Infográfica: 14 razones para decir NO a las megahidroeléctricas

TUNUPA 107 CONTRATAPA

Haz click aquí para verlo en pantalla completa

1. Los embalses de las mega hidroeléctricas son una de las principales causas de la deforestación y destrucción del hábitat de pueblos, animales y plantas. El Bala y el Chepete deforestará más de 80.000 hectáreas de bosque amazónico.

2. Las mega hidroeléctricas provocan grandes inundaciones. El Chepete creará el cuarto lago y Rositas el quinto lago más grande de Bolivia.

3. Las mega hidroeléctricas desplazan a miles de familias e inundan territorio de las Naciones y Pueblos indígenas.

4. Las mega hidroeléctricas no se hacen garantizando la consulta para el consentimiento previo, libre, informado y de buena fe de los pueblos indígenas y las poblaciones afectadas.

5. Las mega hidroeléctricas obstaculizan la libre circulación de las embarcaciones, los peces y provocan perdida del volumen de agua río abajo, reducción de la cantidad de peces autóctonos y efectos negativos sobre la fertilidad de los suelos y humedales.

6. Las represas de las mega hidroeléctricas aumentan la concentración de componentes químicos tóxicos como el mercurio en los ríos y embalses.

7. Las medidas de mitigación de los graves impactos sociales y ambientales de las mega hidroeléctricas generalmente fallan.

8. Las mega hidroeléctricas no son energía renovable y contribuyen al cambio climático con grandes emisiones de gas metano que se produce por la descomposición de la vegetación sumergida bajo el agua.

9. Las mega hidroeléctricas terminan generando mucha menos energía de la que anuncian en un principio, y acaban costando mucho más de lo presupuestado.

10. Las mega hidroeléctricas constituyen una gran fuente de endeudamiento externo. Si se hace las represas del Chepete, El Bala y Rositas la deuda externa de Bolivia se multiplicará por dos.

11. La construcción de mega hidroeléctricas ha sido fuente de gran corrupción en muchas partes del mundo.

12. En la actualidad existen fuentes alternativas de generación eléctrica menos dañinas y más rentables cómo la energía solar, eólica y las pequeñas hidroeléctricas de pasada.

13. Endeudarse para construir mega hidroeléctricas sin tener un mercado asegurado de exportación es asesinar el futuro de Bolivia.

14. Las mega hidroeléctricas son un modelo obsoleto de desarrollo del siglo pasado. El futuro no es la exportación de electricidad a lo largo de miles de kilómetros sino la producción, almacenamiento y consumo locales de energía renovable.

Día Internacional de Acción contra las Represas y por los Ríos, el Agua y la Vida

Infográfica: Medio Grado hace una GRAN diferencia

Así como la temperatura normal del cuerpo humano es de 37ºC, la temperatura promedio del planeta Tierra ha sido de 14ºC durante los últimos siglos. Sin embargo, debido a la extracción y quema de combustibles fósiles (carbon, petróleo, gas natural), la deforestación y el uso de agroquímicos la temperatura se ha incrementado en 1ºC hasta el 2015 y los impactos los estamos sufriendo en todas partes del planeta. Ahora, avanzamos hacia un incremento de 1,5ºC en las próximas décadas y un incremento de 2ºC para la segunda mitad de siglo. 91 expertos de 40 países del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático presentaron a fines del 2018 un informe especial sobre las implicaciones de un incremento de la temperatura de 1,5ºC y 2ºC. La siguiente infográfica sintetiza algunas de sus conclusiones.

Infográfica: Consulta para el Consentimiento Libre Previo Informado y de Buena Fe


Haz doble click para verlo en pantalla completa

Los elementos de la consulta para un consentimiento libre, previo, informado y de buena fe están interrelacionados y no deben ser aislados o fragmentados. El objetivo de la consulta es buscar el consentimiento de los pueblos indígenas antes de la adopción y aplicación de cualquier ley, proyecto u acción susceptible de afectarlos (previo), no debe haber interferencias ni presiones (libre), debe facilitar toda la información de manera oportuna, objetiva, precisa y adecuada (informado), debe darse en un clima de confianza (buena fe) y respetando los usos y costumbres, formas de organización y autoridades de los pueblos indígenas.