Energía solar: Crecimiento marginal

energia solar graf-05La energía solar es relativamente nueva en Bolivia. La primera planta de 5,2 MW entró en operaciones en la ciudad de Cobija el año 2015. Hasta septiembre de 2019, Bolivia cuenta con cinco plantas de energía solar: tres conectadas al Sistema Interconectado Nacional (SIN) y dos como parte de los Sistemas Aislados (SA). Actualmente la potencia instalada de estas cinco plantas suma 120,6 MW.

energia solar graf-08Haga click a la imagen para verla en pantalla completa

Los sistemas aislados fotovoltaicos

Los sistemas aislados fotovoltaicos son Cobija (5,2 MW) y El Sena (0,4 MW). Ambos se encuentran en el departamento de Pando y su principal función es reducir el consumo y la importación de diésel para la generación de electricidad en estas localidades. Según la Memoria del año 2018 de ENDE Guaracachi, la planta fotovoltaica de Cobija reduce el consumo anual de diésel en 1,43 millones de litros y la planta de El Sena en 156.000 litros. El año 2018 la planta de Cobija habría generado 5.319,88 MWh y la de El Sena 95,87 MWh en sus tres primeros meses de operaciones.

La inversión de la planta solar de Cobija fue de 11 millones de dólares, lo que significa un costo por MW de potencia instalada de 2,11 millones de dólares. La planta de El Sena representó una inversión de 1,25 millones de dólares que representa un costo por MW de 3,12 millones de dólares. Ambos proyectos fueron financiados por la Cooperación Danesa – Danida y recursos propios de Bolivia. Los ejecutores de estos proyectos fueron las empresas SIE–Soventix e Isotron, respectivamente.

Plantas fotovoltaicas integradas al SIN

Los sistemas fotovoltaicos conectados al Sistema Interconectado Nacional (SIN) son Yunchará (5 MW), Uyuni (60 MW) y Oruro (50 MW), haciendo un total de 115 MW. El primero se encuentra en la localidad de Uyuni en el departamento de Potosí, el segundo en el municipio de Yunchará en Tarija y el tercero en el municipio de Caracollo en Oruro.

La planta solar de Yunchará se inauguró en abril de 2018, en septiembre de ese mismo año empezó a funcionar la de Uyuni, y un año más tarde –en septiembre de 2019- se inauguró la planta solar de Oruro Fase I. Según el Comité Nacional de Despacho de Carga (CNDC), se estima que la planta de Uyuni con sus 60 MW de potencia instalada generará al año 140 GWh y la de Yunchará con 5 MW de potencia instalada producirá 10 GWh anuales. No existen datos aún sobre Oruro Fase I. Con estas cifras el factor de planta de Uyuni es 26% y el de Yunchará 22%[1].

La planta de Uyuni ha requerido una inversión de 73,61 millones de dólares. Esto representa un costo de inversión por MW de potencia instalada de 1,22 millones de dólares. La inversión de la planta de Yunchará ha alcanzado los 11,4 millones de dólares, lo que significa una inversión de 2,28 millones de dólares por MW de potencia instalada. La inversión de la Fase I de la planta de Oruro es de 54 millones de dólares. Estas plantas se han financiado con recursos del Banco Central de Bolivia (BCB) y fondos de la cooperación internacional.

energia solar graf-02Haga click a la imagen para verla en pantalla completa

Plantas solares en construcción

La Fase II de la planta de Oruro se encuentra en etapa de construcción y entrará en funcionamiento probablemente a fines del 2020. La Fase II tendrá una potencia instalada de 50 MW que se adicionaría a los 115 MW de energía solar que ya están conectados al SIN. El contrato de construcción para Fase II se firmó en febrero de 2019 con una inversión de 54,7 millones de dólares. El costo por MW de potencia instalado sería de 1,09 millones de dólares. El proyecto está financiado por la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y recursos propios.

energia solar graf-03

Plantas solares en estudio

En estudio están dos plantas solares híbridas (diésel – energía solar) en el departamento de Beni que formarán parte de los Sistemas Aislados (SA). Una es la de Riberalta (5,8 MW) y la otra es la de Guayaramerín (2,5 MW). En 2015, ENDE Guarachachi licitó la consultoría para los Estudios Integral Técnico Económico Social y Ambiental (TESA) para –entre otras cosas- “identificar la mejor zona en las proximidades del municipio de Riberalta y/o de Guayaramerín, para la implementación de uno o dos parques solares”[2].

energia solar graf-04Análisis del sector

Para el 2020 la potencia instalada fotovoltaica en el SIN y los SA alcanzará los 170,6 MW con la entrada en funcionamiento de la planta de Oruro Fase II. Es decir que en un período de 6 años la energía fotovoltaica pasará de 5,6 MW a 170,6 MW. Sin embargo para los años posteriores no se vislumbra la misma tasa de crecimiento ya que los proyectos en estudio son relativamente pequeños y no conectados al SIN.

En términos porcentuales las plantas fotovoltaicas integradas al SIN representaron el 2,7% de la potencia total instalada en el SIN hasta fines del 2018 (65 MW sobre un total de 2.382 MW). El año 2019 llegarán a representar aproximadamente un 3,5 % de la potencia del SIN. A nivel de los Sistemas Aislados las plantas fotovoltaicas representaron un 3% de la potencia instalada de este sector el año 2018.

El costo de inversión por megawatt de potencia varía sustantivamente según el tamaño de la planta fotovoltaica (1,22 MM USD/MWh en Uyuni versus 2,18 MM USD/MWh en Yunchará). Comparando plantas de aproximadamente el mismo tamaño, existe una tendencia a la disminución del costo de inversión por MW de potencia instalada, de 1,22 millones de dólares en Uyuni a 1,08 millones de dólares en la Fase I de Oruro.

Los sistemas conectados al SIN no cuentan con sistemas de almacenamiento de energía en baterías lo que provoca fluctuaciones según el estado del clima y se traduce en un factor de planta de un cuarto a un quinto de su potencia instalada.

El crecimiento de la energía solar en Bolivia es notable en los últimos años pero no representa el principal destino de las inversiones en generación eléctrica. No existen planes concretos que aseguren que la energía solar supere el 5% de la potencia total instalada en los próximos años. Es más, una vez que se efectivizen algunas de las inversiones programadas en hidroeléctricas, su participación porcentual tenderá a descender. Así mismo es de destacar que los emprendimientos fotovoltaicos son esencialmente estatales y no existe hasta la fecha una modificación de la normativa para permitir y promover que los consumidores se transformen en productores de energía solar. En síntesis, la energía solar crece en Bolivia pero sigue siendo marginal en la transición energética que requiere el país.


[1] El factor de planta de una central eléctrica es el cociente entre la energía real generada por una central eléctrica y la energía generada si hubiera trabajado al 100% de su capacidad durante ese período.

[2] https://guaracachi.com.bo/images/contrataciones/internacionales/servicios/solar_riberalta/DBC_SOLAR_RIBERGUAYAR_FINAL_17-04-15.pdf

TUNUPA 109: La Naturaleza en la Agenda de los Partidos

tunupa 109_web

Invitamos a leer el TUNUPA Nº108 que realiza un análisis comparativo de 16 temas vinculados a la naturaleza, consignados en los programas de gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS), Comunidad Ciudadana (CC) y la alianza Bolivia dice No (BdN), partidos que tienen una intención de voto superior al 5%, según las últimas encuestas nacionales.

FORMATO PDF

Índice:

La deforestación desnuda a los partidos

Pablo Solón

El infierno que ha desatado la ampliación de la frontera agrícola ha dejado descolocados a los partidos políticos. Todos han tenido que alterar su rutina electoral. El presidente vestido de bombero azul ha ido a sacarse unas fotos. Otros candidatos han hecho lo mismo sin usar mameluco. Todos guardan silencio sobre lo que dijeron y no dijeron en sus programas de gobierno en relación a los bosques, la deforestación y las áreas protegidas.

El MAS, Comunidad Ciudadana (CC) y Bolivia dijo No (BdN) no hacen ninguna mención a los bosques como sujetos de derechos en un país que ha reconocido los derechos de la Madre Tierra. Ninguno hace una sola propuesta para hacer que los derechos de la naturaleza se hagan realidad en Bolivia. Todos hablan de una gestión integral y sustentable de bosques pero en la mayoría de los casos enfatizan el aprovechamiento de la madera o son muy generales en sus propuestas. BdN plantea volver al régimen de concesiones forestales a largo plazo para la exportación, y CC propone un “sistema de concesiones mejorado” y “plantaciones forestales industriales”.

Los programas de los partidos le dedican poca atención a la deforestación y prefieren no hablar de los factores estructurales que desencadenan los incendios. Todos obvian mencionar la ampliación de la frontera agrícola para los biocombustibles y la exportación de carne a la China.

El MAS sólo habla de reducir la deforestación ilegal a través de “sistemas de monitoreo y medidas de control” que han fracasado estrepitosamente este año. El MAS viene legalizando la deforestación ilegal que de conjunto se ha cuadruplicado en relación al 2012. CC plantea “suspender todos los incentivos legales y financieros a la deforestación” pero no aclara cuales son estos y no se atreve a cuestionar el modelo agro-extractivista del oriente. El programa de BdN no dice nada sobre la deforestación.

Los programas de estos partidos dicen muy poco de las áreas protegidas donde según los satélites de la NASA se están produciendo casi un tercio de los incendios de Bolivia. CC dice que “la exploración de hidrocarburos y de minerales no se realizará en áreas protegidas” pero calla frente a la deforestación en áreas protegidas. BdN propone “aprovechar” las áreas protegidas y quiere impulsar un “Plan de Amazonía Exportadora” sin parpadear sobre sus graves impactos ambientales. El programa de gobierno del MAS simplemente no menciona a las áreas protegidas.

Publicado originalmente en Los Tiempos 1/9/19 https://www.lostiempos.com/actualidad/pais/20190901/madre-tierra-importa-mucho-poco-partidos-politicos

0% de regalías para el hidróxido de litio

Por Guillermo Villalobos

El pasado viernes 14 de julio, el Comité Cívico Potosinista (COMCIPO) llevó a cabo un paro cívico en demanda de mayores regalías mineras para el departamento de Potosí por el concepto de explotación de litio en el Salar de Uyuni[1]. Esta demanda surge debido a que la Ley N° 535 de Minería y Metalurgia en su artículo 227 fija un alícuota de 3% para los recursos evaporíticos, esto es: carbonato de litio, cloruro de potasio, cloruro de sodio, y otros subproductos y derivados. Continúa leyendo 0% de regalías para el hidróxido de litio

TUNUPA 108: Litio Boliviano, ¿industrialización o extractivismo?

tapa tunupa 108 final

Invitamos a leer el TUNUPA Nº108 que realiza un análisis de la asociación estratégica boliviana-alemana en el tema del litio. Formato PDF

Índice:

¿Quién controlará la empresa mixta del litio?

Por Guillermo Villalobos

La empresa mixta de litio tendrá una repartición accionaria del 51% para la estatal YLB (socia mayoritaria) y 49% para ACISA (socia minoritaria). Normalmente el socio mayoritario controla la empresa en su conjunto y, cuando existen diferencias, toma la decisión final. Esta regla no se aplica a la empresa mixta YLB-ACISA, puesto que el socio mayoritario no tendrá la palabra final y siempre deberá buscar el apoyo de parte de los socios minoritarios. Continúa leyendo ¿Quién controlará la empresa mixta del litio?

¿ACISA líder en tecnología del litio?

Por Guillermo Villalobos

Según el gerente ejecutivo de YLB Juan Carlos Montenegro: “Hemos [YLB] optado por la alternativa de buscar un socio estratégico que tenga la tecnología adecuada para procesar salmuera residual [de la planta industrial de carbonato de litio de YLB]” (1). En otras palabras, Bolivia habría elegido a ACISA como su socia estratégica para la “industrialización del litio” por su “alta capacidad tecnológica en el rubro” (2).

Continúa leyendo ¿ACISA líder en tecnología del litio?

Alemanes tendrán monopolio de mercado europeo para litio boliviano

Por Guillermo Villalobos

El Decreto Supremo 3738 en su artículo 70 establece: “La Empresa [YLB-ACISA] tiene derechos exclusivos de venta y comercialización dentro de Europa (excluyendo la Federación Rusa), por lo que, cualquier otra empresa estatal mixta o empresa mixta en asociación con YLB deberá respetar dichos mercados, absteniéndose de realizar actividades comerciales en cuanto a los productos ofertados por la Empresa en dichos mercados.” El mismo artículo también señala: “YLB en el marco de sus atribuciones, se encuentra facultada para comercializar libremente los productos de su cadena de producción en cualquier país, con excepción de los mercados que atenderá a través de la Empresa [YLB-ACISA]”.

Continúa leyendo Alemanes tendrán monopolio de mercado europeo para litio boliviano

La “inversión alemana” se redujo a un crédito de 255 millones de dólares

Por Guillermo Villalobos

A principios de 2019 el periódico Cambio publicó una nota mencionando que ACI Systems, propuso una inversión de 1.329 millones de dólares para construir cuatro plantas: 1) hidróxido de litio, 2) hidróxido de magnesio, 3) materiales catódicos y 4) baterías (1). Esta noticia, que fue también reproducida por otros medios de comunicación, daba a entender que los alemanes iban a invertir más de 1.300 millones de dólares en la industrialización del litio. Sin embargo, según el Decreto Supremo 3738 la inversión será de sólo 300 millones de dólares para la única planta a construirse, que es la de hidróxido de litio. La cifra de 1.329 millones de dólares -que habría propuesto ACI Systems- se ha reducido a menos de la cuarta parte.

Continúa leyendo La “inversión alemana” se redujo a un crédito de 255 millones de dólares

Bolivia otorga por 70 años recurso estratégico del litio a alemanes

Por Guillermo Villalobos

Según el artículo 5 del Decreto Supremo 3738, la empresa mixta YLB-ACISA tendrá un “plazo de duración de 70 años, computables a partir de la fecha de inscripción en el Registro de Comercio de Bolivia”. Gracias a este contrato, la empresa alemana tendrá acceso durante 70 años a un total de, como mínimo, 126 millones de toneladas de salmuera residual, equivalente a 1,8 millones de toneladas al año.

Continúa leyendo Bolivia otorga por 70 años recurso estratégico del litio a alemanes

El futuro incierto de las baterías de litio “Made in Bolivia”

Por Guillermo Villalobos

El 2018, YLB anunció que se había seleccionado a la empresa alemana ACI System para conformar una empresa mixta que invertiría 1.300 millones de dólares y produciría baterías de litio “made in Bolivia”(1).

Continúa leyendo El futuro incierto de las baterías de litio “Made in Bolivia”

Exportador de materias primas procesadas

Por Guillermo Villalobos

Bolivia tendrá dos plantas que producirán litio a partir de las salmueras del salar de Uyuni. La primera producirá 15.000 toneladas de Carbonato de Litio (Li2CO3) a partir de la salmuera del salar y la segunda producirá 30.000 toneladas de Hidróxido de Litio (LiOH) de las salmueras residuales de la primera planta de carbonato de litio. El carbonato de litio y el hidróxido de litio se utilizan para la producción de baterías de litio, sin embargo, el hidróxido de litio es más cotizado porque es más eficiente para la producción de baterías de litio (1). A nivel mundial el hidróxido de litio se cotiza entre 15 a 17 mil USD/tonelada y el carbonato de litio entre 12 a 14 mil USD/tonelada.

Continúa leyendo Exportador de materias primas procesadas

Separar la paja del litio

Por Guillermo Villalobos

La industrialización del litio en Bolivia se ha vuelto un verdadero rompecabezas en el que es difícil separar la paja del trigo, es decir, separar la realidad de los discursos del gobierno. Si nos basáramos en las declaraciones de las autoridades -sólo tomando en cuenta los últimos doce meses-, Bolivia estaría a punto de convertirse en la meca de la industrialización del litio en el mundo, esto significaría ser el centro de mayor importancia mundial para este metal al cual muchos consideran el nuevo oro blanco. Ojalá fuera así, pero realmente ¿cuál es la verdad?

Continúa leyendo Separar la paja del litio

Video: Amenazas y alternativas para nuestros bosques

Los bosques amazónicos se enfrentan a grandes intereses extractivos: carreteras, megahidroeléctricas, monocultivos, ganadería, colonización o concesiones forestales, entre otros, que en los siguientes años podrían ampliar la expansión de deforestación que actualmente bordea las 300 mil hectáreas. Lo que necesitamos es una ley forestal que proteja efectivamente los derechos de los bosques y que no se limite a dar concesiones para explotar su madera. Continúa leyendo Video: Amenazas y alternativas para nuestros bosques

Impactos sociales del Chepete, El Bala, Rositas y Cachuela Esperanza

Comunidades desplazadas

De manera preliminar, las megahidroeléctricas El Bala, Chepete y Rositas pueden llegar a desplazar entre 7.000 y 8.000 personas. En el caso de El Bala y el Chepete hay un cálculo en las fichas ambientales y sus anexos de cuántas personas estarían dentro de los embalses (3.214) y cuántas en las áreas colindantes (1.950). En el caso de Rositas sólo se menciona que 23 comunidades serían afectadas sin cuantificarse la cantidad de personas que deberían ser relocalizadas. Según las propias comunidades, aproximadamente 500 familias serían afectadas. Continúa leyendo Impactos sociales del Chepete, El Bala, Rositas y Cachuela Esperanza

TUNUPA 106: Inconsecuencia Climática

Invitamos a leer el TUNUPA 106: Inconsecuencia Climática que contiene un análisis de la contribución nacionalmente determinada presentada por el gobierno de Bolivia en el marco del Acuerdo de Paris. Formato PDF.

Introducción

184 países de un total de 196 miembros de la Convención Marco de la Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) han ratificado el Acuerdo de París y 181 miembros/países de este acuerdo presentaron su CND hasta diciembre del 2018.

¿En qué consiste la CND de Bolivia? ¿Es una CND coherente y consistente con la lucha contra el cambio climático? ¿Cuáles son sus metas a nivel de bosques y energía para reducir las emisiones de GEI del país? ¿Qué medidas y acciones contempla? ¿Cómo se está avanzando o no en su implementación?

Estas y muchas otras cuestiones más serán abordadas en este informe especial que analiza la CND de Bolivia y sobre todo su implementación durante los últimos tres años que representan un 20% del período 2016-2030.

Índice

  1. Características de las CND
  2. La CND de Bolivia
  3. Electricidad
  4. Bosques
    Conclusiones
    Infográfica: Medio grado hace una gran diferencia

 

Video: Inconsecuencia Climática

Este programa está dedicado a analizar la Contribución Nacionalmente Determinada de Bolivia presentada ante la Convención Marco de las Naciones Unidades sobre el Cambio Climático. El video devela las siguientes verdades ocultas. Continúa leyendo Video: Inconsecuencia Climática

Superficie equivalente a dos TIPNIS será deforestada hasta 2030

El gobierno de Bolivia presentó en 2015 su Contribución Prevista Nacionalmente Determinada ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC). Según este compromiso Bolivia deforestará 3 millones de hectáreas hasta el 2030. Esta superficie es equivalente a dos veces el área del TIPNIS que alcanza a 1,3 millones de hectáreas. Para compensar esta increíble deforestación el gobierno dice que en Bolivia se reforestarán 4,5 millones de hectáreas hasta el 2030. Sin embargo, la realidad es que la deforestación avanza a paso acelerado mientras la reforestación se mueve a paso de tortuga.

En el primer programa de Verdades Ocultas: La hora de la Naturaleza, que se transmite por Erbol todos los viernes a las 13:00 horas, Arturo Revollo, Marielle Cauthin y Pablo Solón explicaron que entre el 2015 y el 2018 se reforestaron con plantines menos de 50.000 hectáreas mientras en ese mismo período se deforestaron más de 700.000 hectáreas de bosque lleno de vida y biodiversidad.

Según Marielle Cauthin el costo de reforestar una hectárea con plantines que tardarán 20 o 40 años en convertirse en árboles es de 1.000 dólares, una cifra superior a la plantación de una hectárea de soya o una hectárea de azúcar. Arturo Revollo remarcó que es antieconómico deforestar para reforestar. “Es como demoler una casa hermosa para luego ir al banco a endeudarse para construir una casa mucho mas modesta que tardará 20 o 40 años en estar acabada. Nadie en su sano juicio haría eso”. Pablo Solón complementó que efectivamente el plan de deforestar para reforestar “es una locura que nunca se cumpliría porque para reforestar los 4,5 millones de hectáreas se requieren como mínimo, sólo en plantines, 4.500 millones de dólares, es decir la mitad de nuestra actual deuda externa”.

Otra verdad oculta que se transparentó en el programa es que en el Plan Nacional de Forestación y Reforestación aprobado por DS 2912 el gobierno nacional se asignó una cuota directa de sólo el 0,6% de la reforestación, mientras las comunidades indígenas y campesinas deberían reforestar el 42,6% de las 4,5 millones de hectáreas que supuestamente deberían reforestarse hasta el 2030.

Según Marielle Cautin “la reforestación con plantines en los últimos 3 años no ha alcanzado ni siquiera las 50.000 hectáreas, y varios de esos plantines seguramente ya han muerto”. Pablo Solón dijo que en cambio “la deforestación pasó de 128.043 ha. en 2012 a 295.777 ha. en el 2016, cifra que muestra que la deforestación se ha duplicado. Al ritmo actual, la deforestación superará las 3 millones de hectáreas, una cantidad equivalente a más de dos veces la superficie del TIPNIS que es de 1,37 millones de hectáreas”.

Arturo Revollo remarcó que “esta situación es en extremo preocupante porque la deforestación está agravando desastres naturales que sufrimos en Bolivia y el mundo. Según la ABC el derrumbe en la carretera a Caranavi fue producto de la deforestación que ocurrió en la parte superior del camino, igualmente hay estudios que muestran que la deforestación agrava las inundaciones en otras poblaciones del oriente”. Solón enfatizó que “el gobierno alienta la deforestación que contribuye a los desastres naturales. Nos estamos haciendo el haraquiri”.

La deforestación además contribuye al cambio climático que exacerba los desastres naturales. En Bolivia un 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero son producto de la deforestación para la agricultura y la ganadería.

Las actuales políticas del gobierno van a incrementar aun más la deforestación, concluyeron los participantes del programa Verdades Ocultas, y citaron como ejemplos: la ampliación del área de desmonte de 5 a 20 ha. para propiedades pequeñas y comunitarias establecido en la Ley 741 del año 2015, la Agenta Patriótica 2025 que fija como meta triplicar la población de ganado que es hoy el principal factor de deforestación, los planes de exportación de carne a China, Rusia y Vietnam, y el plan de duplicar las 150.000 ha. de plantaciones de caña de azúcar para satisfacer la demanda de Etanol”.

El programa Verdades Ocultas es una producción de la Fundación Solón, el ISEAT, la Fundación Jubileo y Eco Tambo miembros del Grupo de Trabajo de Cambio Climático y Justicia. El informe en el que se basó el programa tiene el título de “Inconsecuencia Climática” y se encuentra en este link.