#Jo45years

Español

The last time he was seen was on February 2, 1972. His mother saw him from a distance when she brought his lunch to the prison of Pari in Santa Cruz. He did some signs over the red roses of a tablecloth. She didn’t understand the message. She wondered why he wore a thick sweater when it was so hot.

When she returned in the afternoon, he was gone. They told her that he had been taken to the police station for further interrogation. She looked for him in the night, she looked for him the next day, she searched him for 40 years.

José Carlos Trujillo Oroza was 22 years old. He disappeared during the military dictatorship of Banzer together with Carlos López Adrián and Alfonso Toledo Rosales. Decades later the press asked Banzer about the disappeared. The dictator replied: “they were not angels”. The outraged mother responded: “if my son had any responsibility he should have been judged, but never tortured and even less, disappeared with two other young boys.

Gladys Oroza de Solón died 40 years after the disappearance of Jo. In the year 2000 she was able to obtain a sentence of the Inter-American Court of Human Rights against the State of Bolivia for this fact. Almost at the end of her life she achieved a resolution of the Supreme Court of Justice of Bolivia that sanction some of the authors of the torture and disappearance of her son. However, her life was not enough to discover the truth of what happened that February 2 and to find his remains.

Today we remember 45 years and the search continues. #Jo45years

More information: https://fundacionsolon.org/jose-carlos/jo/

#Jo45años

English

Se lo vio por última vez el 2 de febrero de 1972. Su madre lo observó a la distancia cuando le llevó el almuerzo a la prisión del Pari en Santa Cruz. Él le hizo unas señas sobre un mantel de rosas rojas. Ella no comprendió el mensaje. Le llamaba la atención que tuvieran puesta una chompa gruesa cuando hacía tanto calor.

Cuando volvió en la tarde, ya no estaba. Le dijeron que lo habían llevado a la Central de Policía para un nuevo interrogatorio. Lo buscó en la noche, lo buscó al día siguiente, lo buscó por 40 años.

José Carlos Trujillo Oroza tenía 22 años. Desapareció durante la dictadura militar de Banzer junto a Carlos López Adrián y Alfonso Toledo Rosales. Décadas después la prensa le preguntó a Banzer por los desaparecidos. El dictador contestó: “no eran angelitos”. La madre indignada respondió: “si mi hijo tuvo alguna responsabilidad debió haber sido juzgado, pero jamás torturado y menos hecho desaparecer junto a otros dos jóvenes”.

Gladys Oroza de Solón falleció 40 años después de la desaparición del Jó. En el año 2000 logró que la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenara al Estado de Bolivia por este hecho. Casi al final de su vida consiguió que la Corte Suprema de Justicia de Bolivia sancionara a algunos de los autores de la tortura y desaparición de su hijo. Sin embargo, su vida no le alcanzó para descubrir la verdad de lo que pasó ese 2 de febrero ni para encontrar sus restos.

Hoy se recuerdan 45 años y la búsqueda continua. #Jo45años

Mas información: https://fundacionsolon.org/jose-carlos/jo/

Hace más de 25 años que no se donde poner estas flores

José Carlos Trujillo Oroza “Jó” fue detenido desaparecido junto a otros dos jóvenes de la prisión de El Pari en Santa Cruz, Bolivia, durante la dictadura de Banzer el año 1972. Su madre Gladys Oroza de Solón Romero buscó la verdad, la justicia y sus restos por 40 años hasta su muerte en el año 2012. Hoy la búsqueda continúa #JoHastaEncontrarlo

Ya son 43 años pero siguen siendo 22. La búsqueda del Jó y la justicia continúan

Tunup@ Nº 02/2015

#Jo43años (versión en ingles)

El 2 de febrero de 1972, hace 43 años, José Carlos Trujillo Oroza, fue visto por última vez por su madre Gladys Oroza de Solón, para nunca más ser encontrado. Sólo tenia 22 años. Jó, como le llamaban con cariño sus seres queridos, había sido detenido hace 41 días en la prisión de “El Pari”. Fue detenido por miembros de la Dirección de Orden Político (DOP) de Santa Cruz. Fue brutalmente torturado, pero de sólo pensar en el dolor que causaría a su madre ocultaba sin éxito sus grotescas heridas. Jó era un joven activista lleno de esperanzas y sueños inspirados en el Che Guevara. Eso era muy peligroso en tiempos de la dictadura de Hugo Banzer Suárez. En un abrir y cerrar de ojos, Jó desapareció de un cárcel pública. Otros dos detenidos desaparecieron con él aquel fatídico día, Carlos López Adrián y Alfonso Toledo Rosado. Continúa leyendo Ya son 43 años pero siguen siendo 22. La búsqueda del Jó y la justicia continúan

43 years ago, he was 22: The struggle to find Jó and to bring justice continues

Tunup@ Nº 02/2015 E 

#Jo43años (version en español)

On February 2, 1972, 43 years ago today, José Carlos Trujillo Oroza, was last seen by his mother Gladys Oroza de Solón, and would never be found again. He had only been 22 years old. Jó, as he was fondly called by his loved ones, had been in the infamous State prison called “El Pari” for 41 days. He had been detained by the members of the Political Control Department (DOP) of the city of Santa Cruz. He was brutally tortured, but thinking of the pain it would cause his mother, who would visit him regularly, he had tried unsuccessfully to hide his grotesque wounds from her. Jó was a young activist full of hopes and dreams inspired by Che Guevara. This was very dangerous in times of the cruel and brutal dictatorship of Hugo Banzer Suarez.  And in the blink of an eye, Jó was gone, disappeared from within the steel bars he was imprisoned in. Two other prisoners disappeared with him that fateful day, Carlos López Adrián and Alfonso Toledo Rosado. Continúa leyendo 43 years ago, he was 22: The struggle to find Jó and to bring justice continues

El “Jó” en la Piedra.

El JO en la piedraJó fue toda la vida. Su apodo era su nombre de guerra. José Carlos Trujillo Oroza tenía 22 años cuando fue detenido y torturado brutalmente en la prisión de “El Pari” de la ciudad de Santa Cruz. Su madre, Gladyz Oroza de Solón, lo vio por última vez el 2 de febrero de 1972. Eran los tiempos de la dictadura de Hugo Banzer Suarez. Esta es una parte de su historia. La otra parte sólo la conocen sus verdugos y la piedra. Esa piedra que en el imaginario de Solón representa la memoria del inconsciente colectivo de la historia a la cual nadie ni nada puede escapar.

Solón, Pablo. 1ra Edición 2012. 325 pág.  Bs. 50

Versión electrónica del libro El Jó en la Piedra