Termoeléctricas: Sobreoferta de electricidad

00 GRAFICAS TUNUPA 110 termo-11Las centrales termoeléctricas que funcionan principalmente a gas natural han sido las que más han crecido en los últimos 13 años. Durante el gobierno de Evo Morales las termoeléctricas se duplicaron pasando de una potencia instalada de 926 MW en 2006 a 1.855 MW en 2018. El año 2019 pegaron un nuevo salto con la inauguración de tres plantas de ciclo combinado con una capacidad total de 1.000 MW, lo que eleva la potencia instalada termoeléctrica a 2.855 MW en el Sistema Integrado Nacional (SIN)

00 GRAFICAS TUNUPA 110 termo-1300 GRAFICAS TUNUPA 110 termo-12El 91 % de la potencia instalada de las termoeléctricas está conectada al SIN (2.600,8 MW) y el otro 9% (254 MW) se encuentra en los sistemas aislados y los autoproductores. Las termoeléctricas conectadas al SIN funcionan a gas natural con la excepción de la central
de Moxos y algunas turbinas de la central de Aranjuez.

En cambio el consumo de diesel se da sobre todo en las termoeléctricas de los Sistemas Aislados (CRE R.L., ENDE del Beni, CER, El Sena Guayaramerín, Cobija, Rosario del Yata y Cachuela Esperanza).

00 GRAFICAS TUNUPA 110 termo-14En Bolivia las termoeléctricas han proliferado porque su costo de instalación es más bajo que el de una hidroeléctrica y porque su combustible está subvencionado. El millar de pies cúbicos (MMPC) de gas natural lo pagan a 1,3 dólares americanos mientras el precio de exportación de esa misma cantidad está en alrededor de 6 dólares americanos.

Tres nuevas termoeléctricas de ciclo combinado

En los últimos años el gobierno de Evo Morales apostó por termoeléctricas de ciclo combinado que cuentan con turbinas a gas y turbinas a vapor para aprovechar los gases calientes que salen de las turbinas a gas.

El 2019 se inauguraron tres termoeléctricas de ciclo combinado conectadas al SIN por un total de 1.000 MW. La termoeléctrica de Entre Ríos ubicada en el departamento de Cochabamba era una termoeléctrica convencional con 104 MW de potencia a la que se le adicionaron 360 MW instalando 6 turbinas a gas y 3 turbinas a vapor. La termoeléctrica del Sur del departamento de Tarija vio incrementar su potencia de 160 MW con 320 MW adicionales provenientes de 4 turbinas a gas y 4 turbinas a vapor. Igualmente la termoeléctrica de Warnes, ubicada en el departamento de Santa Cruz, recibió un incremento de 320 MW a sus 200 MW originales con 4 turbinas a gas y 4 turbinas a vapor.

La inversión de estas 3 termoeléctricas de ciclo combinado fue de 1.395 millones de dólares según la memoria de ENDE del 2018. El costo de inversión por MW de las mismas está entre 1,28 y 1,46 millones de dólares. El financiamiento provino del Banco Central de Bolivia (BCB) y el ejecutor fue el consorcio Siemens – TSK.

00 GRAFICAS TUNUPA 110 termo-15haga click en la imagen para verla en pantalla completa

Termoeléctricas en los Sistemas Aisladosy auto productores

Las termoeléctricas que funcionan a gas natural y diesel representan casi la totalidad de la potencia instalada en los sistemas aislados y un poco menos de la mitad en los
auto productores. La otra mitad de la potencia instalada en los auto productores está constituida sobre todo por plantas de biomasa.

00 GRAFICAS TUNUPA 110 termo-16

Un futuro complicado

Las termoeléctricas enfrentan un futuro complejo. Por un lado, son las centrales eléctricas que más han crecido en los últimos años llegando el 2019 al 73,3% de la potencia instalada en el SIN.

00 GRAFICAS TUNUPA 110 termo-17Las actuales termoeléctricas por si solas podrían satisfacer toda la demanda interna del país hasta más allá del 2025, pero ello no es viable ni rentable porque el gas natural que consumen está subvencionado y las reservas de gas natural están en declive. El monto total de la subvención aumenta en la medida en que sube el precio del gas natural para exportación. El gas natural que consumen las termoeléctricas podría ser exportado a cuatro o cinco veces el precio que pagan las termoeléctricas en el país.

Lo ideal hubiera sido que la participación de las termoeléctricas en Bolivia hubiera ido disminuyendo a favor de las eólicas, solares e hidroeléctricas de pasada para así reducir el subsidio que de hecho se les otorga al venderles un gas natural a 1,3 dólares MMPC cuando el precio de exportación está en 6 dólares MMPC.

Actualmente se tiene una sobredosis de termoeléctricas y no se ha firmado ningún contrato de exportación. La única iniciativa real es la posible exportación de 120 MW de potencia a Tartagal, Argentina. Este emprendimiento que, apenas cubriría una decima parte de la sobre oferta de las termoeléctricas, ha sido realizado de manera irregular por la desesperación de exportar aunque sea algo de electricidad para que no se desplome totalmente el discurso de Bolivia corazón energético de Sudamérica.

Las líneas de transmisión en territorio argentino han sido construidas y financiadas por Bolivia sin que exista un contrato a largo plazo. Lo correcto hubiera sido que hubiera primero un contrato y que las líneas de transmisión corran a cuenta de la Argentina. Sin embargo, ese no ha sido el caso y Bolivia, desesperada por exportar sus excedentes de electricidad, ha puesto la inversión para las líneas de transmisión antes que hubiera un contrato a largo plazo de compra de electricidad a un precio que esté por encima de sus costos reales de generación.

La gran incógnita de las termoeléctricas es a qué precio por MWh exportarán su energía. Para ser efectivamente rentables y no subvencionar al vecino país, sus costos
de generación eléctrica no deben incluir ningún tipo de subvención al gas natural para la exportación. No se han hecho públicos estudios que muestre que sin subsidios las termoeléctricas de Bolivia tendrían precios competitivos de exportación.

El otro tema es que la exportación para ser beneficiosa debe ser sostenida en el tiempo y no sólo en momentos de mayor demanda en el vecino país (por ejemplo durante el invierno). Los contratos de exportación deberían ser a largo plazo asegurando un ingreso anual a un precio que genere utilidades reales. Exportar ocasionalmente es
transformarse en una suerte de vendedor ambulante en deterioró de la economía boliviana y de las inversiones que se han hecho en ese sector.

A ello se suma otra complicación: la constante devaluación del dólar en los países vecinos que hace más difícil el establecimiento de contratos indexados de alguna manera al dólar para poder recuperar las inversiones realizadas en las centrales eléctricas.

El crecimiento vertiginoso de las termoeléctricas, sin que hubiera una demanda interna pujante en Bolivia y sin que antes se hubieran consolidado mercados de exportación,
hace que estas puedan convertirse en elefantes blancos condenados a funcionar muy por debajo de su capacidad instalada.

00 GRAFICAS TUNUPA 110 termo-18

El desencuentro entre la demanda y oferta

En casi cincuenta años, la demanda total de electricidad en Bolivia (SIN, SA y Auto productores) ha pasado de 709 GWh en 1970 a 8.450 Gwh en 2018. El crecimiento promedio anual en estas cinco décadas ha sido de 5,3%. En los últimos
tres años la tasa de crecimiento anual ha disminuido a 4,1% el 2016, 2,1% el 2017 y 0,9% el 2018. La potencia instalada conectada a al SIN pasó de 865 MW en 1997 a 2.424 MW en 2018. El excedente de potencia subió de 321 MW a 913 MW, equivalente a un 60% de la potencia máxima demandada ese año.00 GRAFICAS TUNUPA 110 ENERGIA EXP-06

Según la Rendición Pública del Viceministerio de Electricidad y Energías Alternativas de Marzo del 2019 la cobertura del servicio de electricidad sería de 95 % a nivel nacional (99% urbano y 86% rural). En los últimos 15 años se habría pasado de una cobertura del 87% al 99% en las áreas urbanas y del 33% al 86% en las áreas rurales.

00 GRAFICAS TUNUPA 110 ENERGIA EXP-07En el año 2018 39,% de la generación eléctrica a nivel del SIN, los SA y los auto productores es consumida en primer lugar por usuarios residenciales (39,3%), en
segundo lugar por la industria (24,75%) y en tercer lugar por la categoría General (20,5%).00 GRAFICAS TUNUPA 110 ENERGIA EXP-08La proyección de la demanda

El Comité Nacional de Despacho de Carga (CNDC) hace una proyección de incremento de la generación eléctrica sólo para el SIN al año 2030 y concluye que, para el final de la década, Bolivia requeriría 19.122 GWh anuales y una potencia instalada de 3.131 MW. Esta proyección nos da una tasa promedio de crecimiento anual de 6,7% que es más elevada que el promedio de los últimos años.

00 GRAFICAS TUNUPA 110 ENERGIA EXP-09La oferta a corto plazo

Tomando en cuenta las plantas en funcionamiento, las que recientemente han sido inauguradas y aquellas que están en construcción, la potencia instalada a nivel del SIN se incrementará en un 73% pasando de 2.424 MW a 4.201 MW entre el 2018 y el 2021. Gran parte de este incremento ya se ha concretado el 2019 con la incorporación de 1.000 MW de las termoeléctricas de ciclo combinada de Entre Rios, Warnes y del Sur y el restante se dará sobre todo por las hidroeléctricas de Miguillas e Ivirizu, las eólicas de Warnes, El Dorado y San Julian y la Fase II de la planta fotovoltaica de Oruro.

00 GRAFICAS TUNUPA 110 ENERGIA EXP-10Comparando la proyección de la demanda con la realidad de la oferta podemos concluir que a fines del 2021 ya se habrá superado en más de 1.000 MW la potencia instalada que se necesitaría para el año 2030. El 2021 la potencia instalada será de 4.201 MW representando una sobredosis de 2.331 MW frente a una demanda de 1.871 MW para el 2021 según el CNDC.

Termoeléctricas, hidroeléctricas, eólicas, solar y biomasa

En Bolivia existen:

a) termoeléctricas que funcionan a gas natural y diesel,
b) hidroeléctricas que funcionan con el empuje del agua,
c) plantas eólicas que utilizan la fuerza del viento,
d) plantas fotovoltaicas que aprovechan la radicación solar, y
e) plantas que utilizan biomasa (bagazo de caña de azúcar) como combustible para mover sus turbinas.

Algunas de las ventajas y desventajas de estas centrales eléctricas son:00 GRAFICAS TUNUPA 110 ENERGIA EXP-02Haga click para ver la tabla en pantalla completa

En la siguiente tabla se puede apreciar que el año 2018 en el SIN, los SA y los auto productores, las termoeléctricas representaban el 66,5% de la potencia instalada, las hidroeléctricas 24,7%, las eólicas 1,1%, las plantas fotovoltaicas 2,5% y las plantas que funcionan a biomasa 5,3%. Las termoeléctricas están presentes en el SIN, los SA y los auto productores y representan casi la totalidad de los sistemas aislados, mientras las hidroeléctricas prácticamente sólo están presentes en el SIN. La energía eólica está únicamente conectada al SIN al igual que la mayoría de la energía fotovoltaica. Por último, la biomasa que empezó en los auto productores y representa más de la mitad de su potencia instalada es poco relevante en el SIN.

00 GRAFICAS TUNUPA 110 ENERGIA EXP-03

00 GRAFICAS TUNUPA 110 ENERGIA EXP-05

En términos de generación eléctrica la contribución de las termoeléctricas y las hidroeléctricas se incrementa levemente, mientras la participación de la biomasa se reduce significativamente a un 0,8% al igual que la eólica y la solar que bajan al 0,6% y 1,3% respectivamente.

00 GRAFICAS TUNUPA 110 ENERGIA EXP-04

Electricidad: Bien de consumo inmediato

La electricidad es un bien de consumo inmediato. Solo se produce lo que se va a consumir porque la energía no se puede almacenar en grandes cantidades. A diferencia de otros bienes no se puede guardar la electricidad para consumirla más adelante. Por eso las inversiones en electricidad tienen que tomar en cuenta siempre la demanda, su proyección y los nuevos mercados reales y no sólo teóricos.

En Bolivia los sistemas de generación eléctrica se dividen en tres: 1) el Sistema Interconectado Nacional (SIN), 2) los Sistemas Aislados (SA), y 3) los auto productores.

El SIN es el sistema eléctrico que integra sistemas de generación, transmisión y distribución, en los departamentos de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisaca, Oruro, Potosí, Tarija y Beni. Comprende principalmente a plantas de las empresas de ENDE (Andina, Guaracachi, Valle Hermoso, Corani y Matriz), COBEE, CECBB, HB, Guabirá y otras.

Los SA, como su nombre lo indica, no están conectados al SIN y se encuentran en los departamentos de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija. Varios de estos SA son responsabilidad de ENDE (Cobija, Guayaramerín, Cachuela Esperanza, El Sena, Baures, Bella Vista, San Matías y otros), del CRE RL (Charagua, Cordillera, German Bush, San Ignacio de Velazco y otros), del CER (Riberalta y Gonzalo Moreno) y SETAR (Bermejo y Entre Ríos).

Los auto productores son empresas que generan electricidad para su autoconsumo y que en el caso de las industrias azucareras también inyectan parte de su energía al SIN. Entre los auto productores figuran empresas como YPFB Refinación S.A., PLUSPETROL, AGUAÍ S.A., EASBA, PIL Andina S.A., YPFB Transierra, IAGSA, UNAGRO, Gravetal Bolivia S.A., SINCHI WAYRA S.A. y otros.

El sistema más importante de generación, distribución y consumo de electricidad en Bolivia es el SIN. Según la Autoridad de Electricidad, el año 2018 teníamos en Bolivia una potencia instalada de 2.773,1 MW y una generación eléctrica de 9,949,2 GWh. El SIN representó dicho año el 86% de la potencia instalada y contribuyó con el 92,8% de la generación eléctrica. Los SA representaron el 6,6% de la potencia instalada y el 4,4% de la generación eléctrica, y los Auto productores constituyeron el 7,4% de la potencia instalada y sólo el 4,4% de la generación eléctrica.

00 GRAFICAS TUNUPA 110 ENERGIA EXP-01La potencia instalada es la capacidad de generación y se expresa en Megawatt (MW), mientras la generación eléctrica es la cantidad de energía realmente producida y se expresa en Kilowatt por hora (KWh), Megawatt por hora (MWh) o Gigawatt por hora (GWh). Por ejemplo, una planta de 100 MW de potencia instalada que trabaja a la mitad de su capacidad produce 438 GWh al año (100 MW x 24 horas x 365 días dividido entre dos).

No se puede producir mucha más electricidad que la que se consume. La producción de electricidad acompaña siempre el consumo. El pequeño margen superior que existe en la oferta en relación a la demanda es porque parte de la electricidad se pierde en los procesos de generación, transmisión, distribución y se emplea en el funcionamiento de las propias plantas de generación eléctrica.

El 2018 la generación bruta de electricidad en Bolivia fue de 9.949,2 GWh mientras el consumo fue de 8.450,1 GWh. En términos de potencia, el 27 de septiembre del 2018 fue el día de mayor demanda en el SIN (1.511,2 MW). Ese año la potencia instalada en el SIN llego a 2.382,5 MW. Es decir que la potencia instalada ya era superior en 871 MW a la potencia máxima utilizada ese año. Aun dejando una reserva de 200 MW para posibles eventualidades el 2018 ya se tenían más de 600MW de potencia instalada que no se estaban empleando.

TUNUPA 106: Inconsecuencia Climática

Invitamos a leer el TUNUPA 106: Inconsecuencia Climática que contiene un análisis de la contribución nacionalmente determinada presentada por el gobierno de Bolivia en el marco del Acuerdo de Paris. Formato PDF.

Introducción

184 países de un total de 196 miembros de la Convención Marco de la Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) han ratificado el Acuerdo de París y 181 miembros/países de este acuerdo presentaron su CND hasta diciembre del 2018.

¿En qué consiste la CND de Bolivia? ¿Es una CND coherente y consistente con la lucha contra el cambio climático? ¿Cuáles son sus metas a nivel de bosques y energía para reducir las emisiones de GEI del país? ¿Qué medidas y acciones contempla? ¿Cómo se está avanzando o no en su implementación?

Estas y muchas otras cuestiones más serán abordadas en este informe especial que analiza la CND de Bolivia y sobre todo su implementación durante los últimos tres años que representan un 20% del período 2016-2030.

Índice

  1. Características de las CND
  2. La CND de Bolivia
  3. Electricidad
  4. Bosques
    Conclusiones
    Infográfica: Medio grado hace una gran diferencia

 

TUNUPA 104: Consulta para el Consentimiento Libre Previo e Informado de los Pueblos Indígenas

Invitamos a leer el TUNUPA Nº104 dedicado al tema de la Consulta y Consentimiento a los pueblos indígenas en Bolivia. Formato PDF

Índice: 

TUNUPA 103: El Precio de la Carne

Invitamos a leer el TUNUPA Nº102 dedicado al tema de la ganadería en Bolivia. Formato PDF

Indice

TUNUPA 102: Cambio Climático y Deforestación en Bolivia

Invitamos a leer el TUNUPA Nº102 dedicado al tema del cambio climático y la deforestación en Bolivia. Formato PDF

Indice

Temperaturas sin precedentes
¿Por qué sube la temperatura?
Acuerdo de París falla en reducir 19 GtCO2e
81% de las emisiones de Bolivia son por DEFORESTACIÓN y AGRICULTURA
Bolivia: Deforestar para… ¿Reforestar?

 

TUNUPA 101: Propuestas para una Bolivia Solar

Invitamos a leer el TUNUPA Nº101 dedicado a la energía solar en Bolivia. Formato PDF

Estado de Situación de la Energía Solar en Bolivia
El Plan de Energia eléctrica para el 2025
Propuestas para una Bolivia Solar
1. Reducir el consumo de gas con energías alternativas
2. Energía solar comunitaria, municipal y residencial
3. Incentivos económicos
4. Modificar la ley de electricidad para posibilitar la generación distribuida
5. Producir gradualmente paneles solares y baterias
6. Formación y Capacitación
7. Promoción e Información
8. Reorientar el Plan de Electricidad 2015-2025
9. Dialogo Nacional sobre el futuro energético de Bolivia
Bolivia: Privilegiada por el Sol

 

TUNUPA 100: Hidroeléctricas – Exportar y Morir

Haga click en la imagen para bajar el Tunupa Nº 100 en PDF.

Indice:

TUNUPA Nº99: 25% de energía solar y 0% de deforestación para el 2020

Contenidos del TUNUPA Nº 99 pdf

TUNUPA Nº 98: Reflexiones sobre la Encíclica del Cuidado de la Casa Común

Presentación: El Quijote y San Francisco

Hemos querido acompañar estas reflexiones sobre la encíclica por el Cuidado de la Casa Común con ilustraciones de la serie “El Quijote y San Francisco” dibujadas por Walter Solón Romero en 1967. Continúa leyendo TUNUPA Nº 98: Reflexiones sobre la Encíclica del Cuidado de la Casa Común

TUNUPA Nº 97: Reflexiones sobre el proceso de negociación climática

El TUNUPA Nº 97 compila artículos de opinión sobre el proceso de negociación de cambio climático hacia la COP21 en París, e inicia un proceso de reflexión sobre cuál debería ser la propuesta de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que Bolivia deberá presentar en el marco del nuevo acuerdo mundial de cambio climático a acordarse a fin de año. Continúa leyendo TUNUPA Nº 97: Reflexiones sobre el proceso de negociación climática

TUNUPA Nº 82: Construyendo una economía y sociedad del cuidado Solidario

Captura de pantalla 2015-01-24 a la(s) 17.40.24Tunupa Nº 82 Octubre 2014
Construyendo una economía y sociedad del cuidado Solidario. Más allá del capitalismo, socialismo y otros ismos caducos. Riane Eisler