Hasta hoy la pintura americana ha tomado al hombre autóctono solamente como elemento del paisaje… sin embargo, el surrealismo de Solón permite traslucir en brotes exteriores toda la introvertida psicología de nuestro indio.

Gus Omar Garces, 1946