2. La CND de Bolivia

Bolivia presentó ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) su Contribución Prevista Nacionalmente Determinada (INDC, por su sigla en inglés), el 12 de noviembre del año 2015 y la ratificó como Contribución Nacionalmente Determinada (CND) el 5 de octubre de 2016, según el portal del CMNUCC.

La CND de Bolivia es del tipo de políticas y acciones, y cubre tres sectores:

1. Agua. Incrementar de forma integral la capacidad de adaptación y reducir sistemáticamente la vulnerabilidad hídrica del país.

2. Energía. Incrementar la capacidad de generación eléctrica a través de energías renovables para el desarrollo local y de la región.

3. Bosques y agricultura. Incrementar la capacidad de mitigación y adaptación conjunta, a través del manejo integral y sustentable de los bosques.

Las contribuciones en los sectores de energía y bosques cubren acciones de mitigación, mientras la del sector agua es únicamente de adaptación al cambio climático. Para fines del presente informe nos concentraremos en los sectores de energía, bosques y agricultura que incluyen medidas de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

La CND de Bolivia no hace ninguna referencia a las emisiones de GEI del país ni menciona cual será exactamente la reducción o incremento en términos de toneladas o variaciones porcentuales de CO2eq para los sectores de energía, bosques y agricultura.

2.1 Bolivia y sus emisiones de GEI 

No existen datos oficiales actualizados de emisiones de GEI de Bolivia. Los datos oficiales más recientes son del año 2004 y se basan en la segunda comunicación nacional presentada por Bolivia a la CMNUCC. A partir de esta segunda comunicación de Bolivia, la CMNUCC calcula que las emisiones de Bolivia eran de 92 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (MtCO2eq).

El Potsdam Institute for Climate Impact Research (PIK) y el Climate Analysis Indicators Tool (CAIT) del World Resources Institute tienen datos de emisiones de 2014 para Bolivia, a través de estimaciones con base en diferentes fuentes. El PIK estima que las emisiones totales de Bolivia para el año 2014 eran de 160 MtCO2eq, mientras el CAIT considera que fueron 134 MtCO2eq para ese mismo año. En este informe tomaremos como referencia los datos del CAIT por su grado de desagregación y detalle.

cap 2-graf 1

Según el CAIT, las emisiones de Bolivia han crecido un 24% entre el año 2000 y 2014, pasando de 108 MtCO2eq a 134 MtCO2eq (Gráfico 1).

Los sectores de cambio de uso del suelo y agricultura que comprenden fundamentalmente a la deforestación suman el 81,2% de las emisiones de Bolivia. En el siguiente lugar está el sector de energía con un 16% (Tabla 3). Según el CAIT las emisiones de este sector se pueden desagregar en cinco subsectores (Tabla 4).

cap 2-tabla 3

cap 2-tabla 4

La CND de Bolivia cubre bosques y agricultura, es decir un 81,2% de las emisiones de Bolivia; pero con relación al sector de energía sólo abarca -como veremos más adelante- el sector de electricidad, que representa el 3,36% de las emisiones totales de Bolivia.

En los sectores de bosques y energía (más propiamente de electricidad), la contribución de Bolivia plantea objetivos: a) con esfuerzo nacional y b) con cooperación internacional.


Versión PDF

1. Características de las CND

En general las contribuciones a nivel de mitigación de emisiones de GEI contienen metas sin condiciones y con condiciones. Por ejemplo, Argentina señala que de manera incondicional no emitirá anualmente más de 483 millones de toneladas de GEI hasta el año 2030, y de manera condicional podría reducir esa cifra a 369 millones de toneladas si existe: a) financiamiento internacional, b) transferencia de tecnología (por ejemplo para monitorear y medir la reducción y captura de emisiones) y c) apoyo para el desarrollo de capacidades.

1.1 Cinco tipos de CND

Las CND presentadas por los distintos países son muy diversas y se las puede clasificar en cinco grandes grupos:

a) Países que disminuirán sus emisiones con relación a un año base. Es el caso de Brasil, que reduciría para el año 2025 el 37% de los GEI que emitía en 2005.

b) Países que hacen contribuciones de reducción de emisiones con relación a una proyección. En inglés esto se conoce como una desviación del business as usual (BAU, negocios como de costumbre). En este grupo está Paraguay que plantea reducir de manera incondicional 10% de sus emisiones proyectadas a nivel nacional para el año 2030 y hasta un 20% con condiciones. Ecuador también está dentro de este grupo, pero su contribución comprende sólo al sector energético y no a todas sus emisiones nacionales. Ecuador reduciría de manera incondicional entre el 20,4% y el 25% sus emisiones proyectadas para 2025 y de manera condicionada entre el 37,5% y el 45,8% de sus emisiones proyectadas en el sector energético para 2025.

c) Países que plantean metas de reducción de intensidad de emisiones con relación a su Producto Interno Bruto (PIB). Es el caso de Chile que plantea disminuir para el año 2030 entre 30% y 45% sus emisiones de CO2 por unidad de PIB respecto a los niveles de 2007. Uruguay también está en este grupo y también señala que reducirá el 32% de la intensidad de sus emisiones por kilo de carne vacuna en peso vivo para el año 2025 tomando como base el año 1990.

d) Países que fijan un límite máximo de emisiones para un año. Este es el caso de Argentina anteriormente explicado, o el de Costa Rica que emitiría no más de 9,3 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (MtCO2eq) al año para el 2030.

e) Países que proponen políticas y acciones para reducir sus emisiones pero no incluyen metas explícitas de reducción de emisiones. En este grupo tenemos a países como Surinam -que por un lado- para su sector de bosques plantea un monitoreo de la tala ilegal, el establecimiento de áreas protegidas y la promoción de un manejo forestal sostenible y -por otro lado- para su sector energético señala que realizará estudios de factibilidad e iniciativas microhidroeléctricas, y otorgará incentivos a fuentes renovables de energía. La CND de Bolivia se enmarca en este grupo.

Según el tipo de CND podemos agrupar a los 12 países de Sudamérica de la siguiente manera.

cap 1-tabla 1

1.2 Comparando las CND

Los cuatro primeros tipos de CND, aunque utilizan diferentes metodologías, pueden ser medidos, cuantificados y uniformizados en base a ciertos parámetros. Por ejemplo, la CND de Paraguay señala que su proyección de emisiones sería de 416 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (MtCO2eq) para el año 2030. Esto significa que si reduce un 10% de sus emisiones con relación a su proyección, el año 2030 emitiría no más de 375 MtCO2eq al año. Igualmente, la contribución de Chile que está expresada en términos de reducción de intensidad con relación a unidad del PIB, significa que este país no emitiría más de 133 MtCO2eq para el año 2030.

En la siguiente tabla podemos ver la conversión a un mismo patrón de algunas CND de países sudamericanos.

cap 1-tabla2

Como se puede apreciar, estos tipos de CND permiten convertir las contribuciones a parámetros que pueden ser comparables entre sí. En cambio las CND que se basan en políticas y acciones, como es el caso de Bolivia, no permiten apreciar cuánto el país va a reducir o incrementar sus emisiones de GEI con relación a una línea base pasada, futura o relativa al PIB.


Versión PDF

Introducción: Inconsecuencia Climática

El presente informe especial [TUNUPA Nº 106] busca analizar cuál es el desempeño de Bolivia en el cumplimiento de su contribución nacionalmente determinada (CND) para la reducción de gases de efecto invernadero (GEI), presentada en el marco del Acuerdo de París para el período 2016- 2030. Continúa leyendo Introducción: Inconsecuencia Climática

¿Qué hacemos por los Derechos de la Naturaleza?

Pablo Solón*

No hay derechos humanos sin derechos de la Naturaleza. No hay derechos de la naturaleza sin derechos indígenas. No hay derechos indígenas sin derechos de la naturaleza. Todos los derechos están interrelacionados. Sin embargo cada uno tiene su propia especificidad.

Los derechos de la naturaleza no son los derechos ambientales. Los derechos ambientales son esencialmente derechos humanos. La Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia expresamente garantiza el “Derecho AL medioambiente” de las personas, no “los derechos DEL medioambiente”.

Continúa leyendo ¿Qué hacemos por los Derechos de la Naturaleza?

Video: El TIPNIS y los Derechos de la Naturaleza

El TIPNIS y los Derechos de la Naturaleza es un video producido por la Fundación Solón que en once minutos resume una historia de promesas, dignidad, lucha, represión, victoria y traición contra los derechos de la Madre Tierra y los pueblos indígenas en Bolivia. Continúa leyendo Video: El TIPNIS y los Derechos de la Naturaleza

¿Construir la hidroeléctrica Rositas sobre una falla geológica?

El 28 de agosto se registró un temblor de 5,3 grados que tuvo como epicentro el municipio de Postrervalle. Esta zona de los valles cruceños se ubica sobre una falla geológica y al mismo tiempo está dentro el área de impacto de la hidroeléctrica Rositas. También los municipios Cabezas y Vallegrande tienen antecedentes de sismos de gravedad e igualmente forman parte del área de impacto de la represa e hidroeléctrica ¿es conveniente construir una hidroeléctrica sobre una falla geológica? Continúa leyendo ¿Construir la hidroeléctrica Rositas sobre una falla geológica?

Proyecto Rositas: Ministerio afirma que no cuenta con ninguna información

El ministro de Energía, Rafael Alarcón, respondió a un cuestionario de cuatro puntos sobre impactos y procedimientos técnicos y legales en el proyecto hidroeléctrico Rositas, con la frase: “Una vez que se cuente con toda la información del proyecto, se contará con la información suficiente para contestar esta pregunta”. Continúa leyendo Proyecto Rositas: Ministerio afirma que no cuenta con ninguna información

El Unicornio Azul entre el TIPNIS y Silvio

[Pablo Solón, publicado en Pagina Siete, agosto 12, 2018]

Después de más de cuatro décadas de preguntarme qué realmente perdió Silvio Rodríguez por fin lo encontré en el TIPNIS. Es un ave única y bellísima que en verdad tiene un cuerno azul y a la cual la denominan el Unicornio Azul del Isiboro Secure o también pava Copete de Piedra. Esta ave es una de las 470 aves que se encuentran en el TIPNIS y es una de las que está en peligro crítico de extinción.

Pauxi unicornis unicornis, según su nombre científico, mide unos 85 centímetros y pesa un poco menos de 4 kilos. El plumaje de los machos es negro y brillante, su pico y patas son rojas. Anida en los árboles a unos 5 metros de altura alimentándose de frutos y semillas. El cortejo entre machos y hembras ocurre durante el comienzo de las lluvias en el mes de septiembre. El sonido de su canto es un mugido bajo y consistente que les permite delimitar su territorio y llamar la atención de las hembras.

El Unicornio Azul fue descrito por primera vez en 1939 por James Bond, no el agente secreto sino un experto ornitólogo norteamericano que junto a su colega Rodolphe Meyer de Schauensee lo clasificó a partir de un espécimen recolectado en Bolivia.

El Pauxi unicornis tiene dos subespecies. El Pauxis unicornis koepckae que se encuentra en el Perú y el Pauxis unicornis unicornis que habita en Bolivia. Los investigadores que trabajan con esta especie consideran la posibilidad de que se trate de dos especies diferentes, pero aun los estudios son insuficientes para sustentar esa afirmación. El Pauxi unicornis koepckae del Perú difiere del Pauxi unicornis unicornis del TIPNIS en la forma elipsoidal del cuerno y la posición del mismo inclinada hacia atrás. El cuerno de la subespecie boliviana es más cilíndrico, de color azul y su largo puede llegar hasta los 9,5 centímetros.

Imagenes A y B son del Pauxi unicornis koepckae del Perú. Imagen C es del Pauxi unicornis unicornis

El Unicornio Azul sólo existe en el TIPNIS y los parques nacionales Carrasco y Amboró. Es una de las especies menos conocida en su vida silvestre y está al borde de la extinción. El Servicio Nacional de Áreas Protegidas estimaba hace 15 años que no existen más de 200 aves de su clase. En el Libro Rojo de especies vertebradas de Bolivia del año 2009 figura entre las sietes aves con mayor riesgo de extinción. La principal causa para su desaparición es la destrucción de su hábitat, de los bosques de pie de monte provocado por la expansión de la frontera agrícola, el fuego de los chaqueos, la colonización, la tala de madera y la caza.

A todos estos problemas hay que añadir nuevos peligros como la construcción de la carretera que dividirá en dos el TIPNIS. Esta carretera, según diferentes estudios, incentivará procesos de asentamientos ilegales, tráfico de animales, deforestación, expansión de cultivos de coca… en síntesis la destrucción del hogar del Unicornio Azul.

La paradoja es que el mismo año que se levantó la intangibilidad al TIPNIS, el 2017, la Empresa de Correos de Bolivia le dedicó una estampilla de 3 Bs. al Pauxi unicornis con la leyenda “fauna en peligro de extinción”. ¿Coincidencia o epitafio? Lo cierto es que si no hacemos un alto en el camino, Silvio y la humanidad habrán perdido para siempre al Unicornio Azul. La letra de Silvio que cantarán las futuras generaciones tendrá un significado adicional: “Mi unicornio azul ayer se me perdió, no sé si se me fue, no sé si extravió, y yo no tengo más que un unicornio azul”. 

En una entrevista, Silvio Rodríguez dijo que la mayor virtud de su canción es justamente “lo inaprensible, como los unicornios que jamás pueden vivir en cautiverio”. El Unicornio Azul del TIPNIS como todos los unicornios no puede ser libre en un territorio cercenado.

¿A quien pueden apelar los últimos especímenes del unicornio azul del TIPNIS? ¿Qué juez está dispuesto a escucharlos en Bolivia que es el segundo país en el mundo en haber reconocido derechos a la naturaleza? ¿Por qué los gobernantes y parlamentarios que tanto hablan de derechos de la Madre Tierra, no toman en cuenta al Pauxi unicornis unicornis a la hora de anular la ley de intangibilidad del TIPNIS? ¿Qué clase de desarrollo, de progresismo, es este que promueve el ecocidio de los últimos sobrevivientes de una especie?

El próximo 17 de agosto una comisión del Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza celebrará una audiencia en el corazón del TIPNIS para comprobar in situ las denuncias presentadas por dirigentes de los pueblos indígenas Yuracarés, Tchimanes y Moxeño Trinitarios, y para escuchar precisamente casos cómo los del Unicornio Azul del TIPNIS.

El Procurador del Estado Plurinacional de Bolivia ha dicho que los fallos de este tribunal no son vinculantes para el país porque Bolivia “no ha otorgado su consentimiento para que tenga jurisdicción”. Sin embargo, la autoridad del tribunal emana de un poder que va más allá de la letra de un tratado. La autoridad del tribunal emana precisamente de la voz de la naturaleza que se expresa precisamente en la Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra que fue aprobada en Bolivia el año 2010, y que es el documento base sobre el cual dicho tribunal emite sus fallos. La autoridad del Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza se nutre del unicornio azul que aunque en “peligro crítico de extinción” habita en cada uno de nosotros.

Piden a Evo y ENDE que reflexionen ante colapso de hidroeléctricas en Laos y Colombia

El colapso de la mega hidroeléctrica de Xepian-Xe Namnoy en Laos ha dejado a más de un centenar de muertos y desaparecidos y miles de personas desplazadas. Esta tragedia, producto de la ambición del gobierno de Laos de exportar electricidad a toda costa, ocurre a escasos meses del desastre de la hidroeléctrica de Hidroituango en Colombia donde decenas de miles de personas han sido desplazadas y el proyecto de 5.000 millones de dólares ha sido paralizado para evitar una tragedia mayor. Continúa leyendo Piden a Evo y ENDE que reflexionen ante colapso de hidroeléctricas en Laos y Colombia

TUNUPA 105: Rositas, inundar y nada más

Invitamos a leer el TUNUPA Nº105 dedicado al tema de la megahidroeléctrica Rositas. Formato PDF

Índice:

Hidroeléctrica Rositas: Ni consulta previa y ni Acción Popular

Por: Marielle Cauthin

En el caso de la construcción de la mega hidroeléctrica Rositas, las comunidades a ser afectadas denuncian que el Estado boliviano está vulnerado su derecho a la consulta para el consentimiento libre, previo e informado, pues no se les ha preguntado si están de acuerdo con el proyecto; empero ya se han desarrollado acciones como disposiciones legales, ejecutivas y administrativas para realizar la hidroeléctrica, incluido el contrato de construcción de la obra con la empresa Asociación Accidental Rositas (AAR) firmado en septiembre de 2016. Continúa leyendo Hidroeléctrica Rositas: Ni consulta previa y ni Acción Popular

Rositas no es rentable

Por: Pablo Solón

Una inversión es buena si da ganancias, es decir si sus costos son inferiores a los precios de venta. Sin embargo, en el caso de una megahidroeléctrica la situación es más compleja porque no sólo hay que fijarse en los costos y la rentabilidad económica sino en las externalidades negativas a nivel ambiental y social.

Rositas será la represa que más inundará por megawatt (MW) de potencia instalada. Si comparamos la potencia instalada con relación al área de inundación, esta megahidroeléctrica será la más ineficiente y de mayor impacto ambiental. Mientras el Chepete y El Bala inundarían 0,20 y 0,27 km2 por MW de potencia instalada -cifra que ya es de gran impacto-, Rositas inundará 0,75 km2 por MW de potencia instalada.

tabla3

449 km2 de inundación es una superficie equivalente a 45 mil canchas de fútbol o casi una vez y medida la superficie de la ciudad de Santa Cruz (325 km2). Al realizarla se perderán miles de hectáreas de bosques, se destruirá el hábitat de plantas y animales, y cientos de familias serán obligadas a reubicarse.

La electricidad que genere Rositas será para el mercado nacional y la exportación de electricidad a países vecinos dependerá de que se construyan las otras represas del complejo hidroeléctrico de Río Grande.

Rositas generará electricidad a un costo de 74,33 USD/MWh cuando el precio promedio de compra de generadoras eléctricas en Bolivia está en 39,81 USD/MWh.

El Resumen Ejecutivo del Informe Final de Diseño Final de la Central Hidroeléctrica 7.3.4.1, realizado por Eptisa, explica que para una tasa de descuento del 12% el costo monómico de la central hidroeléctrica de Rositas sería de 74,33 USD/MWh . Por su parte, el Anuario Estadístico de la gestión 2016 de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE) señala que el precio monómico por MWh para generadoras en Bolivia estuvo en 39,81 USD/MWh en diciembre de 2016. En otras palabras, la energía de Rositas cuesta casi el doble de lo que actualmente se paga a las generadoras eléctricas.

Para intentar demostrar que Rositas sería rentable, el informe de Eptisa compara  los costos de esta hidroeléctrica no con los actuales precios de generación eléctrica en Bolivia, sino con el costo de generación de termoeléctricas que funcionarían a precios de 3, 6 y 9  de dólares por millar de BTU para una tasa de descuento de 12 %.

tabla4

A partir de estos cálculos de Eptisa, podemos ver que Rositas no sería competitiva con relación a termoeléctricas que operan con gas natural a 3 USD/MMBTU. Rositas sería competitiva sólo a partir de que el precio del gas natural para las termoeléctricas se aproxime a los 6 USD/MMBTU.

En Bolivia, las termoeléctricas compran el millar de pies cúbicos de gas natural a un precio subvencionado de 1,3 USD/MMBTU. Para ser competitiva a nivel nacional con relación a las termoeléctricas habría que eliminar la subvención al gas natural para las termoeléctricas, situación que es totalmente descabellada por el incremento dramático de las tarifas de electricidad que se produciría.

Según Eptisa, Rositas sería “rentable” no porque sus costos de generación serían menores a los actuales precios de generación eléctrica en Bolivia, sino debido a que permitiría “ahorrar gas natural” para exportarlo en vez de ser consumido a precios subsidiados. Aplicando esta lógica tendríamos una suerte de “trueque de subsidios” entre el gas natural de las termoeléctricas y la generación eléctrica de Rositas. Sin embargo, aun en esta suerte de “trueque de subsidios” existen muchas incertidumbres, ya que el precio del gas en los últimos años ha venido fluctuando, estando muy por debajo de los 6 USD/MMBTU en varias ocasiones, situación que volverá a repetirse durante los 50 años de vida supuestamente útil de Rositas.

Para que Rositas sea rentable en el mercado internacional deben existir previamente contratos de exportación por encima de sus costos monómicos de 74,33 USD/MWh. Esos contratos en la actualidad no existen, y los estudios de mercado en los informes de Eptisa son totalmente insuficientes como para asegurar por los próximos 50 años un precio superior a los 80 USD/MWh.

tabla5

Costo de hidroeléctrica Rositas: 1.514 millones de dólares y subiendo

Por: Pablo Solón

El costo de Rositas viene subiendo mes tras mes. En la Ficha Ambiental de 10 de agosto de 2016 se decía que la construcción del proyecto de 600 MW de potencia instalada sería de 850 millones de dólares. Un año después, el Resumen Ejecutivo del Informe Final 7.3.4.1. de Eptisa dice que costará 1.514 millones de dólares.

tabla1

La cifra de 1.514 millones de dólares no incluye las líneas de transmisión eléctrica ni tampoco los otros componentes del proyecto multipropósito Rositas como son el riego y el abastecimiento de agua potable. En síntesis, el costo total y final del proyecto multipropósito Rositas será mucho más alto y según un estudio de la Universidad de Oxford sobre megarrepresas del año 2013, los costos finales de megahidroeléctricas normalmente se duplican con relación a sus presupuestos iniciales.

tabla2

Según las autoridades de ENDE, 1.000 millones de dólares para el proyecto hidroeléctrico Rositas serán financiados por un crédito del Exim Bank de China. Esta cifra es equivalente al saldo de la deuda con China que llegó a los 1.042 millones de dólares al 31 de marzo de 2018. Rositas duplicará el actual saldo de la deuda externa con China. La deuda externa per cápita total de los 11 millones de ciudadanos bolivianos pasará de 857 dólares en la actualidad a 948 dólares por cabeza, sólo por el impacto de la hidroeléctrica Rositas sin tomar en cuenta otros créditos de deuda externa.

Los tentáculos chinos

Por: Juan Pablo Neri

La megahidroeléctrica de Rositas no sólo da cuenta de cuál es el objetivo a largo plazo del gobierno: pasar de la dependencia de los hidrocarburos, a la dependencia en la generación y venta de energía; también devela un aspecto problemático de las relaciones de Bolivia con otras potencias globales, en este caso China. El proceso de licitación para la construcción de la represa devela la creciente presencia de esta potencia en Bolivia, ante la mirada aprobatoria de las autoridades bolivianas.

En las tres licitaciones que se realizaron para la construcción de la megahidroeléctrica Rositas se presentaron sólo empresas chinas, porque el crédito del Exim Bank de China -que financiará este megaproyecto- requiere que el ejecutor de la obra sea una empresa china.

Para viabilizar la contratación de empresas chinas el gobierno aprobó dos decretos supremos: El DS 2574 de 3 de noviembre de 2015, que establece que en el caso de proyectos financiados por el Exim Bank de China, el Ministerio de Obras Públicas, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) y ENDE deben contratar a empresas con capital mayoritario chino; y el DS 2646 de 6 de enero de 2016, que autoriza de forma específica a ENDE a “suscribir el contrato para la ejecución del Proyecto Hidroeléctrico de Generación de Energía – Rositas (…) en la presente gestión” (año 2016).

Todas las empresas chinas que se presentaron a las licitaciones fueron empresas estatales chinas. Es decir que el esquema de financiamiento e inversiones extranjeras chinas consiste en un sistema en el que China siempre gana.  Algunas de las candidatas fueron:

Dongfang Electric International Corporation, empresa estatal china especializada en la construcción de equipos para la generación de energía, así como la construcción de centrales de energía térmica, hidroeléctrica, nuclear y a gas.

Powerchina Limited, empresa estatal china especializada en la construcción de plantas de generación de energía de distinta índole. Entre sus principales subsidiarias se encuentran: Sinohydro, Kunming Engineering Corp. Ltd., e Hydrochina.

China Gezhouba Group (CGGC) empresa especializada en la construcción de plantas hidroeléctricas, subsidiaria de la estatal China Energy Engineering Group Co. (CEEC).

Harbin Electronic Company Limited (HEC), empresa especializada en la construcción de hidroturbinas y otros equipos.

Los ganadores de Rositas

Al final, la seleccionada fue la Asociación Accidental Rositas (AAR) que está compuesta por:

  1. La China Three Gorges Corporation (TGC), empresa estatal autónoma china, fundada en 1993, para la realización del megaproyecto hidroeléctrico de “Las Tres Gargantas”, en el río Yangtze (el tercero más grande del mundo, después del Nilo y el Amazonas). Este megaproyecto, que dio origen a la creación de TGC, llevó al desplazamiento de más de un millón de personas y en 2011 la Administración Sísmica China admitió que la represa incrementó significativamente la actividad sísmica de la región.
  2. La China International Water & Electric Corporation (CWE), empresa contratista de construcción en el extranjero, que fue adquirida en 2008 por Las Tres Gargantas y que le sirve como plataforma para emprender negocios en el extranjero. CWE junto con Sinohydro construyó entre 2004 y 2009 la represa de Merowe, en Sudán, que es el proyecto hidroeléctrico más importante de África y que ha llevado al desplazamiento por la fuerza de 55.000 a 70.000 personas.
  3. Reedco SRL, empresa constructora boliviana sobre la cual existe escasa información, y entre cuyos principales trabajos se encuentran la construcción de puentes, tinglados y la rehabilitación de carreteras. Uno de los pocos datos que existen sobre esta empresa en la web son denuncias por incumplimiento de pagos a la AFP.

Hasta la fecha, a pesar de la suscripción del contrato 11695 entre ENDE y la AAR no ha empezado la construcción de Rositas debido a que no existe el Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental ni la respectiva licencia ambiental, no se ha realizado la consulta previa libre e informada a los pueblos indígenas y a las poblaciones afectadas como manda la Constitución Política del Estado Plurinacional, no se ha concretado el financiamiento chino y existe una fuerte oposición de varias comunidades que se verían afectadas por la megarrepresa.

Rositas, Hidroituango y el EEIA

Por Juan Pablo Neri y Pablo Solón

Hidroituango debía ser la más grande hidroeléctrica de Colombia y hoy es una tragedia de incalculables proporciones. Cuando se empezó a llenar la presa de manera apresurada uno de los túneles se obstruyó por un derrumbe. El agua se empezó a acumular peligrosamente amenazando con colapsar la presa que aún no estaba terminada. Para que el agua fluyera la empresa decidió inundar la casa de máquinas de la hidroeléctrica. Decenas de miles de personas fueron evacuadas. Debido a la presión del agua, el cerro alrededor de la represa empezó a tener rajaduras y cientos de miles de toneladas de tierra se desplomaron. Los 1.500 trabajadores de la presa han sido evacuados en varias ocasiones.

Los más optimistas prevén que la hidroeléctrica podría entrar en funcionamiento en dos años, con un incremento significativo de sus gastos que ya llegan a los 5.000 millones de dólares. Las personas afectadas y la asociación Ríos Vivos de Antioquia plantean desmantelar de manera controlada la presa para que el río fluya normalmente, termine la situación de alerta roja y la gente vuelva a su vida de antes. Esta es sin duda uno de los más grandes desastres de megaconstrucciones en Sudamérica.

Esta tragedia provocada por la irresponsabilidad de quienes definieron, construyeron y supervisaron la construcción de Hidroituango nos debe hacer reflexionar a los bolivianos y en particular al gobierno de Evo Morales y a las autoridades del Ministerio de Energía, al Ministerio de Medio Ambiente y Agua y a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE).

Una megahidroeléctrica requiere amplios estudios que deben ser verificados por entidades independientes, que no tienen ningún interés económico en el proyecto ni están sujetos a los caprichos políticos de las autoridades que buscan realizar a como dé lugar la obra.

Para que exista una valoración lo más objetiva de los riesgos que involucra una hidroeléctrica de esta magnitud toda la documentación debe ser pública, de fácil acceso y puesta bajo el escrutinio de la población en general, de las comunidades más próximas a la megaobra y de las instituciones técnicas especializadas a nivel geológico, hidrológico, medioambiental, social, antropológico, etc.

El Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental (EEIA) no puede ser visto como una simple formalidad que hay que cumplir para obtener la licencia ambiental y para construir el megaproyecto. El EEIA es clave para evaluar los impactos, riesgos y peligros de una megaobra como Rositas. Este estudio debe ser realizado por entidades independientes especializadas que puedan libremente expresar una posición crítica e incluso contraria al proyecto. Actualmente el EEIA de la hidroeléctrica Rositas está siendo realizado por la propia empresa ENDE, interesada en la construcción de esta megaobra.

Jamás se debió haber firmado un contrato con la Asociación Accidental Rositas (AAR) para la construcción de la presa antes de contar con el EEIA. Las irregularidades en el proceso de licitación, adjudicación y ejecución del EEIA de Rositas son varios, y ENDE ha incumplido el plazo impostergable del 16 de marzo de 2018 para entregar este estudio al Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

Los estudios y el diseño de estas megaobras, que deben tener una vida útil de más de 50 años, deben ser extremadamente exhaustivos y tomar situaciones extremas de graves desastres naturales que se irán agravando por el cambio climático. No se puede diseñar una obra sólo con base en los datos de las últimas décadas porque el futuro no será una mera repetición del pasado.

Comenzar por el final, la historia del megaproyecto Rositas

Por: Marielle Cauthin

Rositas es un viejo proyecto hidroeléctrico del siglo pasado que fue desenterrado y puesto a caminar “patas arriba”, ya que ENDE comenzó por el final: contrató a las empresas constructoras antes de completar los estudios a diseño final del proyecto, de terminar los estudios de evaluación de impacto ambiental y de realizar la consulta previa libre e informada a las comunidades afectadas. Continúa leyendo Comenzar por el final, la historia del megaproyecto Rositas