Derechos humanos Política y partidos

A 50 años del golpe de Banzer

por Pablo Solón, basado en el libro El Jó en la Piedra

Bolivia vivía entre golpes. Una suerte de tableteo de la realidad que supera los latidos del corazón y no deja respirar. Golpes y más golpes. Miranda le dio un golpe a Ovando. Torres le dio un golpe a Miranda. En el medio un triunvirato de las Fuerzas Armadas se proclamó gobierno. Seis presidentes en menos de 24 horas. Al final Torres resultó ganador el 7 de octubre de 1970 gracias al apoyo de la Central Obrera Boliviana y del Comando Político del Pueblo que estaba conformado por la COB y partidos de izquierda. Torres juró desde el balcón del Palacio de Gobierno ante una multitud de trabajadores que se congregó en la plaza Murillo.

El pueblo se ha impuesto sobre sus verdugos… para que nunca más ocurra la traición… propiciamos la alianza de las Fuerzas Armadas con el Pueblo, constituiremos la nacionalización sobre cuatro pilares: los trabajadores, los universitarios, los campesinos y los militares…
Juan José Torres

Presionado por el ascenso popular, Torres nacionalizó mina Matilde, recuperó las colas y desmontes de mina Catavi, devolvió a los mineros los descuentos salariales que les hizo Barrientos y expulsó de Bolivia al Cuerpo de Paz de Estados Unidos. La respuesta del norte fue el bloqueo económico.

Torres resultaba defendido por los trabajadores y los sectores populares cada vez que estaba en riesgo de ser derrocado por sus camaradas, pero también sus camaradas lo defendían cada vez que aparecía un riesgo de ser sobrepasado por las masas en proceso de crecimiento político. Esta forma de equilibrio inestable, esta situación precaria, no podía durar mucho tiempo.
Marcelo Quiroga Santa Cruz

El primer intento de golpe de Banzer fue a mediados de diciembre de 1970. El Plan era detener a Torres durante la clausura del año académico en el Colegio Militar de Irpavi. Torres faltó a la cita y el plan se frustró. Luego vino la asonada golpista del 10 de enero de 1971.  Para esa entonces se empezó a construir una alianza entre militares golpistas, algunos empresarios y funcionarios de gobiernos de países vecinos y la Falange Socialista Boliviana (FSB), partido de extrema derecha.

Las reuniones se hacían cada vez más serias y un día en presencia de los agregados militares [sic] se fijó la fecha, 10 de enero en la noche. El partido [FSB] puso en marcha todo su esquema revolucionario… En una de las últimas reuniones Banzer pidió postergación de la fecha pues no había entregado el Colegio Militar y le faltaban por inventariar algunos útiles, no se aceptó, pero el agregado militar brasileño dijo: “Creo que habría que pensar en cambiar de jefe ese está más preocupado en las ollas y sartenes que en la suerte de su país, es un cobarde.” Este comentario con su adjetivo calificativo se lo hicieron conocer a Banzer.
Llego el 10 de enero y a la hora en que se tenía marcado el encuentro con los dirigentes de FSB llegó Banzer en un carro y dijo hay que suspender todo y cuando Granizo Ponce pidió explicaciones él le dijo no hay tiempo, yo me voy y se marchó y se asiló en la Embajada Argentina…
Carlos Valverde Barbery

Veinte mil trabajadores y mineros armados de dinamita ocuparon la plaza Murillo en respuesta a la intentona golpista del 10 de enero de 1971. Torres dio de baja del ejército a Banzer, pero no lo detuvo. Banzer se exilió a la Argentina.

El Comando Político del Pueblo dio nacimiento el 1 de mayo a la Asamblea Popular conformada por representantes de los sindicatos de la COB, partidos de izquierda y algunas organizaciones del campo que empezaban a romper con el Pacto Militar-Campesino. Era una suerte de soviet, de consejo obrero popular que empezó a sesionar en el Palacio Legislativo. La primera resolución de la Asamblea Popular fue declarar que ante cualquier intentona golpista declararía la huelga general y asumiría la dirección política y militar.

El general Torres expresaba los intereses de un sector minoritario  de las Fuerzas Armadas… que contradecía los intereses predominantes  en su propia institución… Torres expresaba, en parte, las aspiraciones de las masas, los intereses obreros y populares, pero el contenido de clase  del  estado  y la institución  en que se basaba el gobierno,… impedían que  esta expresión avanzara, madurara y encontrara un punto de manifestación  que de plenitud a las aspiraciones más profundas de las masas.
Marcelo Quiroga Santa Cruz

El anunciado golpe empezó el 19 de agosto en Santa Cruz. El coronel Banzer que retornó clandestinamente fue detenido un día antes y trasladado a La Paz. El gobierno de Torres ordenó la detención de una treintena de conspiradores en Santa Cruz. Los golpistas salieron a protestar a las calles e intentaron apoderarse del local policial, destruyeron Radio Piraí y trataron de tomar la Universidad. Los universitarios los repelieron. Entonces Andrés Selich Chop a la cabeza de los Rangers asaltó la universidad y consolidó el golpe en esa ciudad. Al día siguiente, en medio de un desfile de celebración del golpe estalló una bomba. “No quiero presos ni heridos, hay que cazarlos”, ordenó Selich. Fueron masacradas 24 personas que estaban detenidas en la universidad.

El 19 de agosto del año 1971, tenía clases en la Universidad… y resulta que vinieron los acontecimientos… quiero decir que en mi presencia mataron al Lic. Oscar Paz y lo hirieron al Lic. Humberto Mur Gutiérrez, y posteriormente recibimos la baleadura de abajo donde me hicieron dos heridas, una en la pierna derecho y el otro tiro en el glúteo izquierdo, luego apagan las luces, nos seleccionan a los heridos, nos llevan al Hospital San Juan de Dios…
Jorge Rodríguez Rueda

El 21 de agosto, la COB y la Asamblea Popular llamaron a una concentración general en el estadio de Miraflores [de la ciudad de La Paz] para el medio día, desde donde asaltaron la Intendencia del Ejercito. Consiguieron 1400 armas, en su mayoría mausers vetustos.
El Presidente [Torres] había amanecido con una noticia: todos los regimientos que le habían prometido lealtad el 20 en la noche se habían pasado al golpe.
Martín Sivak, El Dictador Elegido

Torres escogió al ejército y no al pueblo, pero el ejército no lo eligió a él.
Jorge Gallardo, Ministro de Gobierno de Torres

Mineros y universitarios tomaron el cerro Laikakota que está en el centro de la ciudad de La Paz hasta que a las tres y media de la tarde el Grupo Aéreo de la Base Militar de El Alto se dio la vuelta y se sumó a los golpistas. En la Noche los tanques del regimiento Tarapacá tomaron la Plaza Murillo. Alrededor de cien personas murieron esos días y hubieron más de 560 heridos. Banzer asumió la Presidencia el 22 de agosto con el apoyo del MNR y la FSB, y arremetió a bala contra los estudiantes que todavía resistían en la Universidad.

El golpe del 21 de agosto de 1971, se produce no para derrocar al general Torres como finalidad en sí misma, si no como un medio para detener un proceso  esencial de las masas, como un medio para liquidar  un proceso revolucionario, para involucionar políticamente  al país y para consolidar un régimen  de gobierno que asuma  la defensa de los intereses de la oligarquía y del imperialismo  norteamericano.
…asumíamos, es verdad, la defensa  del gobierno del general Torres en ese momento, pero tampoco, digámoslo con toda honradez , como una finalidad en sí misma, porque de no haber triunfado el golpe del 21 de agosto  de 1971, de haber triunfado las masas, de haber triunfado los obreros, la juventud intelectual avanzada, las capas medias de nuestra población, no habría sido para detenernos en el grado al que llegó el avance popular con manifestaciones gubernamentales de carácter militar y limitado. Habría sido para dar un gran salto cualitativo y avanzar en el proceso revolucionario.
Marcelo Quiroga Santa Cruz

Hace 30 años, América Latina vivía una guerra irregular unas veces con incursiones armadas a poblaciones civiles, otras veces con asaltos, persecuciones, secuestros, y depreciaciones de todo género a personas, instituciones y propiedades. Fue un enfrentamiento que nos obligó a elegir entre las libertades alcanzadas, los valores existentes o, en nombre de una “liberación” extremista, sumarse a la violencia antinacional y anárquica.
Tome una patriótica decisión para evitar que en el país se produjeran posteriormente un enfrentamiento armado mucho mayor, que nos hubiera llevado a una guerra civil del tipo que hemos presenciado en países próximos, donde el precio de vidas fue dolorosamente elevado y sangriento… Todos tuvimos que pagar el lamentable costo para evitar algo peor… La violencia ha costado más de 100 mil muertos en el Perú, casi medio millón de victimas en el área centroamericana y, en Colombia, la narco guerrilla aun financia un ejército irregular de 40 mil hombres. Pero con la alianza política de 1971, nada de eso sucedió y vivimos en paz pese a la miseria que nos rodea.
Hugo Banzer Suarez

…antes que el 21 de agosto de 1971, está el golpe militar de 1964 en el Brasil y después… están los golpes militares encabezados en chile por Pinochet, en 1973 y en el mismo año en el Uruguay para detener el avance de las fuerzas populares y democráticas, unidas en el frente amplio en ese país. Y desde luego, en 1976 en la Argentina… Se trata un proceso de militarización del poder político en América Latina. Un proceso de militarización que es alentado por las propias clases dominantes.
Marcelo Quiroga Santa Cruz

Entre octubre de 1971 y diciembre de 1977 hubieron alrededor de 14.750 detenidos y 19.140 exiliados políticos…
Asociación de Periodistas

Podemos pensar que el expresidente Banzer y sus exministros, persiguieron, exiliaron, encarcelaron, torturaron o asesinaron como manifestación patológica de sicologías demenciales; no podemos aceptar, a menos que nos estemos auto engañando, la idea generalizada de que el represor es represor por cruel y el que lo colabora, además, es cínico y ríe ante el martirio…
Cuando se persigue, cuando se asesina se lo hace obedeciendo a una necesidad inherente de un sistema de poder. La represión es una necesidad de un régimen de gobierno que expresa los intereses de un sector minoritario de nuestra sociedad dependiente. Hay una sola manera de imponer autoridad como entienden por autoridad los hombres formados en el pensamiento fascista, a una mayoría explotada y hambrienta, y ese medio es la represión… ¿De qué otro modo aceptaría el trabajador que se rebaje su salario? ¿De qué otro modo el obrero toleraría que su hijo muera de hambre? ¿De qué otro modo toleraría el universitario que se bombardee su casa de estudios, que se despida a los catedráticos y en remplazo de ellos se lleve a escribidores sin autoridad moral, descalificados intelectualmente, para orientar a nuestra juventud en el ideario fascista?
Marcelo Quiroga Santa Cruz

A %d blogueros les gusta esto: