Rositas y el Reasentamiento Involuntario

¿Quiénes serán las y los afectados y a dónde irán a parar las comunidades afectadas por el proyecto hidroeléctrico Rositas? ¿Cuál es el área de impacto directo e indirecto del proyecto? ¿Qué dicen al respecto los Términos de Referencia del Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental del Proyecto Hidroeléctrico Rositas? Continúa leyendo Rositas y el Reasentamiento Involuntario

Especies afectadas por la mega-hidroeléctrica Rositas

Unas tres mil especies de fauna y flora se refugian en las Áreas Protegidas a ser impactadas por la hidroeléctrica Rositas. De éstas, al menos siete especies de fauna y 161 especies de flora son endémicas; 14 aves y mamíferos y 161 tipos de flora poseen distintos niveles de riesgo de extinción, cuya vulnerabilidad aumentará con las obras e impactos ambientales de la enorme represa, que se construirá sobre el Río Grande en Santa Cruz.

Más información: Las áreas (des)protegidas de Rositas

Las áreas (des)protegidas de Rositas

Marielle Cauthin

La fauna y la vegetación que habita en los alrededores de lo que podría ser la hidroeléctrica Rositas en Santa Cruz es sobrecogedora: la paraba frente roja que es endémica de Bolivia, convive junto a otras especies amenazadas como el cóndor de los andes, el tucán o el gavilán azulado. Se estima que en la zona habitan cerca de cuatrocientas especies de aves, mientras más de dos mil clases de plantas son parte de diferentes tipos de bosques por donde se desplazan jucumaris, antas, jaguares, pumas, monos, entre más de una centena de mamíferos, y más de sesenta especies de peces como el sábalo, dorado o surubí, que son base de la dieta de las familias del lugar. Continúa leyendo Las áreas (des)protegidas de Rositas

Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza visitará Bolivia por caso TIPNIS

El 8 de noviembre de 2017, el Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza en su cuarta sesión realizada en Bonn, Alemania, escuchó el caso del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Secure (TIPNIS) presentado por el presidente de la Subcentral de Pueblos Indígenas del TIPNIS, Fabián Gil y la presidenta de la Organización de Mujeres del TIPNIS Marqueza Teco Moyoviri de Maleca (ver resolución del TIDN sobre el TIPNIS). Continúa leyendo Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza visitará Bolivia por caso TIPNIS

TUNUPA 104: Consulta para el Consentimiento Libre Previo e Informado de los Pueblos Indígenas

Invitamos a leer el TUNUPA Nº104 dedicado al tema de la Consulta y Consentimiento a los pueblos indígenas en Bolivia. Formato PDF

Índice: 

14 razones para decir NO a las mega hidroeléctricas en este 14 de Marzo

1. Los embalses de las mega hidroeléctricas son una de las principales causas de la deforestación y destrucción del hábitat de pueblos, animales y plantas. El Bala y el Chepete deforestará más de 80.000 hectáreas de bosque amazónico.

Continúa leyendo 14 razones para decir NO a las mega hidroeléctricas en este 14 de Marzo

Mega Hidroeléctricas: La “consulta” sin consentimiento

En los Términos De Referencia (TDR) de los Estudios de Evaluación de Impacto Ambiental (EEIA) de las mega hidroeléctricas de El Bala-Chepete (Beni) y Rositas (Santa Cruz) se establece una “consulta pública” que no guarda ninguna relación con la consulta libre, previa e informada establecida en el Artículo 30 y el Artículo 352 de la Constitución Política del Estado, ni con el Convenio Nº169 de la OIT o con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas.

Los pueblos indígenas y las poblaciones afectadas no han sido preguntadas, ni han definido y acordado con las autoridades cómo será el calendario de la consulta, cuáles serán los procedimientos a aplicarse, la documentación a distribuirse, los idiomas a emplearse, la asesoría especializada que requieren, ni el presupuesto necesario para la realización de la misma. La “consulta pública” para estas mega hidroeléctricas es sólo para: a) dar una información muy reducida, b) escuchar algunas preocupaciones y c) aclarar algunas dudas. En ningún caso se menciona la búsqueda del consentimiento libre, previo, informado y de buena fe de los pueblos indígenas.

El Bala-Chepete

En el caso de El Bala-Chepete, la consultora italiana Geodata tiene un contrato combo por 11,8 millones de dólares para realizar: a) el diseño final de las dos mega hidroeléctricas, b) el EEIA, c) la “consulta pública” y d) los Términos De Referencia de la licitación internacional para la construcción de las mega hidroeléctricas.

Para las obras de El Bala-Chepete habrán tres rondas de “consulta pública y divulgación”. En la primera ronda Geodata presentará un resumen del proyecto y explicará los términos de referencia del EEIA. En la segunda ronda explicará “de forma preliminar los potenciales impactos ambientales y sociales identificados y las medidas de mitigación propuestas”, y en la tercera ronda se presentarán “los resultados del informe del EEIA” y se “escuchará las opiniones/recomendaciones de los interesados en el proyecto y se dará respuestas para aclarar sus dudas y/o preocupaciones de los participantes”.

Geodata realizará la difusión impresa y digital (CD) de un “documento de divulgación” del EEIA de las mega hidroeléctricas 30 días antes de la tercera ronda. Los TDR del contrato con Geodata señalan que “en cada uno de los sitios de divulgación”, se incorporará “un libro de actas con bolígrafos, con el propósito de que los actores involucrados y/o grupos interesados en el proyecto puedan incluir sus comentarios, inquietudes y/o recomendaciones”.

Rositas

En el caso de la mega hidroeléctrica Rositas, ENDE no ha realizado el EEIA antes de proceder a la firma de un contrato de construcción con la Asociación Accidental Rositas compuesta por tres empresas chinas por una suma de mil millones de dólares.

En los TDR de la segunda convocatoria para la realización del EEIA de Rositas, leemos que la consultora elaborará un “mapa de actores clave”, habrán “al menos tres talleres de consulta pública” y “se consensuará un mecanismo mediante el cual se pueda dar curso a la opinión de la población consultada, este periodo de consulta no deberá exceder los 30 días calendario”. “En la última reunión se firmará un Acta de Consulta Pública, que incluirá la descripción del desarrollo del proceso, los resultados de la Consulta y la firma de todos los participantes, para lo cual es indispensable contar con un libro notariado y listas de asistencias”.

La consulta a los pueblos indígenas en el sector de hidrocarburos

La consulta libre, previa e informada a pueblos indígenas, originarios y comunidades campesinas en el sector de hidrocarburos está reglamentada en Bolivia por el Decreto Supremo 29033 de 16 de febrero de 2007. Esta norma establece los procedimientos para el proceso de consulta y participación de los pueblos indígenas, originarios y comunidades campesinas, cuando se pretenda desarrollar actividades hidrocarburíferas (exploración, explotación, refinación e industrialización, transporte y almacenaje, comercialización y distribución de gas natural por redes) en sus Tierras Comunitarias de Origen (TCO), propiedades comunitarias y tierras de ocupación y acceso.

Según esta norma el proceso de consulta tiene las siguientes características:

07.PNGEsta norma ha sido modificada en tres oportunidades por los Decretos Supremos 29124, 29574 y 2298 con el objetivo de acelerar el proceso de consulta en perjuicio de los pueblos indígenas. El Decreto Supremo 2298 establece que en los casos que no pueda desarrollarse o concluirse el proceso de Consulta y Participación por causas no atribuibles a la autoridad competente, ésta emitirá una resolución administrativa para concluir con el proceso de Consulta y Participación. Esta resolución administrativa será incorporada en el Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental para continuar con el trámite de obtención de la licencia ambiental, y pasar a la fase de ejecución de las actividades.

Historia de la Obligación Internacional de Bolivia para la Consulta a los Pueblos Indígenas

DC-02-01.jpg

El Convenio Nº 107 sobre poblaciones indígenas y tribuales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), aprobado en 1957, fue el primer instrumento internacional de gran alcance que enunció los derechos de las poblaciones indígenas y tribales y las obligaciones de los Estados al respecto. Este convenio usaba términos condescendientes e incluso hacía referencia a estas poblaciones como “menos avanzadas” promoviendo una visión desarrollista.

El Convenio Nº 169 sobre pueblos indígenas y tribales de la OIT, adoptado en 1989, contempla varias medidas para garantizar los derechos de los pueblos indígenas y establece que los gobiernos deben consultar a los pueblos indígenas “mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente”. Estas consultas deben “efectuarse de buena fe y de una manera apropiada a las circunstancias, con la finalidad de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento acerca de las medidas propuestas”.

Bolivia ratificó el Convenio Nº169 el año 1991.

La Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas -después de más de dos décadas de negociación- fue adoptada el año 2006 por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y un año más tarde la Asamblea General de las Naciones Unidas la aprobó con el voto a favor de 143 estados. El Artículo 19 de esta declaración dice: “Los Estados celebrarán consultas y cooperarán de buena fe con los pueblos indígenas interesados por medio de sus instituciones representativas antes de adoptar y aplicar medidas legislativas o administrativas que los afecten, a fin de obtener su consentimiento libre, previo e informado”.

El 7 de noviembre de 2007, mediante Ley Nº 3760, Bolivia eleva a rango de ley los 46 artículos de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas.

La Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, aprobada mediante referéndum y promulgada el 7 de febrero de 2009, a través de su Artículo 256 eleva a rango constitucional los tratados internacionales en materia de derechos humanos, como son el Convenio Nº 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas.

TUNUPA 103: El Precio de la Carne

Invitamos a leer el TUNUPA Nº102 dedicado al tema de la ganadería en Bolivia. Formato PDF

Indice

El mundo de la carne

La producción de carne bovina ha alcanzado los 61 millones de toneladas en el mundo. Los países que más carne producen son Estados Unidos, Brasil, Unión Europea, China e India. Estos cinco países producen el 65 % de la carne de vaca que se produce a nivel mundial. Continúa leyendo El mundo de la carne

Ganadería capitalista para un mercado capitalista

La Agenda Patriótica para el 2025, elevada a rango de ley en enero del 2015, trata el tema de la ganadería en su “Pilar 6” bajo el título de “Soberanía Productiva con diversificación y desarrollo integral sin la dictadura del mercado capitalista”. El título llama la atención; ¿qué medidas de corte anticapitalista propone la Agenda Patriótica para no caer presa de “la dictadura del mercado capitalista”? Continúa leyendo Ganadería capitalista para un mercado capitalista

Devorando bosques para alimentar vacas

Un estudio del 2015 sobre las causas de la deforestación en siete países de América del Sur señala que en el período 1990 al 2005 se perdieron 57 millones de hectáreas de bosques (1). Según este estudio, citado por el informe del 2016 de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) “El Estado de los Bosques del Mundo”: el 71 % de la deforestación se debe a la expansión de los pastos destinados al pastoreo extensivo especialmente para la ganadería ovina. Continúa leyendo Devorando bosques para alimentar vacas

TUNUPA 102: Cambio Climático y Deforestación en Bolivia

Invitamos a leer el TUNUPA Nº102 dedicado al tema del cambio climático y la deforestación en Bolivia. Formato PDF

Indice

Temperaturas sin precedentes
¿Por qué sube la temperatura?
Acuerdo de París falla en reducir 19 GtCO2e
81% de las emisiones de Bolivia son por DEFORESTACIÓN y AGRICULTURA
Bolivia: Deforestar para… ¿Reforestar?

 

Bolivia: Deforestar para… ¿Reforestar?

La propuesta irracional de Bolivia en el marco del Acuerdo de Paris

La “contribución” de Bolivia en el marco del Acuerdo de Paris abarca tres sectores: agua, energía y bosques. A diferencia de otras Contribuciones Determinadas Nacionalmente (CDN) no establece una clara línea base a partir de la cual evaluar el incremento o disminución de sus emisiones de gases de efecto invernadero. En su “contribución”* no se dice en ningún momento cuáles fueron, son o serán las emisiones de gases de efecto invernadero de Bolivia. Lo que se hace es fijar una serie de metas en esos tres sectores sin cuantificarlas en términos de CO2e. Continúa leyendo Bolivia: Deforestar para… ¿Reforestar?