Costo de hidroeléctrica Rositas: 1.514 millones de dólares y subiendo

Por: Pablo Solón

El costo de Rositas viene subiendo mes tras mes. En la Ficha Ambiental de 10 de agosto de 2016 se decía que la construcción del proyecto de 600 MW de potencia instalada sería de 850 millones de dólares. Un año después, el Resumen Ejecutivo del Informe Final 7.3.4.1. de Eptisa dice que costará 1.514 millones de dólares.

tabla1

La cifra de 1.514 millones de dólares no incluye las líneas de transmisión eléctrica ni tampoco los otros componentes del proyecto multipropósito Rositas como son el riego y el abastecimiento de agua potable. En síntesis, el costo total y final del proyecto multipropósito Rositas será mucho más alto y según un estudio de la Universidad de Oxford sobre megarrepresas del año 2013, los costos finales de megahidroeléctricas normalmente se duplican con relación a sus presupuestos iniciales.

tabla2

Según las autoridades de ENDE, 1.000 millones de dólares para el proyecto hidroeléctrico Rositas serán financiados por un crédito del Exim Bank de China. Esta cifra es equivalente al saldo de la deuda con China que llegó a los 1.042 millones de dólares al 31 de marzo de 2018. Rositas duplicará el actual saldo de la deuda externa con China. La deuda externa per cápita total de los 11 millones de ciudadanos bolivianos pasará de 857 dólares en la actualidad a 948 dólares por cabeza, sólo por el impacto de la hidroeléctrica Rositas sin tomar en cuenta otros créditos de deuda externa.

Los tentáculos chinos

Por: Juan Pablo Neri

La megahidroeléctrica de Rositas no sólo da cuenta de cuál es el objetivo a largo plazo del gobierno: pasar de la dependencia de los hidrocarburos, a la dependencia en la generación y venta de energía; también devela un aspecto problemático de las relaciones de Bolivia con otras potencias globales, en este caso China. El proceso de licitación para la construcción de la represa devela la creciente presencia de esta potencia en Bolivia, ante la mirada aprobatoria de las autoridades bolivianas.

En las tres licitaciones que se realizaron para la construcción de la megahidroeléctrica Rositas se presentaron sólo empresas chinas, porque el crédito del Exim Bank de China -que financiará este megaproyecto- requiere que el ejecutor de la obra sea una empresa china.

Para viabilizar la contratación de empresas chinas el gobierno aprobó dos decretos supremos: El DS 2574 de 3 de noviembre de 2015, que establece que en el caso de proyectos financiados por el Exim Bank de China, el Ministerio de Obras Públicas, la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) y ENDE deben contratar a empresas con capital mayoritario chino; y el DS 2646 de 6 de enero de 2016, que autoriza de forma específica a ENDE a “suscribir el contrato para la ejecución del Proyecto Hidroeléctrico de Generación de Energía – Rositas (…) en la presente gestión” (año 2016).

Todas las empresas chinas que se presentaron a las licitaciones fueron empresas estatales chinas. Es decir que el esquema de financiamiento e inversiones extranjeras chinas consiste en un sistema en el que China siempre gana.  Algunas de las candidatas fueron:

Dongfang Electric International Corporation, empresa estatal china especializada en la construcción de equipos para la generación de energía, así como la construcción de centrales de energía térmica, hidroeléctrica, nuclear y a gas.

Powerchina Limited, empresa estatal china especializada en la construcción de plantas de generación de energía de distinta índole. Entre sus principales subsidiarias se encuentran: Sinohydro, Kunming Engineering Corp. Ltd., e Hydrochina.

China Gezhouba Group (CGGC) empresa especializada en la construcción de plantas hidroeléctricas, subsidiaria de la estatal China Energy Engineering Group Co. (CEEC).

Harbin Electronic Company Limited (HEC), empresa especializada en la construcción de hidroturbinas y otros equipos.

Los ganadores de Rositas

Al final, la seleccionada fue la Asociación Accidental Rositas (AAR) que está compuesta por:

  1. La China Three Gorges Corporation (TGC), empresa estatal autónoma china, fundada en 1993, para la realización del megaproyecto hidroeléctrico de “Las Tres Gargantas”, en el río Yangtze (el tercero más grande del mundo, después del Nilo y el Amazonas). Este megaproyecto, que dio origen a la creación de TGC, llevó al desplazamiento de más de un millón de personas y en 2011 la Administración Sísmica China admitió que la represa incrementó significativamente la actividad sísmica de la región.
  2. La China International Water & Electric Corporation (CWE), empresa contratista de construcción en el extranjero, que fue adquirida en 2008 por Las Tres Gargantas y que le sirve como plataforma para emprender negocios en el extranjero. CWE junto con Sinohydro construyó entre 2004 y 2009 la represa de Merowe, en Sudán, que es el proyecto hidroeléctrico más importante de África y que ha llevado al desplazamiento por la fuerza de 55.000 a 70.000 personas.
  3. Reedco SRL, empresa constructora boliviana sobre la cual existe escasa información, y entre cuyos principales trabajos se encuentran la construcción de puentes, tinglados y la rehabilitación de carreteras. Uno de los pocos datos que existen sobre esta empresa en la web son denuncias por incumplimiento de pagos a la AFP.

Hasta la fecha, a pesar de la suscripción del contrato 11695 entre ENDE y la AAR no ha empezado la construcción de Rositas debido a que no existe el Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental ni la respectiva licencia ambiental, no se ha realizado la consulta previa libre e informada a los pueblos indígenas y a las poblaciones afectadas como manda la Constitución Política del Estado Plurinacional, no se ha concretado el financiamiento chino y existe una fuerte oposición de varias comunidades que se verían afectadas por la megarrepresa.

Rositas, Hidroituango y el EEIA

Por Juan Pablo Neri y Pablo Solón

Hidroituango debía ser la más grande hidroeléctrica de Colombia y hoy es una tragedia de incalculables proporciones. Cuando se empezó a llenar la presa de manera apresurada uno de los túneles se obstruyó por un derrumbe. El agua se empezó a acumular peligrosamente amenazando con colapsar la presa que aún no estaba terminada. Para que el agua fluyera la empresa decidió inundar la casa de máquinas de la hidroeléctrica. Decenas de miles de personas fueron evacuadas. Debido a la presión del agua, el cerro alrededor de la represa empezó a tener rajaduras y cientos de miles de toneladas de tierra se desplomaron. Los 1.500 trabajadores de la presa han sido evacuados en varias ocasiones.

Los más optimistas prevén que la hidroeléctrica podría entrar en funcionamiento en dos años, con un incremento significativo de sus gastos que ya llegan a los 5.000 millones de dólares. Las personas afectadas y la asociación Ríos Vivos de Antioquia plantean desmantelar de manera controlada la presa para que el río fluya normalmente, termine la situación de alerta roja y la gente vuelva a su vida de antes. Esta es sin duda uno de los más grandes desastres de megaconstrucciones en Sudamérica.

Esta tragedia provocada por la irresponsabilidad de quienes definieron, construyeron y supervisaron la construcción de Hidroituango nos debe hacer reflexionar a los bolivianos y en particular al gobierno de Evo Morales y a las autoridades del Ministerio de Energía, al Ministerio de Medio Ambiente y Agua y a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE).

Una megahidroeléctrica requiere amplios estudios que deben ser verificados por entidades independientes, que no tienen ningún interés económico en el proyecto ni están sujetos a los caprichos políticos de las autoridades que buscan realizar a como dé lugar la obra.

Para que exista una valoración lo más objetiva de los riesgos que involucra una hidroeléctrica de esta magnitud toda la documentación debe ser pública, de fácil acceso y puesta bajo el escrutinio de la población en general, de las comunidades más próximas a la megaobra y de las instituciones técnicas especializadas a nivel geológico, hidrológico, medioambiental, social, antropológico, etc.

El Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental (EEIA) no puede ser visto como una simple formalidad que hay que cumplir para obtener la licencia ambiental y para construir el megaproyecto. El EEIA es clave para evaluar los impactos, riesgos y peligros de una megaobra como Rositas. Este estudio debe ser realizado por entidades independientes especializadas que puedan libremente expresar una posición crítica e incluso contraria al proyecto. Actualmente el EEIA de la hidroeléctrica Rositas está siendo realizado por la propia empresa ENDE, interesada en la construcción de esta megaobra.

Jamás se debió haber firmado un contrato con la Asociación Accidental Rositas (AAR) para la construcción de la presa antes de contar con el EEIA. Las irregularidades en el proceso de licitación, adjudicación y ejecución del EEIA de Rositas son varios, y ENDE ha incumplido el plazo impostergable del 16 de marzo de 2018 para entregar este estudio al Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

Los estudios y el diseño de estas megaobras, que deben tener una vida útil de más de 50 años, deben ser extremadamente exhaustivos y tomar situaciones extremas de graves desastres naturales que se irán agravando por el cambio climático. No se puede diseñar una obra sólo con base en los datos de las últimas décadas porque el futuro no será una mera repetición del pasado.

Comenzar por el final, la historia del megaproyecto Rositas

Por: Marielle Cauthin

Rositas es un viejo proyecto hidroeléctrico del siglo pasado que fue desenterrado y puesto a caminar “patas arriba”, ya que ENDE comenzó por el final: contrató a las empresas constructoras antes de completar los estudios a diseño final del proyecto, de terminar los estudios de evaluación de impacto ambiental y de realizar la consulta previa libre e informada a las comunidades afectadas. Continúa leyendo Comenzar por el final, la historia del megaproyecto Rositas

Hidroeléctrica Rositas: ¿qué le dice Eptisa a ENDE en su informe final?

En junio de 2017 la empresa española con capitales chinos Eptisa presentó a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) el informe de diseño final de la central hidroeléctrica Rositas. Si bien el documento extenso no es público, el resumen ejecutivo detalla aspectos relevantes sobre la obra y los impactos previsibles para la zona de Rositas. Continúa leyendo Hidroeléctrica Rositas: ¿qué le dice Eptisa a ENDE en su informe final?

La megahidroeléctrica Rositas explicada en ocho mapas

Los mapas generados para la elaboración de la ficha ambiental de la hidroeléctrica Rositas en Santa Cruz indican que al menos ocho comunidades de cuatro municipios se encuentran dentro el área de impacto de la inundación, también confirman que serán afectadas dos Tierras Comunitarias de Origen (TCO) guaraní y así como el municipio de Muyupampa en la provincia Villa Vaca Guzmán de Chuquisaca. Continúa leyendo La megahidroeléctrica Rositas explicada en ocho mapas

11 revelaciones de la Ficha Ambiental de Rositas

Por Marielle Cauthin y Pablo Solón

La ficha ambiental para la “construcción de la hidroeléctrica Rositas” tiene 131 páginas, incluidos sus anexos, y fue presentada el 10 de agosto de 2016 con una declaración jurada de “veracidad” firmada por el presidente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) de ese entonces. Este documento que da inicio al proceso de obtención de la licencia ambiental para la construcción de esta hidroeléctrica tiene información que -aunque insuficiente- es muy reveladora. Aquí presentamos once aspectos que usted debe conocer sobre el proyecto hidroeléctrico Rositas. Continúa leyendo 11 revelaciones de la Ficha Ambiental de Rositas

ENDE incumplió plazo impostergable para Estudio de Impacto Ambiental de Rositas

Después de que ENDE presentó la ficha ambiental para el proyecto hidroeléctrico Rositas, la viceministra de Medio Ambiente le comunicó el 12 de septiembre de 2016 mediante nota  Nº2088/2016 que debía presentar el Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental Analítico Integral (EEIA–AI) del mencionado proyecto en “un plazo no mayor a doce meses según lo establece el artículo 51 del Reglamento de Prevención y Control Ambiental”. Continúa leyendo ENDE incumplió plazo impostergable para Estudio de Impacto Ambiental de Rositas

Lecciones para Bolivia de la tragedia hidroeléctrica en Colombia

Juan Pablo Neri Pereyra y Pablo Solón, 18 de mayo de 2018

Hidroituango, al igual que el Chepete en Bolivia, debía ser el mayor proyecto hidroeléctrico de Colombia. Hidroituango se empezó a construir en el 2010 y debió haberse inaugurado a fines de este año. Sin embargo, su sala de maquinas, que es cómo un edificio de 20 pisos de altura dentro de la montaña quedó inundada, miles de personas rio abajo han sido evacuadas, y la situación aun puede ser peor. Continúa leyendo Lecciones para Bolivia de la tragedia hidroeléctrica en Colombia

La inversión de Rositas y la pelota de mi amigo

Por: Pablo Solón

Cuando era niño, cada vez que queríamos jugar algo distinto con la pelota de mi amigo, él decía: “si no juegan lo que quiero me voy con mi pelota”. Evo Morales me hizo recuerdo a este amigo cuando advirtió con trasladar las inversiones de las hidroeléctricas a otros departamentos, si continúan los reclamos de “unos pocos”.

La diferencia entre mi amigo de siete años y el Presidente es que la pelota era suya, mientras las inversiones de las que habla el primer mandatario son dinero por el cual todos los bolivianos tendremos que responder. Continúa leyendo La inversión de Rositas y la pelota de mi amigo

Rositas y el Reasentamiento Involuntario

¿Quiénes serán las y los afectados y a dónde irán a parar las comunidades afectadas por el proyecto hidroeléctrico Rositas? ¿Cuál es el área de impacto directo e indirecto del proyecto? ¿Qué dicen al respecto los Términos de Referencia del Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental del Proyecto Hidroeléctrico Rositas? Continúa leyendo Rositas y el Reasentamiento Involuntario

Especies afectadas por la mega-hidroeléctrica Rositas

Unas tres mil especies de fauna y flora se refugian en las Áreas Protegidas a ser impactadas por la hidroeléctrica Rositas. De éstas, al menos siete especies de fauna y 161 especies de flora son endémicas; 14 aves y mamíferos y 161 tipos de flora poseen distintos niveles de riesgo de extinción, cuya vulnerabilidad aumentará con las obras e impactos ambientales de la enorme represa, que se construirá sobre el Río Grande en Santa Cruz.

Más información: Las áreas (des)protegidas de Rositas

Las áreas (des)protegidas de Rositas

Marielle Cauthin

La fauna y la vegetación que habita en los alrededores de lo que podría ser la hidroeléctrica Rositas en Santa Cruz es sobrecogedora: la paraba frente roja que es endémica de Bolivia, convive junto a otras especies amenazadas como el cóndor de los andes, el tucán o el gavilán azulado. Se estima que en la zona habitan cerca de cuatrocientas especies de aves, mientras más de dos mil clases de plantas son parte de diferentes tipos de bosques por donde se desplazan jucumaris, antas, jaguares, pumas, monos, entre más de una centena de mamíferos, y más de sesenta especies de peces como el sábalo, dorado o surubí, que son base de la dieta de las familias del lugar. Continúa leyendo Las áreas (des)protegidas de Rositas

TUNUPA 104: Consulta para el Consentimiento Libre Previo e Informado de los Pueblos Indígenas

Invitamos a leer el TUNUPA Nº104 dedicado al tema de la Consulta y Consentimiento a los pueblos indígenas en Bolivia. Formato PDF

Índice: 

TUNUPA 100: Megahidroeléctricas, exportar y morir (versión actualizada)

Invitamos a leer la versión actualizada del TUNUPA Nº100, dedicado a las megahidroeléctricas de El Bala y Chepete. Formato PDF

Indice:

14 razones para decir NO a las mega hidroeléctricas en este 14 de Marzo

1. Los embalses de las mega hidroeléctricas son una de las principales causas de la deforestación y destrucción del hábitat de pueblos, animales y plantas. El Bala y el Chepete deforestará más de 80.000 hectáreas de bosque amazónico.

Continúa leyendo 14 razones para decir NO a las mega hidroeléctricas en este 14 de Marzo

Mega Hidroeléctricas: La “consulta” sin consentimiento

En los Términos De Referencia (TDR) de los Estudios de Evaluación de Impacto Ambiental (EEIA) de las mega hidroeléctricas de El Bala-Chepete (Beni) y Rositas (Santa Cruz) se establece una “consulta pública” que no guarda ninguna relación con la consulta libre, previa e informada establecida en el Artículo 30 y el Artículo 352 de la Constitución Política del Estado, ni con el Convenio Nº169 de la OIT o con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas. Continúa leyendo Mega Hidroeléctricas: La “consulta” sin consentimiento