Blog

¿Por qué sube la temperatura?

Por el aumento de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmosfera. Los principales gases de efecto invernadero que están provocando este calentamiento global son el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el oxido nitroso (N2O). Estos gases siempre han estado en la atmosfera y la cantidad adecuada de los mismos ha permitido mantener una temperatura promedio de 14ºC en la Tierra. Sin embargo, como se puede apreciar en la siguiente tabla, la concentración de estos gases ha aumentado entre un 122% y un 257% desde el año 1750 provocando un incremento de 1,1ºC en la temperatura promedio del planeta.

El potencial de calentamiento de cada uno de estos gases es diferente. Una tonelada de metano (CH4) tiene el potencial de calentamiento de 25 toneladas de dióxido de carbono (CO2), y una tonelada de oxido nitroso (N2O) equivale a 298 toneladas de CO2. Para comparar y poder agrupar estos diferentes gases bajo una misma unidad generalmente se utiliza la medida de CO2e o dióxido de carbono “equivalente”. En el año 2016 las emisiones anuales de CO2e (equivalente) alcanzaron las 51,9 gigatoneladas (Gt) (una gigatonelada es igual a mil millones de toneladas).

Aproximadamente de estas 51,9 Gt de CO2e que se emitieron el 2016, el 76,7% fueron dióxido de carbono, el 14,3% metano, el 7,9% oxido nitroso y el 1,1% otros gases como los fluorocarbonados.

El dióxido de carbono (CO2) es provocado fundamental por la quema de combustibles fósiles cómo el petróleo, el carbón y el gas, y también por la deforestación y el cambio de uso del suelo. El uso de combustibles fósiles es responsable por más de 2/3 del dióxido de carbono emitido, en cambio la deforestación y el cambio de uso del suelo es responsable por casi 1/3 del dióxido de carbono.Captura de pantalla 2017-12-12 a la(s) 11.08.21

Temperaturas sin precedentes

GRaficos tunupa 102 [Recuperado]-06

El 2017 fue el año más caliente que no fue afectado por el fenómeno de El Niño. El pasado mes de octubre fue el segundo más caliente octubre en los últimos 137 años. La temperatura registrada en dicho mes fue +0,90ºC más caliente que la media registrada entre 1951 y 1980 para dicho mes. Octubre del 2015 sigue manteniéndose en el primer lugar de los mas calientes con +1,08ºC.

LaOrganización Meteorológica Mundial (OMM) señala que en promedio la temperatura de enero a septiembre del 2017 fue 1,1ºC más alta que la temperatura promedio de la época preindustrial.

Los científicos afirman que este incremento en la temperatura está contribuyendo a hacer más frecuentes y más intensos una serie de efectos climáticos. El calentamiento global contribuye a precipitaciones pluviales más fuertes, al derretimiento de glaciares, a sequías más prolongadas, a la expansión de fuegos forestales, y a otros desastres naturales. El Secretario General de la OMM, Petteri Taalas, dijo del 2017: “hemos sido testigos de fenómenos meteorológicos extraordinarios, temperaturas que han llegado a +50 °C en Asia, huracanes sin precedentes en el Caribe y en el Atlántico que han llegado hasta Irlanda, devastadoras inundaciones monzónicas que han afectado a muchos millones de personas y una sequía implacable en África oriental”.

EL MUNDO

  • En Somalia, África, 6,2 millones de personas enfrentan inseguridad alimentaria y falta de agua limpia por la muerte de ríos y la escasa lluvia. En el mes de marzo al menos 110 personas (principalmente mujeres y niños) murieron por inanición y enfermedades relacionadas a la sequía.
  • En la India, Bangladesh y Nepal 41 millones de personas han sido afectadas por las inundaciones y 1.200 han muerto en el mes de agosto.
  • En el Perú más de 100 mil personas han perdido sus hogares por los estragos causados por el fenómeno del Niño Costero.
  • Portugal afronta este año una sequía extrema en el 94% de su territorio, con una ola de incendios forestales, perdidas humanas, restricciones de agua y fuertes impactos para la agricultura.
  • Los huracanes Irma y María han provocado más de 1.416 muertes y pérdidas de 223 mil millones de dólares.
  • En Sierra Leone, África, 300 personas murieron, 600 están desaparecidas y 3.000 quedaron sin hogar por los deslaves e inundaciones de agosto.
  • En Chile, millones de personas se quedaron sin agua en el mes de febrero luego de graves lluvias en una época usualmente seca del año.
  • En Congo, África, 200 personas murieron por los deslaves provocados por fuertes lluvias en el mes de agosto.

EN BOLIVIA

Bolivia sufrió la peor sequia de los últimos 25 años a finales del 2016. Más de 100 barrios y 256 mil personas de la ciudad de La Paz fueron afectadas por el racionamiento del agua.

Entre el 2015 y el 2017 siete de las principales ciudades del país sufrieron un déficit crítico de agua: La Paz, El Alto, Cochabamba, Sucre, Oruro y Potosí. Las cifras oficiales indican que esta situación llegó a afectar a 173 municipios, a más de 600.000 hectáreas de cultivos y a casi 600.000 cabezas de ganado. En enero del 2017, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras reportó que las perdidas alcanzaban ya los 125 millones de dólares. A la sequía hay que añadir las granizadas nunca vistas, los fuertes ventarrones y la aparición de casos de malaria en Oruro.

La sequía no es responsable directa de los casi 69.000 focos de calor que se registraran el 2017, pero con seguridad contribuyó a los mismos.

En el oriente del país se declaró alerta naranja en el mes de agosto por altas temperaturas de hasta casi 40ºC. En Potosí se superó la temperatura más alta registrada en el año 1977.

En septiembre de este año, 30 municipios se declararon en emergencia en los departamentos de Tarija, Chuquisaca, Cochabamba, Santa Cruz y el Beni. En noviembre la cifra subió a 50 municipios en el sur del país con 20.000 familias afectadas.

Acuerdo de Paris falla en reducir 19 GtCO2e

Para limitar el incremento de la temperatura a 1,5ºC el Acuerdo de Paris debió haber reducido las emisiones de gases de efecto invernadero en 22,5 GtCO2e y lo que realmente va a reducir según las contribuciones “incondicionales” de los países es sólo 3,5 GtCO2e. En otras palabras el Acuerdo de Paris reducirá sólo el 15% de lo que habría que reducir y colocará al planeta en una trayectoria de calentamiento superior a los 3ºC.

Las emisiones de gases de efecto invernadero no han parado de subir. En el año 2016 llegaron a 51,9 GtCO2e y el 2017 sufrirán un nuevo crecimiento según recientes estudios. Con las actuales políticas de los diferentes países dichas emisiones llegarían a 59 GtCO2e para el año 2030. Es decir un incremento de 7 GtCO2e para el final de la próxima década.

¿A cuánto habría que reducir las emisiones anuales para el 2030 si se quiere evitar que la temperatura suba más de 2ºC?

Las emisiones anuales de gases de efecto invernadero deberían bajar a 42 GtCO2e anuales para el 2030.

¿Y si se quiere evitar que la temperatura se incremente en un 1,5ºC?

Las emisiones anuales deberían ser de sólo 36,5 GtCO2e en el 2030.

¿A cuanto disminuirían las emisiones de gases de efecto invernadero en el 2030 con el Acuerdo de Paris?

Según el informe “Brecha de Emisiones” del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente con las contribuciones nacionalmente determinadas (CNDs) “incondicionales” de los países se reduciría apenas 3,5 GtCO2e. Es decir que en vez de llegar a las 59 GtCO2e en el 2030 se llegaría a 55,5 GtCO2e.

En otras palabras para evitar consecuencias   catastróficas   para la vida en la Tierra y limitar el incremento de la temperatura a 1,5ºC habría que reducir no los 3,5 GtCO2e que están en las “contribuciones” del Acuerdo de Paris sino 22,5 GtCO2e. En síntesis el Acuerdo de Paris está corto en 19 GtCO2e.

TUNUPA 101: Propuestas para una Bolivia Solar

Invitamos a leer el TUNUPA Nº101 dedicado a la energía solar en Bolivia. Formato PDF

Estado de Situación de la Energía Solar en Bolivia
El Plan de Energia eléctrica para el 2025
Propuestas para una Bolivia Solar
1. Reducir el consumo de gas con energías alternativas
2. Energía solar comunitaria, municipal y residencial
3. Incentivos económicos
4. Modificar la ley de electricidad para posibilitar la generación distribuida
5. Producir gradualmente paneles solares y baterias
6. Formación y Capacitación
7. Promoción e Información
8. Reorientar el Plan de Electricidad 2015-2025
9. Dialogo Nacional sobre el futuro energético de Bolivia
Bolivia: Privilegiada por el Sol

 

Propuestas para una Bolivia Solar

[Versión completa en PDF] Para encarar satisfactoriamente la revolución solar en curso y sacar provecho de la alta radiación solar que tenemos en dos terceras partes de nuestro territorio necesitamos promover un amplio proceso de discusión sobre el futuro energético de Bolivia. La discusión no es sencilla pero de ninguna manera puede ser confinada al ámbito de sólo los expertos. Las decisiones que se adopten amarrarán al país por varias décadas a un cierto modelo de “desarrollo”. Acertar o errar, actuar de manera oportuna o tardía, tendrán importantes consecuencias. Estas son algunas propuestas para incentivar el dialogo y la reflexión. Continúa leyendo Propuestas para una Bolivia Solar

El Plan de la Energía Eléctrica para el 2025

[Versión completa en PDF] El plan del gobierno de Evo Morales es multiplicar por ocho la generación eléctrica de Bolivia en los próximos diez años pasando de 1.600 MW en el 2015 a 13.382 MW de potencia instalada en el 2025 según la memoria anual de ENDE 2015. Continúa leyendo El Plan de la Energía Eléctrica para el 2025

Estado de situación de la energía solar en Bolivia

[Versión completa en PDF] ¿Cómo estamos aprovechando la radiación solar en Bolivia? ¿Cuánta potencia de energía fotovoltaica tenemos instalada? ¿Cuánta de esta potencia está conectada al Sistema Interconectado Nacional? ¿Cuáles son las proyecciones para el futuro? ¿Cómo lo estamos haciendo en comparación a otros países de la región que también tienen una alta radicación solar?

Continúa leyendo Estado de situación de la energía solar en Bolivia

TIPNIS: la saga por los derechos de la naturaleza y los pueblos indígenas

Por Pablo Solón

[English version] La historia de TIPNIS es una historia de dignidad, lucha, gloria, traición, heroísmo, represión, victoria y nueva traición contra los derechos de la Madre Tierra y de los pueblos indígenas. Continúa leyendo TIPNIS: la saga por los derechos de la naturaleza y los pueblos indígenas

TIPNIS: the saga for the rights of nature and indigenous people

by Pablo Solón

[Versión en español] The story of TIPNIS is a story of dignity, struggle, glory, betrayal, heroism, repression, victory and renewed betrayal against the rights of Mother Earth and of indigenous people. Continúa leyendo TIPNIS: the saga for the rights of nature and indigenous people

Cepite, agua misteriosa

Quijote de Solon

Alfonso Gumucio, Bitácora memoriosa

Además de su obra plástica monumental y de su compromiso con Bolivia, nuestro querido Walter Solón Romero nos dejó otro legado: la Fundación Solón que desde 1994 se ha dedicado no solo a mantener, conservar, exhibir y difundir en la casa-museo de la Av. Ecuador la obra de de nuestro gran artista plástico, sino también a indagar de manera inédita la realidad del país y aportar investigaciones sobre temas tan cruciales como el agua.

Imbuido por la figura emblemática del Quijote en su lucha contra la injusticia, Walter con el apoyo de su esposa Gladys inspiraron a sus hijos José Carlos, Pablo y Walter, y a su nieto José Carlos. La madre de este último, Elizabeth Peredo Beltrán, trajo su propia trayectoria de lucha, sumando su experiencia a la tarea de hacer de la Fundación Solón un centro de referencia sobre los derechos fundamentales que deben prevalecer en la sociedad boliviana contra toda amenaza de corroer los principios y la ética social necesaria para salir adelante como país.

Con el liderazgo de Elizabeth y ahora de Pablo, y el apoyo de un directorio del que me honra ser parte, la Fundación Solón ha realizado investigaciones que se han convertido en numerosas publicaciones, ponencias en revistas especializadas y en eventos internacionales, que dan cuenta de la seriedad con que se tratan los temas que preocupan a la sociedad boliviana.

Cepite 8

El más reciente aporte es la producción del documental Cepite (2017), que aborda los problemas que generaría la instalación de mega hidroeléctricas en las gargantas de ElBala y El Chepete, sobre el río Beni. El film se estrenó a mediados de septiembre y fui invitado a compartir reflexiones con el dirigente indígena Alex Villca y con Pablo Solón.

A pesar de la “guerra del agua” y de otras banderas que sirvieron de escalera al Movimiento al Socialismo (MAS) para llegar al poder, y de los planteamientos pioneros que el gobierno hizo al inicio de su gestión en escenarios internacionales en defensa de los recursos naturales, de la madre tierra y del buen vivir, las cosas han cambiado mucho en once años de desgaste en el poder y de autoritarismo sin precedentes.

Cepite 6El oportunismo económico y la filosofía extractivista cortaron de un tajo las esperanzas de liderar la lucha por el medio ambiente. La mediocridad de los agentes gubernamentales convirtió el discurso en un cascarón vacío, a tiempo que abrazaba nociones del “capitalismo andino”, sofisma de un capitalismo extractivista puro y duro que plantea arbitrariedades como la de abrir a la explotación espacios de reserva ambiental y cultural como el TIPNIS, o de implantar proyectos de minería, exploración petrolera y gasífera, centrales nucleares o mega hidroeléctricas.

Si no fuera por organizaciones de la sociedad civil como la Fundación Solón, CEDIB, Tierra, CEDLA y varias otras, probablemente la ciudadanía estaría desinformada por el bombardeo propagandístico del gobierno que hace ver como grandes avances lo que en realidad son enormes riesgos para el futuro económico, social y cultural del país.

Cepite 7La Fundación Solón aborda con seriedad científica el tema de las plantas hidroeléctricas sobredimensionadas que el gobierno pretende imponer sin consultar con la población nacional (ni local), con el propósito enunciado de “exportar energía” cueste lo que cueste en términos ambientales, culturales o económicos.

Este “nuevo extractivismo” es denunciado por la Fundación Solón en el Boletín N° 100 de su revista Tunupa, donde con profusión de datos pone al desnudo la propaganda triunfalista y engañosa del régimen sobre una “nueva matriz energética”. Lo interesante es que los datos vienen de la empresa italiana Geodata contratada por el gobierno y de la Empresa Nacional de Energía (ENDE), y no son invento de alguna ONG ambientalista.

Cepite 2

Las represas proyectadas en las angosturas del río Beni conocidas como El Bala y El Chepete producirían inundaciones de 94 km2 la primera y 677 km2 la segunda, afectando a poblaciones indígenas, cinco de las cuales la Constitución Política del Estado (CPE) considera naciones con derechos propios.

Cepite 4Los datos son contundentes pero a veces inasibles para la mayoría de los lectores, de ahí que la Fundación Solón encaró la producción de Cepite que en 22 minutos se convierte en el complemento visual indispensable de la publicación mencionada.

Una cosa es leer que en el área potencialmente afectada hay 424 especies de flora, 201 especies de mamíferos terrestres, 652 especies de aves, 483 especies de anfibios y reptiles y 515 especies de peces, y otra es ver en imágenes ese conjunto armonioso de selva virgen que los indígenas tienen la sabiduría de usar y mantener sin destruir.

Cuando uno piensa los efectos que tendría el uso de 4.700 toneladas de explosivos, la deforestación y emisión de gas metano, la apertura de carreteras y las inundaciones, se estremece ante la temeridad de un régimen con un doble discurso cínico, por decir lo menos.

Cepite 3El documental tiene la virtud de dar la voz a las comunidades indígenas que siempre han estado allí y que serían desplazadas. Ellas no quieren otra cosa que seguir viviendo como siempre, en armonía con su territorio. Los ríos son sus caminos y el bosque su farmacia. Para ellas, ese es el buen vivir que tanto cacarea el gobierno. Algunos no lo saben, pero el agua de nuestros ríos viene en primera instancia de los bosques. La destrucción de la selva mermaría la humedad que se condensa en las altas montañas.

20-embalse_chepete_400_bala_220Más allá de la destrucción de la naturaleza está la deuda de 6.000 millones de dólares y la inviabilidad económica de las mega hidroeléctricas, que no toman en cuenta la evolución del planeta. El abaratamiento de la energía solar y eólica está haciendo que muchos gobiernos abandonen la energía atómica e hidroeléctrica. Incluso con los precios actuales Bolivia no podría vender esa energía hidroeléctrica porque el costo de producción sería más alto.

A lo anterior se suma la corrupción con que el gobierno acomete sus empresas, corrupción interna y empresarial, y corrupción de dirigentes locales a los que soborna para validar a posteriori los proyectos que ya ha decidido hacer, pese a quien pese.

Donde los burócratas del gobierno ven oro, petróleo, energía eléctrica y otros bienes comerciables, los indígenas ven ríos navegables, peces para alimentarse, plantas medicinales, aves y mamíferos que no tienen dónde ser “relocalizados”. Como dice Alex Villca: “Los recursos naturales protegidos tienen un valor superior a lo que ganaría el Estado vendiendo energía”.

Bitácora memoriosa

CEPITE: La realidad viviente detrás de las hidroeléctricas

Este video trata sobre las mega hidroeléctricas del Chepete y El Bala que el gobierno quiere construir en el amazonas de Bolivia. El audiovisual es una invitación a reflexionar sobre la realidad viviente que está amenazada por estas mega hidroeléctricas.  Continúa leyendo CEPITE: La realidad viviente detrás de las hidroeléctricas

103 evidences of the false accusation against Solon and Archondo

Versión en español

While on July 27 the Minister of Justice and Transparency stated that the case against Pablo Solón and Rafael Archondo for alleged crimes of “Illegating Appointments,” “Failure of Duties” and “Anticipation and Prolongation of Functions” was turned over to the Ministry of Foreign Affairs, on Monday, August 21 at 2:45 pm Pablo Solón was summoned to testify to the Public Prosecutor’s Office. In his statement, Solon issued 103 official letters or notes from senior officials and officials of the Ministry of Foreign Affairs to Ambassador Rafael Archondo Quiroga, Alternate Permanent Representative of the Bolivian Mission to the UN. These hundred notes undoubtedly show that Archondo was the Alternate Permanent Representative and that the word “ambassador” was widely used when addressing higher officials. The notes are mostly from the Deputy Minister of Foreign Affairs, Juan Carlos Alurralde, and other Deputies of Foreign Affairs, many ad interim at the time, Fernando Huanacuni Mamani, Esteban Elmer Catarina and José Crespo Fernández. Other communications with the same titling of “Ambassador” were underlined in the notes referring to correspondence from the Chief of Staff of the Chancellor, the State Ceremonial Directorate, the General Directorate of Administrative Affairs and the General Directorate of Legal Affairs (see list below).
The dossier of notes and other proofs annexed to Solon’s declaration proved that Rafael Archondo Quiroga was indeed the Alternate Permanent Representative of the Mission of Bolivia to the UN and that Pablo Solón only introduced him to officials at the United Nations. They also show that, under common law referred in Bolivia as “usos y costumbres”, the term “ambassador” was used as a word of distinction to refer to people who exercised high diplomatic duties.

 

Fax huanacuni

In these notes, in many cases, the high officials of the Ministry of Foreign Affairs use the term “ambassador” or “Amb.” to refer to their own person because, by common law, they were called “ambassadors,” although they did not have an express designation as such, as were the cases of many deputies and the then Director of State Ceremonial. This form of common law was subsequently regulated by Law No. 465 of the Foreign Service at the Plurinational State of Bolivia on December 23, 2013. Articles 7, 8 and 9 point that both the Minister, Deputies and the General Directors in the Ministry of Foreign Affairs have the rank of Ambassador. In other words, until the end of 2013, many of the people who held these positions used the term “ambassador” because in their daily practice they related to foreign ambassadors even though there was no formal ambassadorial designation by the President of Bolivia.

 

LIBRO AZUL

Additionally, Pablo Solón presented a list of Permanent Representatives and Alternate Permanent Representatives to the UN that Bolivia has had from 2004 to 2016, based on the records of the UN Protocol Department, to demonstrate how both representatives held posts and to explain that both were responsible for important roles and parallel functions, and that the alternate is not only a substitute. Likewise, he showed that Rafael Archondo was not the only Alternate Permanent Representative who was called “ambassador” and that the Permanent Representatives appointed by the President and ratified by the Senate are classified as Ambassadors Extraordinary and Plenipotentiary.

 

Furthermore, Pablo Solón stated that there was no fraud or economic damage to the State in the alleged acts of which they were accused them as evidenced by the Deputy of the Fight against Corruption. At the end of his statement, he expressed surprise that no authority questioned the actions of his person or Rafael Archondo for more than six years, and that it is striking that this case is submitted to criminal proceedings without an internal process beforehand inside the Ministry of Foreign Affairs.

1234567

Versión en español

 

103 evidencias de la falsa acusación contra Solón y Archondo

English version

A pesar de que el 27 de Julio el Ministro de Justicia y Transparencia declaró que el caso contra Pablo Solón y Rafael Archondo por supuestos delitos de “Nombramientos Ilegales”, “Incumplimiento de Deberes” y “Anticipación y Prolongación de Funciones” había pasado a la Cancillería, el lunes 21 de Agosto a las 14:45 Pablo Solón fue citado a declarar a la Fiscalía. En su declaración Solón dio a conocer 103 cartas oficiales dirigidas desde altas autoridades y funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores al Emb. Rafael Archondo Quiroga, Representante Permanente Alterno de la Misión de Bolivia ante la ONU.Este centenar de notas muestra sin lugar a dudas que Archondo era el Representante Permanente Alterno y que el denominativo de “embajador” era ampliamente usado al dirigirse a este alto funcionario. Las notas son en su mayoría del Viceministro de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Alurralde y de los Viceministros de Relaciones Exteriores a.i., Fernando Huanacuni Mamani, Esteban Elmer Catarina y José Crespo Fernández. Así mismo figuran otras comunicaciones con el mismo denominativo de “embajador” de la Jefe de Gabinete del Canciller, de la Dirección de Ceremonial del Estado, de la Dirección General de Asuntos Administrativos y de la Dirección General de Asuntos Jurídicos (Ver listado de notas abajo).

Este conjunto de documentos y otros más que se anexaron a la declaración prueban que efectivamente Rafael Archondo Quiroga era el Representante Permanente Alterno de la Misión de Bolivia en la ONU y que Pablo Solón sólo lo presentó ante las Naciones Unidas. Así mismo evidencian que por usos y costumbres el término de “embajador” era empleado como denominativo de distinción para referirse a personas que ejercían altas funciones diplomáticas.

En las referidas notas, en muchos casos los propios altos funcionarios de la Cancillería usan el denominativo de “embajador” o “Emb.” para referirse a sus propias personas porque por usos y costumbres se les decía también “embajadores” a los Viceministros y Director de Ceremonial del Estado aunque no contaban con una designación expresa al respecto.

Este uso y costumbre de alguna forma fue posteriormente normado por la ley Nº 465 del Servicio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia el 23 de diciembre del 2013. Esta ley en sus artículos 7, 8 y 9 señala que tanto el Ministro, los Viceministros y los Directores Generales del Ministerio de Relaciones Exteriores tienen el rango de Embajador. En otras palabras, hasta fines del 2013 muchas de las personas que ejercían estos cargos usaban el denominativo de “embajador” porque en su práctica cotidiana se relacionaban con otros embajadores de otros países aunque no existía una designación formal de embajador por el Presidente de Bolivia.

De otra parte, Pablo Solón presentó una relación de los Representantes Permanentes y Representantes Permanentes Alternos ante la Organización de las Naciones Unidas que ha tenido Bolivia desde el 2004 hasta el 2016, basados en los libros del Servicio de Enlace y Protocolo de las Naciones Unidas, para demostrar cómo estos se sucedieron en el tiempo y explicar como ambos juegan un rol y una función paralelas muy importantes, y que el alterno no es solamente un suplente. Así mismo, mostró que Rafael Archondo no fue el único Representante Permanente Alterno al que se le decía “embajador” y que los Representantes Permanentes designados por el Presidente y ratificados por el Senado figuran con el rango de Embajadores Extraordinarios y Plenipotenciarios.

Pablo Solón hizo constar que no hubo dolo ni daño económico al Estado en los supuestos hechos de los que los acusan según se evidencia por los propios documentos presentados por la parte acusadora que es el Viceministerio de Lucha contra la Corrupción. Al terminar su declaración expresó que le sorprende que ninguna autoridad cuestionara el accionar de su persona o Rafael Archondo durante más de seis años, y le llama la atención que este caso se presente por la vía penal sin que hubiera existido antes un proceso interno en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

English version

Bolivia: cada dos minutos se deforesta el equivalente a una cancha de futbol

[Pablo Solón] El año 2013 se arrasó en Bolivia con el equivalente a 26 canchas de futbol de bosques por hora. Esto representa la superficie de una cancha de futbol llena de arboles casi cada dos minutos. Cuando usted termine de leer esta nota la deforestación habrá acabado con una superficie de bosques superior a una cancha de futbol.

Usted preguntará ¿de donde sacamos estos datos? Hagamos un poco de matemática.

Tomemos como referencia la cancha de futbol del Estadio Hernando Siles de la ciudad de La Paz que tiene una dimensión de 105 m × 68 m y un área de = 7.140 m2.

Ahora veamos las estadísticas de deforestación de los últimos años y tomemos la cifra oficial más baja de deforestación que sería de 163.000 hectáreas anuales para el año 2013. Este dato se encuentra en la Memoria Técnica de Deforestación del Ministerio de Medio Ambiente y Agua del 2015.

Una hectárea es equivalente a 10.000 m2. 163.000 hectáreas de deforestación significan mil seiscientos treinta mil millones de metros cuadros (1.630.000.000 m2). Ahora dividamos esa cantidad entre los 7.140 m2 que tiene la cancha del Estadio Hernando Siles. Esta operación nos da que en el 2013 se deforestaron en Bolivia 228.291 canchas de futbol. Eso quiere decir que cada día del 2013 se deforestaron el equivalente a 625 canchas de futbol y cada hora 26 canchas de futbol, es decir casi una cancha de futbol cada dos minutos.

Este cálculo es para el año de menor deforestación en Bolivia. Si tomamos el dato de 256.901 hectáreas de deforestación para el año 2014 que está en el sitio de Global Forest Watch (http://www.globalforestwatch.org/country/BOL) cada hora del 2014 se deforestaron 41 canchas de futbol.

Ahora la situación es mucho mas grave si tomamos la superficie quemada en Bolivia. Según la Memoria Técnica de Monitoreo de focos de Calor y Áreas Quemadas del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, en la gestión 2014 se quemaron casi dos millones de hectáreas (1.927.124 ha) de pajonales, pastizales y otras áreas de las cuáles una parte eran bosques. Para que usted tenga una idea de la magnitud de esta área quemada, todo el TIPNIS tiene 1.236.296 hectáreas. Es decir que anualmente se quema en Bolivia una superficie mucho más grande que todo el TIPNIS. O volviendo a nuestra calculadora de canchas de futbol: cada hora se quema una superficie equivalente a 308 canchas del Estadio Hernando Siles, lo que significa que cada minuto se quema la superficie de 5 canchas de futbol.

¿Esta deforestación y quemas están contribuyendo al desarrollo del país o son un suicidio? ¿Cuantas vidas (humanas y no humanas) se pierden por este fuego asesino? ¿Cómo pueden decir las autoridades que no seamos guardabosques cuando nuestro hogar está en llamas?

 

El TIPNIS y la coca según UNODC

[Pablo Solón] ¿Qué está pasando con los cultivos de coca en el “Polígono 7” que se encuentra dentro del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Secure (TIPNIS)? ¿Hay un crecimiento de la producción de hoja de coca dentro del parque y las zonas aledañas?

El Monitoreo de Cultivos de Coca en Bolivia del año 2016 de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) aporta una serie de datos interesantes para responder a estas y otras cuestiones.

Según UNODC entre el 2015 y el 2016 la cantidad de hectáreas cultivadas de coca en Bolivia se ha incrementado de 20.200 a 23.100, lo que significa un aumento de 2.900 hectáreas.

El incremento en el trópico de Cochabamba entre el 2015 y el 2016 ha sido de 1.200 hectáreas pasando de 6.000 a 7.200 hectáreas.

Cómo se puede ver en la anterior tabla de UNODC, el Chapare contribuyó con 953 hectáreas de aumento entre el 2015 y el 2016. Es decir que de las 1.200 hectáreas que se incrementaron en el trópico de Cochabamba, el Chapare fue el que más aportó con un 79%.

En el Polígono 7 que es parte del Chapare y el TIPNIS las hectáreas cultivadas de coca pasaron en sólo un año de 861 a 1.233 hectáreas. Es decir un incremento del 372 hectáreas que representan casi un tercio de todas las hectáreas de coca que se aumentaron en ese año en el Chapare.

En términos relativos, el Polígono 7 ha visto un incremento de cultivos de coca de un 43% entre el 2015 y el 2016. Este incremento es:

  • tres veces el porcentaje de incremento promedio a nivel nacional (14%),
  • dos veces el porcentaje de incremento promedio del trópico de Cochabamba (20%), y
  • superior al porcentaje de incremento promedio en el Chapare (35%).

Según el siguiente mapa, el Polígono 7 experimentó entre el 2015 y el 2016 uno de los más visible “incrementos significativos” de hectáreas cultivadas de hoja de coca. Este incremento se ha dado sobretodo hacia el norte del Polígono 7 en dirección al TIPNIS.

Cambio de Densidad de Cultivos de Coca en el Trópico de Cochabamba 2015-2016Fuente UNDOC

El informe de UNODC muestra que, además del incremento de hectáreas cultivadas de coca en el Polígono 7, existe un incremento de 12 a 30 hectáreas de coca en el TIPNIS, lo que representa un incremento del 150% entre el 2015 y el 2016.

Además, el Monitoreo de los Cultivos de Coca en Bolivia reporta que en Moxos, provincia del Beni, hay un incremento de 18 a 59 hectáreas de cultivos de coca, lo que en términos relativos significa un aumento del 228% (ver tabla 5)

En síntesis, según el informe de UNODC se registra entre el 2015 y el 2016 un incremento de cultivos de coca de:

  • 14% a nivel nacional (2.900 hectáreas)
  • 20% en el trópico de Cochabamba (1.200 hectáreas)
  • 35% en el Chapare (953 hectáreas)
  • 43% en el Polígono 7 (372 hectáreas)
  • 150% en el TIPNIS excluyendo el Polígono 7 (18 hectáreas)
  • 228% en Moxos (31 hectáreas)

Este crecimiento de cultivos coca está mostrando una tendencia a la expansión de cultivos de coca hacia y en el TIPNIS. Está presión que ya está en curso se verá favorecida por la anulación de la intangibilidad y la construcción de una carretera por el TIPNIS.

Fuente: https://www.unodc.org/documents/crop-monitoring/Bolivia/2016_Bolivia_Informe_Monitoreo_Coca.pdf

TIPNIS: De la tragedia a la farsa

[Pablo Solón, 8 de Agosto de 2017] Carlos Marx escribió en El 18 Brumario de Luis Bonaparte: “Hegel dice, en alguna parte, que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal se repiten, para decirlo de alguna manera, dos veces. Pero se olvidó agregar: la primera, como tragedia, y la segunda, como farsa”. 

Hoy la historia del TIPNIS se vuelve a repetir seis años más tarde. Ayer fue como tragedia del proceso de cambio, hoy es una farsa inexplicable en el cual se invoca una consulta amañada a los indígenas en nombre de un pretendido “desarrollo” que supuestamente estaría prohibido por la “intangibilidad” del TIPNIS, que establece la ley 180 aprobada por la mayoría parlamentaria del gobierno, y promulgada por el propio presidente Evo Morales el 24 de Octubre de 2011.

El debate sobre por qué quieren anular ahora la ley 180 se ha vuelto una discusión que sólo engendra vergüenza ajena cuando escuchamos decir al Vicepresidente: “estamos hablando de la intangibilidad, que significa que usted no puede sacar una hoja, usted no puede levantar una rama, usted no puede tocar nada, es decir, no puede hacer una escuela, un hospital, no puede hacer perforaciones para colocar agua potable para los compañeros”. ¿Será que los indígenas del TIPNIS han vivido sin levantar ni una sola rama durante estos últimos seis años? o ¿creerá el vicepresidente que no sabemos leer noticias como esta del 15 de agosto del 2015 en la que el titular dice “El Gobierno entrega escuelas en el TIPNIS“?

Para ponerle más condimento a esta comedia, el Viceministro de Transporte declara cuatro días después del Vicepresidente “Podemos señalar que tenemos un territorio del TIPNIS con explotación forestal, hay concesiones en el área de turismo, pistas clandestinas que están instaladas, hay caminos y sendas que abrieron las empresas madereras, hay concesiones de pesca y caza, hay 50 mil hectáreas de actividad ganadera y hay una industria de cuero y carne de lagarto“. ¿En que quedamos? ¿No que “no se puede tocar nada” por la “intangibilidad” del TIPNIS según el Vicepresidente,  y ahora su Viceministro afirma que hay de todo en el TIPNIS? Si la intangibilidad prohibe hasta “levantar una sola rama” ¿cómo es posible que el gobierno ha permitido que se instalen concesiones de turismo, aprovechamiento de madera, caza, pesca, industrias de cuero y carne de lagarto e incluso pistas de aterrizaje?

Pero la farándula continua cuando el Viceministro afirma que “el TIPNIS es la ruta del narcotráfico”. De ser así ¿cuál es el origen de la materia prima que utiliza dicha ruta del narcotráfico? ¿Será la hoja de coca del Perú o quizás la de Colombia que es traída en avionetas a esas pistas clandestinas para ser transformada en pasta base o cocaína? Cualquiera que conoce la zona sabe la respuesta y el Viceministro lo único que hace es dispararle en el pie a los productores de hoja de coca del Chapare.

Hace cuatro días el TIPNIS era un rincón marginado del progreso por “ambientalistas coloniales” según el Vicepresidente, hoy resulta que el TIPNIS es un antro del narcotráfico que será limpiado gracias a una carretera. Cada día los voceros del gobierno esgrimen un argumento diferente: árboles intocables, imposibilidad de hacer escuelas, existencia de 50 mil hectáreas de actividad ganadera y rutas del narcotráfico de una materia prima de origen desconocido… Hemos pasado de la tragedia a la farsa, como diría Carlos Marx.

Hace casi seis años escribí esta carta pública al Presidente Evo Morales cuando consideraba que el conflicto de la carretera por el TIPNIS era una tragedia. Hoy la releo pensando en este nuevo momento en el cuál la burla a la inteligencia de los bolivianos ha tomado el centro de la escena.

 

Septiembre 28 del 2011 – [English version]

Presidente y Hermano Evo Morales

Desde el 2006 Bolivia ha mostrado liderazgo al mundo en entorno a los desafíos mas cruciales de nuestro tiempo. Hemos logrado la aprobación del Derecho Humano al Agua y el Saneamiento en las Naciones Unidas, e impulsado una visión de sociedad basada en el Vivir Bien en vez del consumismo.

No obstante, debe haber coherencia entre lo que decimos y lo que hacemos. No se puede hablar de defensa de la Madre Tierra y al mismo tiempo promover la construcción de una carretera que hiere a la Madre Tierra, no respeta los derechos indígenas y viola de manera “imperdonable” los derechos humanos.

Cómo país impulsor del Día Internacional de la Madre Tierra tenemos la gran responsabilidad de dar el ejemplo a nivel mundial. Nosotros no podemos repetir las recetas del “desarrollismo” fracasado que ha llevado a la relación de la humanidad con la Madre Tierra a un punto de quiebre.

Es incomprensible que promovamos la realización de una Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre los Pueblos Indígenas para el 2014 si no somos vanguardia en la aplicación de la “consulta previa, libre e informada” a los pueblos indígenas dentro de nuestro propio país.

La Octava Marcha Indígena tiene planteamientos incoherentes e incorrectos en relación a temas como hidrocarburos y la venta de bonos de carbono de los bosques que mercantilizan la Madre Tierra (conocido como REDD). Pero su preocupación por la construcción de la carretera es justa.

Miles de delegados de los cinco continentes que participaron en la Primera Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los derechos de la Madre Tierra están profundamente contrariados por la posición del gobierno de Bolivia.

El conflicto del TIPNIS nunca debió haber existido. La integración caminera es necesaria pero no a través del “Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Secure” (TIPNIS). Es cierto que será mas caro construir una carretera que no va a través del TIPNIS. Pero tratar de ahorrar 200 o 300 millones de dólares sin tomar cuenta los costos socio ambientales es ir en contra de los principios del Vivir Bien.

Para cerrarle el paso a la derecha que quiere instrumentalizar la protesta para retornar al pasado debemos ser mas consecuentes que nunca en la defensa de los derechos humanos, los derechos de los pueblos indígenas y los derechos de la Madre Tierra.

Aun es posible resolver esta crisis si se suspende definitivamente la construcción de la carretera a través del TIPNIS, llevamos a la justicia a los responsables de la represión a la marcha indígena, e iniciamos un amplio proceso participativo de debate nacional para definir una nueva agenda de acciones en el marco del Vivir Bien.

Pablo Solón

Más allá del TIPNIS

Confesiones de un ex viceministro sobre los verdaderos móviles 

[Pablo Solón, agosto 4-2017] El 24 de septiembre del 2011, un día antes de la intervención a la VIII marcha del TIPNIS, Marcos Farfán, en esa entonces Viceministro de Gobierno, dio la siguiente explicación a un grupo de policías que quedó registrada en un video que se filtró a la prensa:

“Hay que tener una visión global, integral del tema, aunque se reduzca al operativo que vamos a llevar mañana adelante, pero tiene que ver con temas de fondo en relación a lo que establece nuestra Constitución Política y el programa por supuesto que se ha planteado, que radica en industrializar, carreteras, hidroeléctricas, electricidad, energía.

Pero están con este programa tratando de evitar que se lleve adelante. Tienen sus objetivos políticos ahí atrás. (Mientras) menos pueda dar cumplimiento a sus programas este gobierno, menos posibilidades va tener en el futuro de ganar más votos.

Porque si no producimos, no creamos industrias, no construimos carreteras, no diversificamos la producción, no transformamos nuestro gas en otro elemento, no generamos valor agregado a nuestro producto, este gobierno va a fracasar. Todo se viene al tacho. Este es el objetivo de fondo que se tiene, para decir estuvo el Evo con sus lindas propuestas pero no las cumplió. No las cumplió porque hay este tipo de elementos que ponen trabas y obstáculos para que se pueda dar cumplimiento a eso que no es en función de nadie mas que del país. Un país que hemos estado reducidos al atraso, a la dependencia económica, a la dependencia política durante años y años y años.

Lo que necesitamos es consolidar nuestra soberanía como nación. Para ser soberanos tenemos que ser productivos, ricos como nación, para ser ricos tenemos que producir e industrializar nuestro país.

Gracias por escucharme no tenía mucho que ver con el tema pero creo que es importante aclarar estos elementos que tienen que ver con todos los bolivianos, policías no policías, con todo el país. Pero en ese marco es que estamos, lamentablemente, entrando a realizar este operativo… Mañana vamos a estar trabajando”.

El tema central del “operativo” no era el peligro de enfrentamiento entre indígenas y colonizadores, ni la importancia de la carretera por si misma, sino la necesidad de evitar que algunos “elementos” sigan poniendo “trabas y obstáculos” al “programa” de “industrializar, carreteras, hidroeléctricas, electricidad, energía”.

El TIPNIS es más que el TIPNIS. En el TIPNIS, el gobierno no sólo ve el problema de una carretera sino la necesidad de sentar un precedente, de afirmar su autoridad para imponer sus obras que supuestamente harían rica y soberana a Bolivia y… le traerían más votos para su reelección. A seis años de haber sufrido la derrota de la aprobación de la ley 180, el gobierno relanza el tema de la carretera por el TIPNIS para enviar una señal contundente de que no va a permitir más que “pequeños grupos” frenen o pongan en duda sus mega proyectos.

El gobierno de Evo Morales tiene la mayoría en el parlamento para aprobar una ley que abrogue la intangibilidad del TIPNIS. Sin embargo: ¿tiene la razón?

¿Es posible realmente en el siglo XXI implementar una visión de industrialización del siglo pasado con mega represas, ingenios azucareros, industrias del plástico, agroindustria transgénica, minería a cielo abierto y energía nuclear? ¿No está siguiendo el gobierno del MAS los mismos pasos de Trump que fracasará en el intento de reabrir las minas de carbón porque ya no son competitivas frente a una energía solar y eólica en franca expansión?

La visión de industrialización que tiene el gobierno es suicida. No son unos pequeños grupos los que se oponen a sus grandes proyectos: es la realidad.

El Bala y el Chepete no verán la luz porque no son rentables con los precios actuales de la electricidad. Si llegan a construirlos serán una lapida gigante en el Amazonas que triplicará la deuda externa de Bolivia. Lo mismo ocurrirá con el centro de investigación nuclear. Generar electricidad a partir de fisión nuclear será cada vez más un resabio del pasado. Es un verdadero despropósito hervir agua para mover un generador eléctrico con una reacción nuclear que deja deshechos radiactivos, cuando las tecnologías de aprovechamiento de la energía solar están en pleno auge. Es como apostar a las maquinas de escribir cuando ya estamos entrando a la era de las computadoras de inteligencia artificial.

El siglo XXI es un siglo marcado por el desequilibrio del sistema de la Tierra que tiene una de sus manifestaciones en el cambio climático. Los países más avanzados del siglo XXI serán aquellos que logren preservar, regenerar y convivir con la naturaleza. Un país sin bosques y con ríos secos o contaminados será más vulnerable a los impactos ambientales crecientes. Cada año será más caliente que el anterior. Desforestar cientos de miles de hectáreas por año, en nombre de una expansión agroindustrial que nunca llega, y que sobre todo beneficia a unas pocas elites ligadas a capitales extranjeros es una verdadera locura. Apostar a ser un país extractor y exportador de combustibles fósiles (gas y petróleo) cuando en el siglo XXI la realidad empuja a dejarlos bajo la tierra es otra política suicida. Lo mismo podemos decir del plástico, del azúcar, del papel… Todos ellos fueron grandes símbolos de desarrollo en el siglo XX, pero son un gran flagelo en este siglo.

El siglo XXI nos obliga a repensar nuestro futuro. No se trata de volver al pasado de una vida silvestre sino de imaginarnos un tipo diferente de porvenir en el que saltemos etapas y no sigamos el ejemplo trágico de los país desarrollados que destrozaron la Tierra.

El potencial más grande que tiene Bolivia está en sus pueblos y en la naturaleza. Lejos de partir en dos el TIPNIS para construir una carretera que muy bien podría tener otro trazo, deberíamos pensar en como recuperar nuevas áreas de nuestro territorio para que sean como el TIPNIS. El futuro de la humanidad y de la vida en la Tierra depende de que cada vez hayan más TIPNIS en el planeta. Esto significa que envés de pensar en términos de una agroindustria de transgénicos tenemos que promover una agro-forestería ecológica. Destruir el bosque para producir alimentos es un absurdo. El bosque es una gran fuente de alimentos, medicinas y lluvia cuando sabemos convivir con él.

En el siglo XXI, un desarrollo a costa de la naturaleza es una locura suicida. Construir un nuevo modelo de bienestar para todos no es una tarea que se puede hacer de la noche a la mañana. Requiere de una transición y de que se vayan abandonando gradualmente una serie de prácticas obsoletas para ir incorporando lo más pronto posible otras alternativas ecológicas más acordes con las necesidades de nuestro tiempo. El gran problema es que el gobierno apuesta por una visión del siglo pasado como si fuera la salvación del mañana. La oposición parlamentaria de derecha enarbola la bandera del TIPNIS pero en realidad no entiende su verdadero significado porque está anclada igualmente en el pasado.

El verdadero debate sobre el TIPNIS es muy profundo. La confesión filmada del ex viceministro de Gobierno no condujo al enjuiciamiento de quienes reprimieron a la VIII marcha Indígena por el TIPNIS. Sin embargo, sus palabras develan la locura de un gobierno empecinado en implementar un modelo de desarrollo que esta a contramarcha de la realidad del siglo XXI.

Gobierno de Bolivia enfrenta presión internacional para levantar falsas acusaciones contra Pablo Solón y Rafael Archondo y frenar mega represas de El Bala y el Chepete.

Comunicado de prensa, 27 de julio de 2017 [English version] 

Mas de 70 organizaciones y 700 personas de más de 50 países han llamado al Gobierno boliviano a levantar las falsas acusaciones en contra de sus ex representantes en las Naciones Unidas, Pablo Solón y Rafael Archondo y para detener los mega proyectos hidroeléctricos de El Bala y el Chepete. Continúa leyendo Gobierno de Bolivia enfrenta presión internacional para levantar falsas acusaciones contra Pablo Solón y Rafael Archondo y frenar mega represas de El Bala y el Chepete.

Bolivian government comes under international pressure to drop false charges against Pablo Solón and Rafael Archondo, and stop the El Bala and Chepete dams

Press Release, 27 July 2017 [Versión en español]

More than 70 organisations and 700 people from over 50 countries have called on the Bolivian government to drop its false charges against its former UN representatives, Pablo Solón and Rafael Archondo and to stop the proposed hydroelectric power projects, El Bala and Chepete. Continúa leyendo Bolivian government comes under international pressure to drop false charges against Pablo Solón and Rafael Archondo, and stop the El Bala and Chepete dams