Infográficas

Infográficas: Agroquímicos en Bolivia

Durante las últimas décadas el uso de agroquímicos en el país fue en rápido aumento. La importación de fertilizantes, por ejemplo, pasó de 39.159 toneladas (t) en el 2006 a 79.732 t en el 2019. Mientras que las importaciones de pesticidas aumentaron de 11.365 t en 2001 a 52.489 t en 2019. Uno de los hitos fundamentales que explican este aumento fue la autorización de la soya genéticamente modificada evento (40-3-2) en el 2005. Desde entonces, el uso de pesticidas en Bolivia se duplicó, pasando de 7.146 t en 2005 a 14.758 t en 2018.

El uso extendido e indiscriminado de agroquímicos conlleva a serias consecuencias en la salud humana y ambiental. Pasando desde intoxicaciones agudas y crónicas y el desarrollo de enfermedades de base, hasta la contaminación, alteración y destrucción del ambiente. Por ello, el uso de agroquímicos en el país hoy en día constituye en una severa amenaza para los derechos de los humanos y de la naturaleza.

Hasta finales de 2020, el Senasag registró 2.120 productos de insumos agrícolas en todo el país, de los cuales 1.863 eran plaguicidas químicos de uso agrícola – principalmente herbicidas, insecticidas y fungicidas – destinados al cultivo de soya, al barbecho, arroz, maíz, papa, caña de azúcar, entre otros. La totalidad de estos plaguicidas químicos fueron importados de otros países, la amplia mayoría desde China.

De los 1.863 plaguicidas químicos registrados y autorizados por el Senasag en 2020, 37 registros estaban clasificados como Altamente Peligrosos (Ib). Mientras que 809 registros pertenecían a la categoría Moderadamente Peligroso (II). Los 1.863 plaguicidas se componían de unos 200 ingredientes activos. De estos, 90 están prohibidos en uno o varios países y 85 son problemáticos por su toxicidad, según Red Internacional de Acción en Plaguicidas (PAN).

Haga click en cada imagen para verla en pantalla completa
y descargar en formato PDF

A %d blogueros les gusta esto: