Energía eólica: alternativa a las megahidroeléctricas

graf eolica-04

La energía eólica empezó con grandes augurios en 2014, pero después de Qollpana fase I y II se ha mantenido estancada en 27 MW de potencia instalada hasta 2019. En 2020 cuando se concluyan las 3 plantas eólicas que están en construcción en Santa Cruz habrá un salto a 108 MW y se alcanzará una potencia instalada de 135 MW. Entre tanto hasta hoy, en operación, sólo existen 27 MW de potencia eólica. Continúa leyendo Energía eólica: alternativa a las megahidroeléctricas

Energía solar: Crecimiento marginal

energia solar graf-05La energía solar es relativamente nueva en Bolivia. La primera planta de 5,2 MW entró en operaciones en la ciudad de Cobija el año 2015. Hasta septiembre de 2019, Bolivia cuenta con cinco plantas de energía solar: tres conectadas al Sistema Interconectado Nacional (SIN) y dos como parte de los Sistemas Aislados (SA). Actualmente la potencia instalada de estas cinco plantas suma 120,6 MW.

energia solar graf-08Haga click a la imagen para verla en pantalla completa

Los sistemas aislados fotovoltaicos

Los sistemas aislados fotovoltaicos son Cobija (5,2 MW) y El Sena (0,4 MW). Ambos se encuentran en el departamento de Pando y su principal función es reducir el consumo y la importación de diésel para la generación de electricidad en estas localidades. Según la Memoria del año 2018 de ENDE Guaracachi, la planta fotovoltaica de Cobija reduce el consumo anual de diésel en 1,43 millones de litros y la planta de El Sena en 156.000 litros. El año 2018 la planta de Cobija habría generado 5.319,88 MWh y la de El Sena 95,87 MWh en sus tres primeros meses de operaciones.

La inversión de la planta solar de Cobija fue de 11 millones de dólares, lo que significa un costo por MW de potencia instalada de 2,11 millones de dólares. La planta de El Sena representó una inversión de 1,25 millones de dólares que representa un costo por MW de 3,12 millones de dólares. Ambos proyectos fueron financiados por la Cooperación Danesa – Danida y recursos propios de Bolivia. Los ejecutores de estos proyectos fueron las empresas SIE–Soventix e Isotron, respectivamente.

Plantas fotovoltaicas integradas al SIN

Los sistemas fotovoltaicos conectados al Sistema Interconectado Nacional (SIN) son Yunchará (5 MW), Uyuni (60 MW) y Oruro (50 MW), haciendo un total de 115 MW. El primero se encuentra en la localidad de Uyuni en el departamento de Potosí, el segundo en el municipio de Yunchará en Tarija y el tercero en el municipio de Caracollo en Oruro.

La planta solar de Yunchará se inauguró en abril de 2018, en septiembre de ese mismo año empezó a funcionar la de Uyuni, y un año más tarde –en septiembre de 2019- se inauguró la planta solar de Oruro Fase I. Según el Comité Nacional de Despacho de Carga (CNDC), se estima que la planta de Uyuni con sus 60 MW de potencia instalada generará al año 140 GWh y la de Yunchará con 5 MW de potencia instalada producirá 10 GWh anuales. No existen datos aún sobre Oruro Fase I. Con estas cifras el factor de planta de Uyuni es 26% y el de Yunchará 22%[1].

La planta de Uyuni ha requerido una inversión de 73,61 millones de dólares. Esto representa un costo de inversión por MW de potencia instalada de 1,22 millones de dólares. La inversión de la planta de Yunchará ha alcanzado los 11,4 millones de dólares, lo que significa una inversión de 2,28 millones de dólares por MW de potencia instalada. La inversión de la Fase I de la planta de Oruro es de 54 millones de dólares. Estas plantas se han financiado con recursos del Banco Central de Bolivia (BCB) y fondos de la cooperación internacional.

energia solar graf-02Haga click a la imagen para verla en pantalla completa

Plantas solares en construcción

La Fase II de la planta de Oruro se encuentra en etapa de construcción y entrará en funcionamiento probablemente a fines del 2020. La Fase II tendrá una potencia instalada de 50 MW que se adicionaría a los 115 MW de energía solar que ya están conectados al SIN. El contrato de construcción para Fase II se firmó en febrero de 2019 con una inversión de 54,7 millones de dólares. El costo por MW de potencia instalado sería de 1,09 millones de dólares. El proyecto está financiado por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y recursos propios.

energia solar graf-03

Plantas solares en estudio

En estudio están dos plantas solares híbridas (diésel – energía solar) en el departamento de Beni que formarán parte de los Sistemas Aislados (SA). Una es la de Riberalta (5,8 MW) y la otra es la de Guayaramerín (2,5 MW). En 2015, ENDE Guarachachi licitó la consultoría para los Estudios Integral Técnico Económico Social y Ambiental (TESA) para –entre otras cosas- “identificar la mejor zona en las proximidades del municipio de Riberalta y/o de Guayaramerín, para la implementación de uno o dos parques solares”[2].

energia solar graf-04Análisis del sector

Para el 2020 la potencia instalada fotovoltaica en el SIN y los SA alcanzará los 170,6 MW con la entrada en funcionamiento de la planta de Oruro Fase II. Es decir que en un período de 6 años la energía fotovoltaica pasará de 5,6 MW a 170,6 MW. Sin embargo para los años posteriores no se vislumbra la misma tasa de crecimiento ya que los proyectos en estudio son relativamente pequeños y no conectados al SIN.

En términos porcentuales las plantas fotovoltaicas integradas al SIN representaron el 2,7% de la potencia total instalada en el SIN hasta fines del 2018 (65 MW sobre un total de 2.382 MW). El año 2019 llegarán a representar aproximadamente un 3,5 % de la potencia del SIN. A nivel de los Sistemas Aislados las plantas fotovoltaicas representaron un 3% de la potencia instalada de este sector el año 2018.

El costo de inversión por megawatt de potencia varía sustantivamente según el tamaño de la planta fotovoltaica (1,22 MM USD/MWh en Uyuni versus 2,18 MM USD/MWh en Yunchará). Comparando plantas de aproximadamente el mismo tamaño, existe una tendencia a la disminución del costo de inversión por MW de potencia instalada, de 1,22 millones de dólares en Uyuni a 1,08 millones de dólares en la Fase I de Oruro.

Los sistemas conectados al SIN no cuentan con sistemas de almacenamiento de energía en baterías lo que provoca fluctuaciones según el estado del clima y se traduce en un factor de planta de un cuarto a un quinto de su potencia instalada.

El crecimiento de la energía solar en Bolivia es notable en los últimos años pero no representa el principal destino de las inversiones en generación eléctrica. No existen planes concretos que aseguren que la energía solar supere el 5% de la potencia total instalada en los próximos años. Es más, una vez que se efectivizen algunas de las inversiones programadas en hidroeléctricas, su participación porcentual tenderá a descender. Así mismo es de destacar que los emprendimientos fotovoltaicos son esencialmente estatales y no existe hasta la fecha una modificación de la normativa para permitir y promover que los consumidores se transformen en productores de energía solar. En síntesis, la energía solar crece en Bolivia pero sigue siendo marginal en la transición energética que requiere el país.


[1] El factor de planta de una central eléctrica es el cociente entre la energía real generada por una central eléctrica y la energía generada si hubiera trabajado al 100% de su capacidad durante ese período.

[2] https://guaracachi.com.bo/images/contrataciones/internacionales/servicios/solar_riberalta/DBC_SOLAR_RIBERGUAYAR_FINAL_17-04-15.pdf

Exportación de electricidad: Silencio sobre mega hidroeléctricas y excedentes sin mercado

* Este análisis comparativo abarca a los partidos políticos que tiene una intención de voto superiores al 5%: Movimiento al Socialismo, Comunidad Ciudadana y Bolivia dijo No.

Uno de los principales proyectos del actual gobierno del MAS es convertir a Bolivia en el corazón energético de Sud América. Según el Ministro de Energía “este año se cerrará con una demanda de 1.600 MW y una oferta de 3.200 MW[1].  Sin embargo, hasta la fecha no hay ningún contrato firmado para exportar ese excedente de electricidad. Según ENDE, el objetivo es alcanzar excedentes de 10.000 MW a través de la construcción de varias mega hidroeléctricas para exportarlos el 2025. ¿Qué dice el programa de gobierno del MAS sobre su propia propuesta? ¿Qué dicen los programas de CC y BdN en relación a la exportación de electricidad? ¿Qué partidos políticos apoyan o rechazan las mega hidroeléctricas de El Bala, Chepete, Rositas, Cachuela Esperanza y la Binacional? ¿Qué dicen sobre los cuantiosos excedentes de electricidad que aún no tienen mercado?

Continúa leyendo Exportación de electricidad: Silencio sobre mega hidroeléctricas y excedentes sin mercado

Generación distribuida: ¿Deben los consumidores ser productores?

* Este análisis comparativo abarca a los partidos políticos que tiene una intención de voto superiores al 5%: Movimiento al Socialismo, Comunidad Ciudadana y Bolivia dijo No.

En varios países las personas no sólo consumen energía sino que producen electricidad (solar y eólica) para su autoconsumo y para vender sus excedentes a la red. A este proceso se conoce como generación distribuida y es una forma de producción descentralizada, cerca de los lugares de consumo, a través de fuentes de energía renovable. La generación distribuida se articula con la producción y distribución centralizada de electricidad ya que en los momentos en que decae la generación distribuida -por ejemplo en las noches cuando no hay radiación solar para la energía fotovoltaica- el usuario consume electricidad de la red y al final del mes se hace un balance de cuánto compró y cuánto vendió a la red. La generación distribuida es uno de los componentes de la transición energética que se requiere para hacer frente al cambio climático, pues contribuye a reducir energía que se genera a partir de combustibles fósiles. ¿Qué proponen los programas de gobierno de los partidos políticos al respecto? Continúa leyendo Generación distribuida: ¿Deben los consumidores ser productores?

Evo: ¿Campeones en energías renovables o en mentir?

Por Pablo Solón

En su discurso de 13 años de gobierno, el presidente Evo Morales presentó una gráfica en la que afirma que Bolivia “cuenta con una potencia instalada en el Sistema Interconectado Nacional de 795 MW, provenientes de energía eólica, solar, biomasa e hidroeléctrica”, y que gracias a esto, Bolivia ha sido reconocida el año 2016 como el país que más invierte en energías renovables respecto al PIB.

A diferencia de otros temas -en los cuales el gobierno presentó un cuadro mostrando cuanto había antes y cuanto hay ahora trece años después- en este caso evitó hacer dicha comparación por la siguiente razón:

Cuadro comparativo del incremento de energía hidroeléctrica, solar y eólica en el SIN entre el 2006 y el 2017
(Potencia instalada en MW)

Fuente de energía 2006 % del total de potencia instalada 2017 % del total de potencia instalada
Hidroeléctricas 483 39,6% 619 27,2%
Solar 5,7 0,3%
Eólica 27 1,2%
Subtotal Hidroeléctricas y alternativas 483 39,6% 651,7 28,6%
Subtotal termoeléctricas 738 60,4% 1.625 71,4%
Total potencia instalada en el SIN 1.221 100,0% 2.276 100,0%

Fuente: Anuario Estadístico 2017, Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE)

Hemos tomado los datos oficiales del Anuario Estadístico del 2017 de la Autoridad de Electricidad porque aun no están disponibles los datos del 2018. Como se puede apreciar lo que más ha crecido en Bolivia no son las hidroeléctricas ni las energías alternativas sino las termoeléctricas que funcionan a gas natural y que no son energías renovables. Las termoeléctricas en el SIN se han duplicado pasando de 738 MW en el 2006 a 1.625 en el 2017 lo que representa un incremento de 887 MW. En cambio las hidroeléctricas han sufrido un incremento de apenas 136 MW equivalente a un 28% respecto al 2006. Como se puede apreciar en la siguiente gráfica este incremento en la potencia de las hidroeléctricas recién ocurrió en el año 2017 y se debió a la incorporación finalmente al SIN de la hidroeléctrica de Misicuni. En síntesis durante más de una década hasta el 2017 no se incrementó la potencia instalada de las hidroeléctricas.

Fuente: Anuario Estadístico 2017, Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE)

Según el Anuario Estadístico del 2017 todas las energías alternativas en el SIN representan apenas 1,44%. ¿Cómo puede afirmar que este sea el país que más invierte en el mundo en energías renovables respecto al PIB?

Fuente: Anuario Estadístico 2017, Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE)

En términos de generación eléctrica la participación de las hidroeléctricas y energías alternativas es aún menor. Según la Memoria 2017 del Comité Nacional de Despacho de Carga “la producción de energía fue de 8.981,3 GWh; de la cual, 2.229,9 GWh corresponden a producción hidroeléctrica, 6.690,0 GWh a producción termoeléctrica, 60,4 GWh a producción eólica y 1,1 GWh a generación solar, que equivale al 24,83 %, 74,49%, 0,67 % y 0,01 %, respectivamente”. En otras palabras las energías alternativas el 2017 generaron el 0,68% de la electricidad en el SIN y las hidroeléctricas apenas un cuarto de toda la electricidad.

Vayamos ahora a la segunda afirmación de Evo Morales: Bolivia es el país que más invierte en energías renovables en relación al PIB en el año 2016. El informe sobre el cual basan esta afirmación es la edición 2017 del “REN21 Renewables Global Status Report”.

En este reporte se ha publicado efectivamente el siguiente cuadro en el que aparece Bolivia como el primer país en inversión en energías renovables en relación al PIB en el año 2016.

Sin embargo en todo el informe sólo hay una frase que justifica este primer lugar de supuestos campeones y que dice: “Bolivia, que no registra inversiones en energía renovable en 2015, alcanzó 800 millones de dólares americanos en el 2016” (Bolivia, which recorded no renewable energy investment in 2015, reached USD 800 million in 2016). Como consultores para la elaboración de este informe figuran por Bolivia Franklin Molina Ortiz y Juan Pablo Vargas-Bautista (Private University of Bolivia). Estos consultores deben explicar el fundamento de esta información a todas luces falsa.

No existe ningún documento oficial que respalde que en el año 2016 se invirtieron efectivamente 800 millones de dólares en energías renovables. Una inversión de 800 millones de dólares es equivalente a una potencia instalada de 400 MW en energías renovables, o sea un quinto de todo lo que tenemos instalado a la fecha.

El Ministro de Energía sabe que el reporte de REN 21 está equivocado y a pesar de ello deja que el presidente divulge una información falsa. El vicepresidente Alvaro Garcia Linera, que fue uno de los primeros en presentar esta noticia infundada en Bolivia, también sabe que no se invirtieron 800 millones de dólares en energías renovables en el 2016. El dicho de Goebbels “miente y miente que algo queda”, en este caso actúa como un bumerán “a más mienten más en ridículo quedan”, porque a diferencia de lo que el señor Vicepresidente afirma 90 x 3 no es 180.

 

 

 

 

TUNUPA 101: Propuestas para una Bolivia Solar

Invitamos a leer el TUNUPA Nº101 dedicado a la energía solar en Bolivia. Formato PDF

Estado de Situación de la Energía Solar en Bolivia
El Plan de Energia eléctrica para el 2025
Propuestas para una Bolivia Solar
1. Reducir el consumo de gas con energías alternativas
2. Energía solar comunitaria, municipal y residencial
3. Incentivos económicos
4. Modificar la ley de electricidad para posibilitar la generación distribuida
5. Producir gradualmente paneles solares y baterias
6. Formación y Capacitación
7. Promoción e Información
8. Reorientar el Plan de Electricidad 2015-2025
9. Dialogo Nacional sobre el futuro energético de Bolivia
Bolivia: Privilegiada por el Sol

 

Propuestas para una Bolivia Solar

[Versión completa en PDF] Para encarar satisfactoriamente la revolución solar en curso y sacar provecho de la alta radiación solar que tenemos en dos terceras partes de nuestro territorio necesitamos promover un amplio proceso de discusión sobre el futuro energético de Bolivia. La discusión no es sencilla pero de ninguna manera puede ser confinada al ámbito de sólo los expertos. Las decisiones que se adopten amarrarán al país por varias décadas a un cierto modelo de “desarrollo”. Acertar o errar, actuar de manera oportuna o tardía, tendrán importantes consecuencias. Estas son algunas propuestas para incentivar el dialogo y la reflexión. Continúa leyendo Propuestas para una Bolivia Solar

Disrupción de la energía solar en Bolivia

La edad de piedra no terminó por falta de piedras sino por la emergencia de la metalurgia del cobre y el bronce. Cada cierto tiempo se produce una innovación tecnológica que produce una ruptura radical con el pasado. Ese fue el caso de la telefonía celular que desplazó a los teléfonos fijos y de las computadoras que convirtieron en reliquias a las máquinas de escribir. Continúa leyendo Disrupción de la energía solar en Bolivia

¿Está preparada Bolivia para la disrupción solar?

Por Pablo Solón

Cada cierto tiempo se produce una innovación tecnológica que produce una ruptura radical con el pasado. Ese fue el caso de la telefonía celular que desplazó a los teléfonos fijos; de las cámaras digitales que hicieron desaparecer a las de película; de las computadores que convirtieron en reliquias a las maquinas de escribir. La edad de piedra no terminó por falta de piedras sino por la emergencia de la metalurgia del cobre y el bronce.

A estas tecnologías se las denomina disruptivas porque trastornan bruscamente el escenario imperante. Hoy la conjunción de la expansión de la energía solar fotovoltaica, el desarrollo de la generación distribuida de electricidad a partir de pequeñas fuentes de energía solar, el crecimiento del almacenamiento de electricidad en baterías y la estampida de autos eléctricos está provocando una disrupción solar.

El crecimiento exponencial de la energía solar fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica ha sufrido un crecimiento exponencial en la última década. De 16 Gigavatios (GW) de potencia solar fotovoltaica instalada en el mundo el año 2008 hemos llegado a cerca de 230 GW en el 2015. Las previsiones afirman que la potencia instalada a nivel mundial de energía fotovoltaica puede alcanzar los 540 GW para el 2019.

f500x0-148121_148139_77

En América Latina y el Caribe, la energía fotovoltaica tenía el año 2015 sólo una potencia instalada de 2,2 GW comparada con 172 GW de las hidroeléctricas, sin embargo, mostraba el índice de crecimiento más acelerado. En términos relativos, la energía solar fotovoltaica creció el 2015 un 166% mientras las hidroeléctricas lo hicieron en un 3%.

f500x0-148120_148138_39

La razón de este crecimiento exponencial está en la caída de los precios de la energía solar fotovoltaica. Las células solares de silicio cristalino han descendido desde 76,67 USD por vatio en 1977 hasta aproximadamente 0,36 USD por vatio en 2014. Los precios de los módulos solares están descendiendo un 20% cada vez que se duplica la capacidad de la industria fotovoltaica. Según la Agencia Internacional de Energía Renovable, el costo de las instalaciones solares de una escala promedio (incluyendo paneles solares, inversores, montaje e instalación) ya están por debajo de los 2.000 USD por kW de potencia instalada (menos de 2 millones USD/MW), y para el 2025 estarán por debajo de 1.000 USD/kW (menos de 1 millón USD/MW). Cada mes salen nuevos reportes con costos de energía solar aún mas bajos.

f500x0-148119_148137_12

En varios países, ya se está alcanzando la paridad de red que se logra cuando los costos de producción fotovoltaica son iguales o menores a los precios de la electricidad que paga el consumidor final. De un precio promedio mundial en el 2010 de 0,32 USD por kilovatio-hora (kWh) hemos llegado ya en el 2014 a 0,16 USD/kWh. Actualmente la electricidad producida en instalaciones solares conectadas a la red tiene un costo de 0,05 a 0,10 USD/kWh en varios países del mundo.

Sistemas residenciales, balance neto y generación distribuida

La energía solar fotovoltaica está produciendo una revolución en la forma de generar electricidad. En el año 2010, más del 80% de los 9.000 MW de energía fotovoltaica que tenía Alemania en funcionamiento estaba instalado sobre tejados. Los consumidores de electricidad están pasando a ser productores de energía eléctrica a través de pequeños sistemas fotovoltaicos. Los costos de estos pequeños sistemas han caído en Alemania de 7.200 USD por kW en el 2008 a 2.200 USD por kW en el 2014.

Esta generación a través pequeños sistemas de electricidad fotovoltaica no es sólo para el autoconsumo, sino para vender a la red. Esto se conoce balance neto: un esquema por el cual el pequeño productor residencial se conecta a la red y vende la energía fotovoltaica en las horas de mayor radiación solar para luego comprar electricidad durante la noche. A través del balance neto, la compañía eléctrica que proporciona electricidad durante las horas de oscuridad descuenta de la factura los excedentes de electricidad que compra de los pequeños sistemas solares fotovoltaicos durante las horas de sol. En un principio, estos pequeños sistemas residenciales gozaban de incentivos, sin embargo, estos subsidios comienzan a ser reducidos o suprimidos por la disminución de los costos de los módulos fotovoltaicos.

La generación distribuida de electricidad a partir de pequeños productores locales de energía solar o eólica reducirá la dependencia de las compañías eléctricas, disminuirá significativamente la cantidad de energía que se pierde en la red eléctrica y hará innecesario el transporte de electricidad a lo largo de cientos o miles de kilómetros. La importación de electricidad será cada vez menos necesaria debido a que la producción y consumo serán cada vez más locales.

El almacenamiento de la electricidad está llegando

Por más de un siglo la electricidad ha sido un bien de consumo inmediato. Lo que se produce se debe consumir en el acto. Las baterías eran para artefactos pequeños, y el almacenaje en grandes cantidades de electricidad no estaba al alcance por razones económicas y tecnológicas. Esta realidad está cambiando. Cada vez más se puede almacenar electricidad en grandes cantidades para usarla en las horas de mayor demanda. Esto hará obsoletas las plantas de generación más costosas y contaminantes que entran en las horas pico, y abaratará el costo de la electricidad durante todo el día. El informe de Bloomberg New Energy Finance, “Las previsiones de almacenamiento de energía a nivel mundial, 2016-2024” estima que los costos de almacenamiento por kWh bajarán de un promedio de USD 400 en la actualidad a USD 200 en el 2020, llegando a USD 160 o menos en el 2025.

La irrupción de los automóviles a electricidad

El año 2015 se superó la barrera del millón de carros eléctricos hasta llegar a la cifra de 1,26 millones de autos vendidos a nivel mundial. Esta cifra es cien veces superior a los autos eléctricos que había en el 2010 y es el doble de los carros eléctricos que se tenía en el 2014. A diferencia de los motores a combustión interna que sólo tienen una eficiencia del 17% al 21%, los motores eléctricos tienen una eficiencia del 85% al 99%. En el 2015, ya habían 190.000 estaciones públicas de recarga para vehículos eléctricos en varios países del mundo. Muchas de estas estaciones son gratuitas y se autoabastecen con energía solar.

Al igual que las computadoras y los celulares, esta disrupción solar llegará a Bolivia mucho antes de lo que nos imaginamos. La regulación, los incentivos financieros, las normas técnicas, la promoción, la formación y capacitación en las nuevas tecnologías, y sobre todo la visión de país que queremos construir pueden acelerar este proceso poniéndonos a la delantera del mismo o retrasarnos y anclarnos en un esquema de desarrollo obsoleto del siglo pasado. ¿Hacia donde va Bolivia?

Siguiente parte: ¿Cuál el estado de situación de la energía solar en Bolivia?


Recuadro: 
Esperen lo inesperado.
Reporte de Carbon Tracker y the Grantham Institute at Imperial College London.

  • La energía solar fotovoltaica podría suministrar el 23% de la generación mundial de energía en 2040, eliminando totalmente al carbón y dejando al gas natural con sólo el 1% de la cuota del mercado.
  • La caída de los precios de los coches eléctricos y la rápida expansión de las energías renovables podrían frenar la demanda de petróleo a partir de 2020.
  • El crecimiento de los autos a electricidad desplazará aproximadamente dos millones de barriles de petróleo por día en 2025 una cifra similar a la que en 2014 hundió el mercado petrolero.
  • Entre el 2008 y el 2013, cinco grandes compañías energéticas perdieron en Europa cerca de 105.000 millones de dólares porque no estaban preparadas para el crecimiento de las energías renovables en un 8%.
    Fuente: http://www.carbontracker.org/report/expect-the-unexpected-disruptive-power-low-carbon-technology-solar-electric-vehicles-grantham-imperial/

Publicado el 19 de febrero de 2017 en el suplemento Ideas de Pagina Siete
http://www.paginasiete.bo/ideas/2017/2/19/esta-preparada-bolivia-para-disrupcion-solar-127619.html

16807641_1490979630946438_5843440573857280344_nimg_4960

TUNUPA Nº99: 25% de energía solar y 0% de deforestación para el 2020

Contenidos del TUNUPA Nº 99 pdf