La inversión de Rositas y la pelota de mi amigo

Por: Pablo Solón

Cuando era niño, cada vez que queríamos jugar algo distinto con la pelota de mi amigo, él decía: “si no juegan lo que quiero me voy con mi pelota”. Evo Morales me hizo recuerdo a este amigo cuando advirtió con trasladar las inversiones de las hidroeléctricas a otros departamentos, si continúan los reclamos de “unos pocos”.

La diferencia entre mi amigo de siete años y el Presidente es que la pelota era suya, mientras las inversiones de las que habla el primer mandatario son dinero por el cual todos los bolivianos tendremos que responder.

¿Toda inversión es buena?

Las inversiones en sí mismas no son buenas ni malas. Si invierto 40.000 dólares en un auto que vale 25.000 dólares es una mala inversión, o si invierto esa misma cantidad de dinero en un negocio que sólo genera una utilidad de 100 dólares al mes es también una pésima inversión. En el caso de una hidroeléctrica la situación es aún más complicada, ya que no sólo tengo que fijarme en lo apropiado de la inversión y su rentabilidad sino en lo que voy a destruir para realizarla.

Una megahidroeléctrica como la de Rositas inundará 450 km2, una superficie equivalente a 45 mil canchas de fútbol o casi una vez y medida la superficie de la ciudad de Santa Cruz (325 km2). Esto significa que debo tomar en cuenta el tipo de tierras que serán inundadas, las personas que serán desplazadas, los bosques, los animales y las plantas que se perderán, los riesgos que puede traer construir una infraestructura de esa magnitud… En síntesis, una megahidroeléctrica no es cualquier inversión.

Una inversión en una megahidroeléctrica debe hacerse con la mayor responsabilidad, transparencia, análisis de costo beneficios y siguiendo todos los requisitos establecidos por ley para este tipo de obras: Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental, consulta para el consentimiento libre previo e informado a los pueblos indígenas a ser afectados, estudio de mercado y rentabilidad, etc.

¿A cuánto asciende la inversión del proyecto multipropósito Rositas?

Uno de los problemas del proyecto multipropósito Rositas es que el monto de la inversión no está claro. Sin embargo, ya se han suscrito contratos para su construcción con un consorcio liderado por empresas chinas.

Cuando el 15 de septiembre de 2016 se suscribió el contrato con la Asociación Accidental Rositas (AAR) las autoridades afirmaron que el costo sería de 1.000 millones de dólares, sin embargo el Informe Final de fecha 7 de noviembre del 2016 del Estudio de Factibilidad del Proyecto Hidroeléctrico Rositas -elaborado por la empresa EPTISA- señala que el costo sólo de las obras del componente hidroeléctrico sería de 1.229 millones de dólares.

Resumen de presupuesto

Código Resumen Presupuesto
01. Presa 817.525.825,28
02. Central Hidroeléctrica y Subestación 263.327.725,29
03. Circuito Hidráulico 118.891.318,43
04. Caminos de acceso 26.485.549,66
05. Edificios Auxiliares 2.940.600,00
TOTAL 1.229.171.021,66

Fuente: 7.3.2. Informe final de la revisión y actualización del estudio de factibilidad del proyecto hidroeléctrico Rositas y estudios complementarios existentes y plazo de entrega. Volumen I de III: Resumen Ejecutivo. Versión v.02 (7 de noviembre de 2016)

Como se puede apreciar este presupuesto de 1.229 millones de dólares no incluye los costos de compensaciones ambientales, ni un presupuesto para el pago de indemnizaciones a las familias que serán afectadas y relocalizadas, ni el costo de las líneas de transmisión de la electricidad.

En otras palabras, no sabemos cuál será la inversión total del componente hidroeléctrico Rositas, y menos aún la inversión de los otros componentes de riego y agua potable del proyecto multipropósito Rositas.

A todo esto hay que añadir que un estudio de 2013 de la Universidad de Oxford sobre megarepresas construidas en las últimas décadas en todo el mundo, concluye que los costos de estas normalmente se duplican con relación a sus presupuestos iniciales.

¿Quién responderá por esta inversión?

Las autoridades de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) anuncian que la inversión en el componente hidroeléctrico Rositas ascenderá ahora a 1.300 millones de dólares y que el 85% de esta inversión, equivalente a 1.000 millones de dólares, vendrá de un crédito chino, mientras los restantes 300 millones de dólares serán cubiertos con recursos del Estado. En otras palabras, este es dinero de todos los bolivianos y no de alguna autoridad o sólo de un departamento. Si la inversión es un mal negocio todos los bolivianos tendremos que responder por esta inversión.

¿Cuál la magnitud de esta inversión?

1.300 millones de dólares no es poca cosa. Será una de las inversiones más grandes en la historia de Bolivia. El crédito de 1.000 millones de dólares será el más grande suscrito hasta la fecha con la China. Hasta noviembre de 2017 el saldo de la deuda externa con China era de 608 millones de dólares y la deuda externa ya contratada con China aún no desembolsada era de 1.007 millones de dólares haciendo un total de 1.615 millones de dólares. Un incremento de 1.000 millones de dólares en la deuda con China significa aumentar en un 62% la deuda contratada con este país a noviembre del año pasado. Es necesario aclarar que el crédito chino para Rositas hasta fines del año pasado no figuraba como deuda externa contratada en los informes del Banco Central de Bolivia (BCB).

Con relación al total de la deuda externa de Bolivia, el crédito chino para Rositas representará el 11% del saldo total de la deuda externa de Bolivia con todos los países y organismos multilaterales. Cada uno de los 11 millones de bolivianos debe hoy 828 dólares por concepto de deuda externa. El crédito chino para Rositas elevará esa cifra a 925 dólares por cabeza.

¿Será rentable el componente hidroeléctrico Rositas?

Para saber si es rentable necesitamos conocer ¿cuál es el costo de generación eléctrica del componente hidroeléctrico del proyecto Rositas? ¿a qué precio venderá su energía? y ¿quién está dispuesto a comprar dicha electricidad a ese precio?

Como referencia, en el caso de las hidroeléctricas Chepete y El Bala, el costo de energía según Geodata es de 55 US$ por MWh y 81 US$ por MWh respectivamente. Es decir que si se vende la electricidad por debajo de estos precios se genera una pérdida. Por eso Geodata en su informe recomienda postergar la hidroeléctrica El Bala hasta que la situación del mercado mejore, y de conjunto señala que para ser rentables, el precio promedio de venta debe ser de 70 US$ por MWh para los próximos 50 años. Este precio de 70 US$ por MWh, hoy por hoy, es sólo una aspiración de deseos ya que el precio promedio al que Brasil compra energía de hidroeléctricas es de 52 $US por MWh.

Según EPTISA, Rositas generaría al año 2.917 GWh y el destino de esta energía sería para el mercado nacional. De ser así, Rositas producirá más del 30% del consumo de electricidad en la actualidad en toda Bolivia.

El año 2016 el precio promedio pagado por distribuidores de electricidad en el Mercado Eléctrico Mayorista de Bolivia incluyendo IVA fue de 39 US$ por MWh. ¿Cuál será el costo energía de Rositas? ¿Estará por debajo del precio promedio que pagan las distribuidoras?

En el caso del Chepete y El Bala es necesario recordar que según Geodata estas hidroeléctricas no son rentables con los precios del mercado boliviano. En los Estudios de Evaluación Socioeconómica Financiera de estas hidroeléctricas, Geodata cita el informe de la Organización Latinoamericana de Energía de 2013 que textualmente señala que “para incentivar la inversión en plantas hidroeléctricas, será necesario des-regular el precio del gas natural” en Bolivia, en otras palabras, subir la tarifa que paga el consumidor en el país.

Una inversión de más de 1.300 millones de dólares no es una pelota de fútbol que me la puedo llevar si no juegan lo que quiero. Lo que corresponden no son amenazas sino información y discusión objetiva y serena, porque quienes responderán en última instancia por esos 1.300 millones de dólares o más seremos todos los bolivianos y bolivianas.