través de la síntesis de la forma. Son dibujos de múltiples mensajes que articulan diversos tiempos y espacios. Son ideas que saltan de la línea a la textura buscando una existencia en cuatro dimensiones. Son imágenes que invitan a dejarse llevar por la imaginación libre de dogmatismos y convencionalismos.

Los títulos de estas obras son muy sugerentes: El inconformista, Las cuatro estaciones de una idea, Muerte de una utopía, Repensando la Esperanza entre otros.

La exposición Librepensadoras: Líneas transformadoras recorre cinco ambientes.

El primero lleva el título de Entre líneas recordando la primera exposición de estos dibujos a pluma en la ciudad de Nueva York (1968). Entre líneas es un homenaje al dibujo y a la abstracción. Para estas imágenes el principio de la creación es la línea simple y rebelde que se transforma en idea.

El segundo espacio se denomina Ideas Rasantes (1968). Son pinturas de colores grises, azules y verdes claros que sólo emergen cuando la luz les llega en sesgo. Para estas obras todo a nuestro alrededor son texturas que dan vida a las líneas. En esa medida, para descubrir los trazos de nuestra creación es fundamental encontrar los relieves de nuestra imaginación.

Una tercera pequeña sala alberga una Selección de Grabados del mismo estilo (1968 – 1985) en tributo a la reproducción del libre pensamiento que es una suerte de huella que se transforma en el tiempo.

Un cuarto momento lo constituyen los Retablos Inconclusos que el artista no pudo terminar porque le llegó el final.  Aquí las figuras se han transformado en seres de alto y bajo relieve que cuentan historias para recordarnos que nuestro destino es interpelar o morir.

Un quinto espacio lo constituye una selección de tejidos a lana de alpaca que forman parte de la serie Tras la urdimbre perdida (1976). Aquí el artista nos enseña que una imagen puede vivir sin la línea cuando captura su sustancia, y nos recuerda que las ideas transformadoras no surgen en un atardecer, sino se tejen con paciencia.

Librepensadoras: Líneas transformadoras se inaugura el 19 de Mayo en la Casa Museo Solón, Avenida Ecuador Nº2517, La Paz, Bolivia.